Página:Viajes de Fray Francisco Menéndez a Nahuelhuapi.pdf/68

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido corregida
— 54 —

gobernador don Manuel Auleffia quien mostró tambien al P. Laguna la mejor disposicion, permitiéndole de favorecer la mision en cuanto le fuese posible. A mediados de abril ya se puso en camino con los enviados para volver, llevando una carta del gobernador para los caciques. Este documento, una especie de proclama de estilo pomposo i elocuente, invitaba a los indios a abrazar la fé católica i rendir obediencia al augusto monarca de España Felipe V, prometiéndoles en cambio defenderlos contra sus enemigos [1]; fué recibida con satisfaccion por todos los vecinos de Nahuelhuapi. Estas relaciones tan cordiales i tan hábilmente iniciadas por el celoso padre, no dejarian de llenar su ánimo de confianza en un porvenir halagüeño de la mision.

Mientras tanto progresaba la obra de la mision i se echó el fundamento de una iglesia mas grande, porque los indios comenzaban a acudir en mayor número. Un obstáculo sério, que se oponia a la conversion, era la rivalidad que reinaba entre las dos tribus vecinas, los puelches i poyas; los primeros pretendian que estos fuesen escluidos por ser jente mala. El padre sabia bien que sucedia lo contrario, porque los poyas, que veneraban la memoria del ilustre Mascardi como la de un héroe, se mostraron en realidad mas afectos a la fé cristiana. A fuerza de su predicacion consiguió al fin persuadir a los puelches de que desistiesen de su oposicion a la conversion de los poyas; hecho lo cual bautizó solemnemente a todos aquellos que estaban bien dispuestos.

Habiéndose acomodado provisoriamenbe, los padres Laguna i Guillelmo procuraron adquirir conocimientos de los territorios de Nahuelhuapi i de las tribus que los habitaban, haciendo escursiones a sus alrededores en todas direcciones. Lograron reconocer entre estas algunas de que no se habia tenido noticia, como los evechinches i huillipauvos (segun la ortografia de Eyzaguirre), que vivian probablemente en los valles apartados de la Cordillera en direccion al SO i S. Parece que los huillipauvos son idénticos con los huillipoyas (quiere decir los poyas del Sur) mencionados por el padre Jerónimo Pietas en su luminoso informe del año 1729 sobre las costumres de los araucanos [2]. Segun este autor esta

  1. El viaje a Valdivia viene descrito en una carta orijinal de Laguna, en que refiere sus primeros pasos en la Mision; fué escrita en Nahuelhuapi a un miembro de la Compañía en Lima, cuyo nombre se ignora, i comunicada por el P. Juan Antonio Javier Nyel, quien acababa de pasar por el estrecho de Magallanes al Perú, en tránsito para la China. En un pequeño mapa que acompaña una relacion de Nyel sobre su viaje, viene anotada por la primera vez en un documento jeográfico la mision de Nahuelhuapi. Colocada al NE, de Chiloé entre los puelches al Oeste, i los poyas al Este, pero sin marcar el lago. Extraña que no mencione en ella su viaje anterior a Chiloé ni la carta comunicada por Olivarez, muentras que este autor a su vez no conozca el viaje a Valdivia. Véase Lettres Edifiantes, VII et VIII Recucil. Paris 1,707. 1,708; i las traducciones: Der Neue Weltbott von Joseph Stöklein, Augsburg 1726, t. I, cart 115 i Cartas edificantes traducidas por el P. Diego Davin, Madridd 1,754 t. V p 144.
  2. Gay, Documentos t. I p. 501; segun Enrich (t. II p. 300) Jerónimo Pietas, de cuya persona y vida no parecen existir datos, era misionera jeuita i se halló en Repocura en el alzamiento del año 1767.