Página:Viaje en las rejiones septentrionales de la Patagonia.djvu/33

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido corregida
— 23 —

diez leguas cuadradas, como los llanos que Descalsis bautizó con el nombre de Campos de la Vírjen de Itati. Los planos son hechos en grande escala i con mucha minuciosiclad, contienen las sendas frecuentes de toda la parte esplorada.

Los indios han conservado la tradicion de este viaje: el cacique Hunicahual de Quemquemtreu me dijo: que su padre le contó, que los españoles habian estado allí con cuatro botes i cañones i que habian traido mucho pan duro. Conocia ademas todos los nombres de los caciques consignados en el diario de Villarino.

III.
Excurciones de Espeñeira Phillippi.— Espedicion de Muñoz Gamero, en 1849.—De Dóll en 1852.—De Vicente Gomez, en 1855.De Fonck i Hess, en 1856.


Hasta entonces el solo mapa que contenía algunas noticias sobre estos lugares era el de Moraledad, levantado por los años de 1792 a 1796, por órden del virei del Perú. En este mapa se halla suficientemente bien indicada la posicion del volcan de Osorno entre Llanquihue i Todos los Santos. Se ve tambien en él bosquejada la orilla occidental del lago de Nahuel-huapi. Del lago de Llanquihue, al cual llama Puralillo, sale el Maullin. Pero se creia entónces, probablemente a causa de la gran estension del lago i la dificultad de llegar hasta sus orillas, que habia dos lagos: uno de Puralillo al sur i otro de Llanquihue. Eran tal vez los de Puyehue i Rupanco, cuya existencia se sospechaba ya. Se ve tambien en ese mapa el lago de Todos los Santos con su desagüe en la boca de Reloncaví, trazado con mucha prolijidad. Este lago era llamado por los indios, Pichi-laguna, para distinguido del de Llanquihue. Los españoles cambiaron su nombre, i mas tarde Muñoz Gamero le dió el de Las Esmeraldas, a causa del color verde de sus aguas.

Se ve tambien un punto situado en la embocadura del rio Petrohue que sale de Todos los Santos, en donde Moraleda ha escrito. "Entrada del camino de Bariloche que seguia la jente de Chiloe para ir a la antigua mision de Nahuel-huapi." ¡Cosa admirable que en ese tiempo los españoles tuviesen ya una mision i un camino capaz de poder seguir, en unos parajes que nos han parecido inaccesibles i como perteneciendo a rejiones fabulosas! En 1842 o 43, el intendente de Chiloé don Domingo Espiñeira recorrió con don Bernardo Philippi la lengua de tierra de tres o cuatro leguas que separa el golfo de Reloncaví de la laguna de Llanquihue. Despues Philippi entró en este lago, se internó por tierra