Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/30

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 20 —

i se les cubrieron de llagas producidas por las picaduras de mosquitos venenosos que en crecido número infestaban el aire. Se declaró el escorbuto en la tripulacion, pero felizmente encontraron un bosque de manzanos, cuyo fruto restableció a los que se hallaban atacados de aquella terrible enfermedad.

El 25 de mayo llegaron al pié de los Andes, i se encontraron en el punto en que confluyen dos rios que, corriendo en opuestas direcciones, el uno del norte i el otro del sur, concurren a formar el rio Negro, i circuyen una isla que no tendrá ménos de media legua de estension. Estos rios son el Chimehuin i el Limai.

Villarino no trepidó un instante en elejir el afluente que partía del Norte, desde que vió por la latitud (40° 2') que ocupaban, que se hallaban al sur de Valdivia; pero queriendo dar algun descanso a su jente debilitada por el asíduo trabajo, se detuvo aquí dos dias que aprovechó en esplorar el brazo que venia del sur; el Limai, desagüe de Nahuel-huapi.

Villarino dice que este rio, en la parte que él recorrió, cerca de dos leguas, lleva una gran cantidad de agua cristalina sobre un lecho formado de guijarros redondos i lisos, i como hasta el peso de una arroba. Es tan caudaloso como el Neuquen, teniendo cinco piés de profundidad i una anchura de doscientas varas con una corriente de ocho millas por hora. Púsole por nombre rio de la Encarnacion, i es el mismo cuyo curso he descendido, i del cual nos ocuparemos mas adelante; los indios lo llaman Limai, rio de las sanguijuelas, nombre que tambien suelen dar al brazo principal hasta su union con el Neuquen, denominándole desde alli Curi-leufú o rio Negro. Encontraron en sus orillas trozos de madera acumulados por las creces del rio, consistiendo en su mayor parte cipres de que están pobladas esas orillas i las del lago de Nahuel-huapi.

Los indios contaron a Villarino que el Limai o Encarnacion traia su oríjen de la gran laguna de Nahuel-huapi, i le refirieron que los cristianos habian fundado en otro tiempo (1703) a sus orillas una mision, que despues destruyeron unos salvajes, asesinando a los que la habitaban.

Persuadido Villarino de que siguiendo el afluente que estaba situado mas al norte, iba a lograr mejor su intento, principió a subir por el Chimehuin, que él llama equivocadamente Catapuliche, siendo esto solo un afluente de aquel; pero bien pronto conoció cuan inútil era su pretension, porque luego la poca profundidad del agua le obligó a detenerse i a considerar como imposible poder llegar al lago de