Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/72

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
72
CÁMARA DE DIPUTADOS

discusion la primera parte que trata del sueldo de los coroneles.

El señor Donoso. —Yo desearía saber si este sueldo que se asigna a los coroneles es sin distincion de armas.

El señor Secretario. —Un artículo posterior dice que gozarán del sueldo mayor de coroneles de tal i cual arma, del menor tales otros. Se dió por aprobado este sueldo i se puso en discusion el de teniente coronel.

El señor Palma. —Diré algo acerca de esta parte, i con ocasion de ella, me estenderé sobre las posteriores; porque tiene relacion con las otras.

La graduacion que se establece de los sueldos i la proporcion que hai entre el mayor i el menor, ofrecen para mí una dificultad, i es, que la diferencia del sueldo mayor i menor, respecto al que ha de darse a los de artillería, a los de caballería i a los de infantería, no establece la verdadera diferencia entre una i otra arma; para esto me suministra un ejemplo el sueldo de subteniente, pues el de infantería goza de 35 pesos i el de caballería 40; lo mismo digo del ayudante: no habria mas diferencia de una i otra arma que 5 pesos; i así, como me parece que la verdadera diferencia que hai entre una i otra arma es desproporcionada en los sueldos, así tambien creo que en las calificaciones de sueldo hai que hacer otras observaciones de que hablaré despues.

Al oficial de caballería se le da mas, por el caballo que tiene que mantener i por lo demas que necesita para el desempeño de su empleo, i cinco pesos es la única diferencia, o es que yo no lo entiendo.

No hablaré de los injenieros, porque sin embargo de que se les da mayor sueldo en tres clases, empezando por la de subteniente para arriba, se observa la misma diferencia de 5 pesos i esto no es suficiente.

Creo, pues, que se ha de bajar una o se ha de subir otra. La progresion es ésta: de 35 a 40,5; de 40 a 50,10; i así primero es de 5 i despues de 10; i mas arriba la diferencia es de 15. Me parece que era preciso aumentar a las clases inferiores i quitar una parte a las superiores; porque no hai razon para que un teniente respecto del subteniente, sólo tenga un aumento de 5 pesos i un coronel tenga un aumento muchísimo mayor.

La misma observacion hai en el sueldo menor, porque aumentándose en las clases inferiores 5 o 10 de una a otra, en las superiores hai mayor diferencia todavía: Me parece que es preciso buscar otra proporcion. Sobre todo, advertiré a la Sala que en los sueldos que se asignan a una i otra arma la diferencia no es proporcionada.

El señor Ministro de la Guerra. —Señor, hablando en jeneral, los sueldos que contiene este proyecto no se pueden llamar exhorbitantes; por el contrario, muchos de ellos son menores que los que ántes gozaban; sin embargo, para el aumento de los sueldos, se ha tenido presente, al hacer las distinciones de armas, el que no haya mucha irregularidad i desproporcion; i aunque a primera vista parece que la hai, es porque se ha creido que el aumento debe ser proporcionado a los mas o ménos gastos que tengan que hacer los individuos que lo obtienen; por ejemplo, si se estableciese el aumento de 5 pesos en el grado de coronel, no seria proporcionado, porque éste tendría que mantener dos o tres caballos, miéntras que un subalterno podría avenirse con uno.

Ahora al capitan de caballería se le señalan 56 pesos, al de artillería 66 i 48 al de infantería: esta es una desproporcion chocante; porque aunque tienen los de caballería que mantener caballo, tambien se puede decir que se ven en la misma precision los de infantería, tanto porque en campaña se les permite andar a caballo, pues así lo requiere la naturaleza del servicio, cuanto por la abundancia de caballos que hai en el pais, que con poco costo se les puede proporcionar.

Se ha querido en este proyecto agraciar el arma de infantería, cuyo sueldo es pequeño. I diré por fin, señor, que si no se ha establecido un plan mas justo de sueldo, es porque no se ha querido gravar demasiado al Erario i porque no encontrara oposicion en el Congreso, aun así, se ve que la hai. Si de este proyecto resultara un gravámen mayor que el que realmente aparece, habria mas inconvenientes en su aprobacion.

En cuanto a los subalternos, los mas tienen un aumento que aunque parezca exhorbitante, no lo es mucho; porque cabalmente esta es la clase mas mal pagada i la que merece ser mas digna de consideraciones; en fin, señor, de los oficiales de caballería a que se ha referido el señor Diputado, los que no gozan del mismo sueldo son mejorados.

El señor Palma. —Como el señor Ministro al principio de la discusion de esta lei ha dicho que su objeto era mas bien guardar una proporcion entre los sueldos que aumentarlos, me parece que es conveniente o que se dirije al mismo fin, la observacion que he hecho. No he dicho yo que aquí haya sueldos exhorbitantes, atendidas las pensiones que han de desempeñar. Tampoco me parece que haya hecho oposicion; sólo he hablado de la proporcion entre los sueldos que establece el proyecto i que me parece defectuosa. Bien es cierto que algunos oficiales mejoran, porque ganarán mas sueldo que ántes, pero lo que debe procurarse es que al mismo tiempo que se mejoran, queden dotados proporcionalmente. El menor sueldo de capitan es 50 por ser de infantería, i si es de caballería, el sueldo es de 60 pesos; aquí parece estar proporcionada la dife