Poética (traducción de José Goya y Muniain)/Capítulo V

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


CAP. V.


 1 Vial, á las obgeciones que se hacen, y á las soluciones que se dan, se verá claramente de quántas y quáles especies sean, por las reflexíones siguientes. Siendo el Poeta imitador á manera ó de pintor, o de qualquier otro autor de retratos; ha de imitar por precision una de estas tres cosas; á saber; quáles fuéron ó son los originales; quáles se dice y piensa que hayan sido ó quáles debieran ser. Y estas cosas las espresa con su habla, ó tambien con dialectos y metáforas. En el mismo modo de hablar las diferencias[1] son muchas: ya que á los Poetas concedemos esta licencia. Es de advertir tambien que no es una misma la norma de la Poética, que la de la Política, y de otra qualquier arte que sea. En la Poética, considerada por sí sola, se puede pecar de dos maneras: una en la sustancia, otra en algun accidente. Si eligiese imitar lo que no es imitable, pecaria en la sustancia; mas tomando al sesgo[2] la cosa, será error accidental: como pintar un caballo[3] que mueve á un tiempo los dos pies derechos. Asimismo es accidental el yerro cometido contra qualquier arte; v.g. la Medicina, ú otra; ó si se fingen cosas imposibles. Estos defectos, pues, qualesquiera que sean, no tocan en la sustancia.

 2 Dedonde reflexíonando se ha de satisfacer á las obgeciones en que se achacan faltas. Porque primeramente si se han fingido cosas imposibles para imitarlas segun arte, se habrá errado; pero será con acierto, si el arte hubiere logrado su fin (quál es el fin, ya está dicho) puesto que así haga mas estupendo el asunto en todo ú en parte: por exemplo; la carrera[4] tras Ector. Que si el fin se pudiese conseguir poco mas ó ménos sin eso conforme á las reglas del arte, no será escusable la culpa: porque se debe, si cabe, de todas maneras evitar[5] el yerro. Todavía este es ménos perdonable, quando se comete contra las reglas del arte, que nó por otro accidente: pues ménos reprensible sería el Pintor en ignorar que la cierva no tiene cuernos, que no en sacar mal su retráto.

 3 Fuera de esto, si es tachado el Poeta, de que no es así lo que cuenta, responderá; mas así debe ser: á exemplo de Sofocles que decia, pintar él las personas quales deben ser; y Eurípides, quales son. Y si eso no alcanza, responder que Así lo dicen; ni hay otra respuesta en las cosas de los dioses. Tal vez no bastará el decir; Así está mejor: ni Es cierto; ni tampoco, Así lo dicen; sino La fortuna lo quiso así, como solía Xenofanes: por ventura confesando, no ser lo mejor; pero que Así se usaba, segun aquello de las armas: Y las lanzas plantadas[6] en el suelo: porque así lo estilaban entonces, como hasta el dia de hoy los Ilirios. Ahora, para saber si lo que fulano dijo ú hizo, está bien ó mal dicho, ú hecho; no basta mirar solo al dicho ú al hecho, si es bueno ú es malo; sinoque tambien se ha de considerar quién lo dice ó lo hace; y á quién, y quándo, y en qué forma, y por qué causa: v.g. si es por amor de mayor bien el hacerlo, ó por temor de mayor mal el no hacerlo.

 4 Lo que se opone contra las palabras, se ha de refutar distinguiendo, como si es dialecto, v.g. Primero hirio las bestias[7]: pues quizá no quiere decir los Mulos, sino los Veladores: y en lo de Dolon; Era sí de mal talle[8], más ligero; no significa el cuerpo contrabecho, sino el rostro feo: porque los Cretenses llaman de buen parecer al de rostro hermoso: y tambien aquello; Echa del mas fino: no entiende vino puro y sin mezcla, sino Hazlo presto. A veces se habla por metáfora, como; Toda la noche en sueño sepultados los otros dioses y hombres estuviéron: donde Toda se pone por Mucha parte de la noche; siendo el Todo una especie de Mucho. Asimismo es metáfora; Mirando en el exército Troyano; A la voz del clarin y de la trompa; De hombres el rimbombo. Y hablando de la estrella del Norte: La qual sola no baña el Océano; porque aunque otras tampoco se ponen, esta es la mas conocida. Varíanse tambien las palabras por la distincion del acento. De esta suerte Hipias el Tasio interpretaba[9] lo del sueño Darle, y no Dámosle: y lo del palo seco: El qual no está podrido por la lluvia; en lugar de la significacion contraria; Dó cierto está podrido por la lluvia. Tambien por la diversa puntuacion; como en aquellos versos de Empedocles[10];

 Hiciéron se mortales
 Las cosas que ántes eran imortales;
 Mezcladas ántes, luego separadas,
 Mudáron de moradas.

Hay tambien palabras ambiguas; por exemplo; Ya lo mas de la noche era pasado: el Mas es ambiguo: y entiendese Lo mas de dos partes: y nó Mas de las dos partes. Igualmente se ha de atender al uso de las palabras. Así dicen, Mezclar[11] el vino por Echarlo, aunque sea puro. De aquí es tambien el decir; Botin de estaño, arnés flamante y nuevo; y Broncistas á los que trabajaban el fierro. Dedonde se dijo tambien Ganimédes A Júpiter servir copa de vino; no bebiendo vino los dioses, sino nectar: sibien esto se puede esplicar por metáfora[12].

 5 Pero quando el nombre, al parecer, significa alguna contrariedad, es menester exáminar quántos significados admite lo que se dice: como; Allí el dardo acerado se detuvo[13]: por ser embarazado del escudo. Esto que decimos de los muchos significados, tiene lugar en cierto modo dondequiera; mayormente contra los que se figuran las cosas al revés de lo que significan: porque hay algunos, como dice Glaucon, preocupados sin razon, que des- pues de haber condenado al Poeta, se ponen á discurrir y tachar: y como si hubiese dicho lo que se les antoja, le dan por culpado, si les parece contrario á sus preocupaciones. Esta suerte han padecido las cosas atribaidas á Icario: por quanto los censores haciéndole Lacedemonio, sin mas ni mas deciden ser despropósito que Telemaco[14] no encontrase con él viniendo á Lacedemonia. Pero quizá es mas cierto lo que dicen los Cefalenos; que Ulíses se casó en su tierra. Pues la obgecion de que su nombre es Icadio, y no Icario, léjos de ser fundada, á mi vér, es error manifiesto.

 6 En suma lo que se dice imposible, se ha de sanear alegando ser conforme á Poesía, ó mejor, ó segun el comun sentir. Y cierto que por respeto á la Poesía conviene ántes escoger un asunto, aunque parezca imposible, si es creible, que otro posible, no siendo creible: que tales han de ser los retratos, quales los pintaba Zeuxis[15], siempre atento á lo mas perfecto: pues lo que se pone por exemplar, es preciso que sea excelentísimo en su línea. Si se dice que son cosas contra razon[16], responder del mismo modo; y aun tal vez negarlo absolutamente; porque tambien es verosimil que sucedan cosas contra toda verosimilitud. Las que se arguyen de contradiccion, se han de valuar al contráste de la Lógica; v.g. si es lo mismo; segun lo mismo; y del mismo modo: ó si es una misma persona; si hace relacion á las cosas que dice ella misma, ó á las que un hombre cuerdo supone por ciertas. Entónces sí que será justa la censura[17], quando sin necesidad alguna el Poeta fingiere irracionalmente cosas mal parecidas ó mal hechas, como Euripídes del Egeo[18] en la Medea, y de Menelao en Orestes. Enfin las obgeciones que se hacen á los Poetas son de cinco especies; que dicen cosas imposibles, ó irracionales, ó agenas[19] del asunto, ó contradictorias, ó no conformes al arte. Las soluciones se han de tomar de las escepciones, que en todas son doce[20].