Poemas grises

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Poemas grises de Teófilo V. Méndez Ramos
Fuente: http://teofilomendezramos.netne.net/poesia.html (véase autorización)


- 1 -
Mañana de plomo
solloza la hora su pena;
llueve.
También llora mi alma
su melancolía.

Mañana de plomo,
corazón aterido;
tristeza
me llega muy hondo
el gris del paisaje.

Cierzo de invierno.
El dolor del harapo
se retuerce en la calle...
Tristeza.
Me llega muy hondo
el gris del paisaje.

- 2 -
Estarás a mi lado
con la mirada fija
en mi faz taciturna,
y la angustia
prolongará el mutismo
de nuestras almas grises.
Pensaremos muy hondo
en los días ya idos,
llevándose una a una
dulces esperanzas.
Meditaremos, tristes.
El juego del destino
que nos llevó implacable
por distinto sendero.

Una furtiva lágrima
Asomará a tus ojos...
y una angustia infinita
prolongará el mutismo
de nuestras almas grises.

- 3 -
Mientras tus manos trémulas,
millonarias de ensueño,
tejan el arabesco
de sinfonías tenues,
reposará mi pena
en el dulce recuerdo.

Y llegará al instante
del estremecimiento;
entonces mi quimera
como en potro salvaje
cabalgará en las notas
del país del ensueño.
Será un viaje largo...
Visitará a mi infancia
donde tuvo su imperio.
Caperucita Roja;
mi juventud marchita
por ansias torturantes,
al otoño vibrante.
Mientras tus manos trémulas,
millonarias de ensueño,
proseguirán tejiendo
el arabesco
de azules sinfonías.