Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/272

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 254 —

por aquella parte. La del estrecho no presenta un acceso fácil a los buques de vela, que serian los que con mas frecuencia pudieran viajar por ella, i esta es la causa porque se halla casi abandonada; la del cabo espone a las embarcaciones a los efectos de las recias tormentas que son allí tan frecuentes; pero a pesar de esto i de ser la mas larga es preferida por los navegantes.

De la misma clase es la que se conoce con el nombre de pasaje del Noroeste, en el mar Artico (hemisferio Norte). Enteramente ignorado hasta no ha mucho tiempo, fué descubierta por el capitan Maclure a costa de inmensos sacrificios: privaciones estériles que ningun fruto han producido, malográndose así los nobles esfuerzos de los que no trepidaron ante los peligros por hacer un gran servicio a la humanidad. En el dia se encuentra olvidada, quizá por impracticable.

La via de Panamá es sin duda una de las que actualmente goza de mas renombre i la que atrae mayor concurrencia. La naturaleza i el arte han contribuido a hacerla preferible a todas las otras: un camino de hierro perfectamente servido hace cómodo i breve el trayecto por la angosta garganta de tierra que divide los dos Oceános, i libra a las mercaderías de los deterioros que necesariamente deberian sufrir, si el trasporte se efectuara de otro modo. No es esto solo, colocado el Istmo casi en la mediania del continente Americano, consulta los intereses de las distintas naciones, i es sensible que Chile sea la que ocupa la posicion mas desventajosa a este respecto. Si el clima de Panamá no fuese tan pestilencial, como lo es el de todos los paises tropicales para los que no están habituados a ellos, esta via ocuparía con razon el primer lugar entre todas las que se conocen hasta el dia.

Tambien existe otra ruta en el hemisferio boreal, descubierta por el coronel Freemont. El estenso tramo de territorio que recorre partiendo de los puertos situados al Este de los Estado Unidos hasta terminar en la ciudad de San Francisco, le promete un porvenir lisonjero i le da, si se quiere, un gran interes nacional, pero nunca llegará a ser una buena via de tránsito, porque la porcion de continente que seria preciso salvar, a mas de presentar sérios obstáculos, es por si sola bastante considerable para desvanecer el pensamiento de ponerla en ejecucion en aquellos que pretenden realizarla. Aun cuando la cordillera de los montes Rocallosos, que atraviesa en su estension, ofrece una pendiente fácil, de ascenso casi insensible, el paso del Misisipi cerca de San Luis es ya una dificultad que solo podria vencerse mediante poderosos esfuerzos i crecidas sumas de dine-