Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/32

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 22 —

dos por las creces de los rios i navegando a merced de la corriente, estuvieron de vuelta en el Cármen el 25 de mayo de 1783, habiendo empleado solo en su venida tres semanas i sin haber tropezado con ninguno de los estorbos con que habian luchado en la subida. Ocho meses habian demorado en todo el viaje.

Si Villarino no sacó de su espedicion todo el provecho que habria deseado, los preciosos datos que en ella obtuvo, i que merecen toda la fé debida a un observador concienzudo, no hacen mas que corroborar la verdad de ciertos hechos que ahora se reconocen casi sin contradicion, a saber: que el rio Negro es navegable desde su desembocadura en el Atlántico hasta el pié de los Andes, en donde se divide en dos afluentes principales; el uno que parte del Sur, accesible hasta la laguna de Nahuelhuapi, i que Villarino solo recorrió en el espacio de casi dos leguas, es el Limai de los indios, o el Encarnacion de los españoles; el otro, cuya hondura es menor que la del primero baja del N. O., i lo esploró hasta un poco mas arriba del punto en que confluye con el Pihualcura i el Calapuliche, se nombra Chimehuin. Quedó pues establecida la posibilidad de una comunicacion entre el Atlántico i la cordillera por medio del río Negro.

Tambien cabe a Villarino la gloria de haber sido el primero que fijara con certeza la direccion de este gran rio.

Otro viaje por el rio Negro de que tenemos noticias es el del piloto Descalsis. Este marino ascendió el rio en una goleta en 1833 durante la campaña del desierto que aquel año hizo el jeneral Rosas contra los indios. Habiendo salido del Cármen el 10 de agosto, llegó a Cholechel el 23 de octubre empleando setenta i tres dias, este es, el doble tiempo de lo que habia puesto ántes Villarino. El 2 de noviembre alcanzó hasta la punta llamada del Dolor, nombre que dió a este sitio por no haber podido continuar esplorando "tan hermoso rio" dice en su diario, i regresó al Cármen el 12 de ese mismo mes tardando solo siete dias en la bajada.

El diario o planos de esta espedicion se dieron a luz en la Revista del Plata, periódico publicado en Buenos-Aires en 1854. Interesantes detalles se encuentran en estos documentos. El cauce del sur corre por entre dos barrancas que lo acompañan constantemente, barrancas coronadas por las interminables planicies de la pampa. Se las conoce con el nombre de Cuchilla del Norte i del Sur. Entre el pié de éstas i la ribera del rio se estienden espaciosas í húmedas márjenes que a veces se estrechan hasta encajonar el rio entre farellones i otras se dilatan en campos abiertos pastosos que miden hasta ocho i