Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/274

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 256 —

mos gozar de las importantes ventajas que se prometen con la ejecucion de esta obra verdaderamente admirable.

Por último, tenemos en Sud-América otra via que hasta no ha mucho ha permanecido en un completo abandono i de la cual solo se tenia noticias por la relacion de los viajeros que en diversas épocas han recorrido algunos de sus puntos, habiéndose llegado hasta dudar de su existencia. Pero ahora que ésta es un hecho que no puede objetarse con razon alguna fundada, se comienza a comprender las ventajas que ofrece, i a concebir acerca de ella halagüeñas esperanzas que de seguro no quedarían burladas si un gobierno osado la llevase a cabo. Ya en mi primera esploracion al rio Negro en 1856 tuve ocasion de proponerla i recomendar las ventajas que la hacen preferible, convencido como estoi, de los beneficios que produciria a las Repúblicas Sud-americanas i especialmente a Chile; i ahora que nuevos datos recojidos por mí mismo en el viaje que últimamente hice a esa parte, confirman mi persuasion, insisto por segunda vez en la conveniencia de hacer todo empeño por llevar a cabo un trabajo de tan reconocida utilidad.

Esta ruta se encuentra situada entre los paralelos que encierran la hoya hidrográfica del rio Negro; parte del Cármen o Patagones en el Atlántico hasta terminar en Puerto-Montt; su punto de contacto con el mar Pacifico, despues de haber seguido el curso del rio Negro hasta el lago de Nahuelhuapi, atravesando en seguida la cordillera por los boquetes vecinos a este lago.

Un breve exámen de los datos que indican la posicion de los lugares que recorre en toda su estension i los accidentes del terreno que ocupa, manifestarán las ventajas que le dan la preferencia sobre la mayor parte de las otras que se conocen. La reducida estension del continente que comprende; la poca elevación de las cimas de la cordillera por donde atraviesa, i la existencia de un rio navegable en casi la totalidad del espacio que recorre, son circunstancias naturales que, hallándose pocas veces reunidas facilitan la ejecucion de esta obra mas que la de cualquiera otra. En efecto, es sabido que la parte austral de nuestro continente va angostándose sensiblemente desde Buenos Aires hasta el golfo de San Matias, situado un poco mas al sur de la boca del rio Negro; pero el decrecimiento en este sentido no es ya mui perceptible desde este punto hasta el Estrecho. Así la línea que separa las ciudades que ocupan igual situacion en ambas Repúblicas i que se encuentran por decirlo así en el mismo paralelo, disminuye en lonjitud con rapidez notable