Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/31

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 21 —

Huechun-lauquen por medio de este rio. En efecto, poco tardó en convencerse. El poco fondo i la mucha corriente hizo imposible el paso de las embarcaciones, i solo pudo recorrer diez leguas de su curso en veinte dias de trabajos continuos.

El Chimehuin nace del lago Huechun-lauquen i se dilata por la falda de los Andes en una estension de dos leguas; recibe en la continuacion de su curso el agua de muchos rios pequeños que le envian las nieves i algunos lagos situados en la cordillera cuyos piés bañan; estos rios son el Catapuliche, el Pihualcura, el Trepelco que sale del lago Quilquihue, el estero de Quemquemtreu i el Caleufú. Villarino desde que principió a navegar en este rio tuvo que vencer mil jénero de inconvenientes; no dejó, sin embargo, de avanzar sin detenerse un momento. Seis dias habian caminado desde que pasaron por la confluencia del Limai o Encarnacion, cuando arribaron, a un punto que Villarino conceptuó no se alejaria mas de seis leguas de Huechun-lauquen, lo que le dió nuevo ardor para proseguir su viaje con mas tezon; hasta que por fin el 17 de abril de 1783, en el momento en que piensa que quizá solo cinco jornadas lo separan de Valdivia, se ve forzado a detenerse un poco mas arriba de la confluencia del brazo formado por el Pihualcura i el Catapuliche, i que se separa hácia el norte del Chimehuin el cual viene entónces del N. O. Villarino habia remontado aquel brazo dejando el Chimehuin a la izquierda, al cual llama rio de Huechu-huehuin i no sin razon, porque esta parte del pais se llama asi. Se hallaba a una latitud de 39.° 40', i casi al frente de Valdivia. Faltábanles los víveres, i las enfermedades hacian terribles estragos en la tripulacion. No era esto lo peor: los indios de este lugar, i que los españoles reconocieron ser los primeros amigos con quienes se habian encontrado cerca de Cholechel, tuvieron una reyerta de que se siguió la muerte alevosa de uno de los caciques. El traidor buscó un refujio entre los españoles, i éstos no titubearon en dárselo, todavía poco escarmentados con lo sucedido. Los de la faccion contraria, disgustados con la conducta de los españoles, les declararon desde entónces guerra a muerte, como a sus mayores enemigos. Este fué el principal motivo que tuvo Villarino para pensar en volverse, despues de haber intentado inútilmente hacer pasar siquiera una carta hasta Valdivia.

Cuando Villarino se hubo persuadido de lo infructuoso que seria cualquiera tentativa que se hiciera para llegar a Valdivia, perdió la esperanza de poder realizar los deseos de su gobierno, i creyó oportuno regresar. En efecto, inmediatamente se pusieron en camino; ayuda-