Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXI (1842).djvu/115

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
111
SESION EN 17 DE AGOSTO DE 1842

Gobierno, pidiendo se le autorice para invertir setenta i tantos mil pesos en la compra de terrenos que sirvan de campo de instruccion para las tropas de la capital i una nota recomendando una mocion hecha en el año pasado sobre conceder una pension pia a la señora viuda del Rejente Tocornal. Uno i otro tuvieron la tramitacion correspondiente. Acto continuo se leyó tambien un proyecto del Ejecutivo para el establecimiento de una Academia Miliar donde se instruyan las clases i oficiales de todas armas destinados al servicio del Ejército.

El señor Benavente probó la necesidad que tiene Chile de semejante institucion, aseveró con el ejemplo de todas las secciones de la América Española, los males que se siguen ue abandonar la educacion militar, i en fin apoyó el proyecto en todas sus partes manifestando su palpable conveniencia i su estricta economía. Puesto a votacion fué aprobado unánimemente en jeneral.

En particular se discutieron i aprobaron despues los artículos 24 i siguientes hasta el 30 inclusive de la lei de caminos. El 24 consta de tres partes, de las cuales, las dos primeras, que tratan de las infracciones que puedan hacerse de la lei adoptadas en los mismos términos que estaban concebidos, i la tercera que fija la pena en que incurrieron los contraventores en $ 5 de multa o un mes de prision el mínimum i el máximum en $ 500 o cien meses, lo fué igualmente despues de un largo debate, con la variacion de fijar el primero en $ 5 u ocho dias de trabajo en las obras del ramo i el último en $ 1000 un año del mismo trabajo. Suspendióse ayer la sesion para tratar en segunda hora de una solicitud de montepío elevada años hára la Cámara por la viuda del coronel Picarte.

Por el mal tiempo en los dias 22 i 24 no se ha reunido el número de miembros necesarios para formar Sala.


ANEXOS

Núm. 123

Conciudadanos del Senado i de la Cámara de Diputados:

Necesitando el Gobierno urjentemente un local a las inmediaciones de la ciudad que pueda servir de campo de instruccion a la guardia cívica de la capital i cuerpos veteranos que la guarnecen, i habiéndoseles ofrecido la venta de unos terrenos para este destino tan aparentes e inmediatos como pudieran desearse; el Presidente de la República de acuerdo con el Consejo de Estado, propone a la aprobacion del Congreso el siguiente,

PROYECTO DE LEI:

Se autoriza al Gobierno para invertir hasta la cantidad de $ 63,602 en la compra de un terreno que sirva de campo de instruccion a los cuerpos cívicos de la capital i tropas veteranas que la guarnecen.

Santiago, Agosto 18 de 1842. -Manuel Búlnes. Santiago Aldunate.


Núm. 124

Doña Josefa Quintana, viuda del finado Rejente de la Corte de Apelaciones don Gabriel José de Tocornal, ha elevado al Gobierno la representacion que orijinal acompaño a V. E. En ella espone la deplorable situacion a que ha quedado reducida a causa de varias circunstancias desgraciadas, i solicita que en consideracion al mérito contraido por su finado esposo, se le asigne una pension con que pueda ocurrir a sus necesidades. Los servicios prestados por el ex-Rejente Tocornal en la penosa i difícil carrera de la judicatura que desempeñó con notoria probidad i rectitud por espacio de treinta i seis años, hacen sin duda acreedora a su esposa a que se le considere i atienda, i el Gobierno cree llenar un deber de justicia recomendando a V. E. dicha solicitud, a fin de que se sirva darle lugar i someterla al conocimiento de la Cámara que preside.

Dios guarde a V. E. -Santiago, Agosto 19 de 1842. —Manuel Búlnes. Manuel Montt. — A S. E. el Presidente de la Cámara de Senadores.


Núm. 125

Excmo. Señor:

Doña Josefa Quintana viuda del Rejente de la Corte de Justicia don Gabriel José de Tocornal, ante V. E. con el debido respeto digo: que inmediatamente al fallecimiento de mi marido acaecido el 6 de Agosto del año próximo pasado, se presentó al Senado una mocion por uno de sus miembros, encomiando los servicios del difunto i pidiendo que se me asignase una pension competente, en atencion a la orfandad en que habia quedado. Lisonjeada con esta esperanza i en la persuacion que habia de disentirse i resolverse la mocion, me abstuve de representar a V. E. Pero, habiendo trascurrido todo el tiempo de la sesion anterior i estando para finalizar la presente, sin haberse todavía tomado en consideracion, porque segun el reglamento del Senado debe darse preferencia a los asuntos que le pasa o le recomienda el Supremo Gobierno, vengo a suplicar a V. E. que se interponga en mi solicitud, bien sea pasando un mensaje a las Cámaras para que se me asigne una pension o recomendando al Senado el pronto despacho de la mocion que está actualmente pendiente sobre el particular. Mi pretension, Excmo. Señor, está