Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/276

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 258 —

pasajes uno a uno para apreciar sus ventajas e inconvenientes.

El de Villarrica que primero se nos presenta es tan bajo, segun aseguran los indios, que fácilmente puede atravesarse aun en invierno, pues la poca nieve que en esta época se junta no ofrece obstáculo al dicho tránsito, pero al inconveniente de no tener mas datos sobre él que el de los indios, se une su mucha distancia de Valdivia, la poblacion mas cercana, i la pequeñez de los afluentes del rio Negro frente a los cuales desemboca i que deberian continuar la via hasta este rio.

Viene en seguida el paso de los lagos Lacar i Pirihuaico, paso puramente acuático, imposible de aprovechar a causa de mucha elevacion del lago Lacar [530 metros], i de encontrarse interrumpido el curso de las aguas, segun los datos suministrados por los indios, por grandes saltos entre los dos primeros lagos; el indio Paulino que efectuó su descenso hasta el lago Riñihue solo principió desde Pirihuaico por ser imposible la navegacion entre este lago i el de Lacar: tiene, ademas, el último de los inconvenientes apuntados en la descripcion del boquete anterior por su distancia del Chimehuin, afluente del rio Negro, único por el cual en ese punto podria establecerse la comunicacion.

Inmediatos al anterior encontramos los boquetes de Ranco i de Riñihue, alcanzando el primero a una elevacion de 922 metros sobre el nivel del mar; pero a mas de no ser practicables durante ocho meses del año, los grandes i torrentosos rios que los separan de Valdivia impiden adoptarlos como linea de tránsito.

Restan, únicamente, los pasajes de Perez Rosales i Bariloche, que son los que reunen, a mi juicio, las condiciones apetecibles para, el objeto propuesto. Ambos de mui poca altura, segun lo manifiestan los datos que luego espondremos, tienen la ventaja de desembocar en el mismo lago de Nahuelhuapi; de manera que por ellos se ahorran rodeos inútiles i costosos que por cualquiera de los otros pasajes serian inevitables. Hé aquí ahora los datos que atestiguan su corta elevacion. Segun las observaciones hechas por el Dr. Fonck i el señor Hess en 1856, la altura del boquete Perez Rosales llega a 3000 piés, mas o menos la misma que obtuvimos con nuestras mensuras: la lozana vejetacion que alimenta en su cumbre manifiesta claramente que la nieve en el invierno debe conservarse talvez solo por pocas horas i de consiguiente su corta elevacion. Por las relaciones de los antiguos jesuitas, sabemos, como lo digo en el primer capitulo de esta obra, que ya entónces era conocido un pasaje mas al sud [el de Bariloche] por el cual pasaban