Recordación Florida/Tomo II Datos biográficos

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.
DATOS BIOGRÁFICOS.

Abendaño (D. Diego de), págs. 236, 281, I.—El Licenciado D. Diego de Avendaño, oidor de la Chancillería de Granada, tomó posesión de la presidencia y gobierno de Guatemala en mayo de 1642; gobernó con gran desinterés, integridad y rectitud, pues jamás se verificaron con tanta libertad las elecciones municipales ó del Cabildo de Guatemala; donó varias reliquias de santos á la capilla de Nuestra Señora de Loret de la iglesia de San Francisco, y murió en el ejercicio de su cargo el 2 de agosto de 1649, con gran sentimiento de sus gobernados. V. Pág. 178.

Abraham, pág. 44, I.—El patriarca bíblico de quien, según aseveraciones de algunos frailes Franciscanos, conservaban memoria de los indios del Quiché y del Sojotil.

Aburta (Pedro), pág. 98.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Aceitunos, pág. 109, I.—Los de este apellido fueron pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, á cuyas conquistas coadyuvaron.

Acosta (P. Josef de), págs. 227, 334, I; 77, 78, II.—Este historiador ilustre refiere los milagros patentes de la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, que llevaban los soldados españoles en la conquista de los reinos de la Nueva España; compara á estos indios, por su valor, con los de Arauco y Tucapel en Chile, y le cita Fuentes y Guzmán por haberse ocupado en su Historia de las virtudes medicinales del Aguacate (V.). El P. Acosta, jesuita español, nació en 1540, permaneció largo tiempo en América, escribió la historia natural y moral de las Indias, y murió en 1599.

Acuña (Jorje de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Acxiquat-Axicuat, págs. 6, 20, 21, I.—Hijo segundo del rey Axopil, que, cuando éste constituyó en señoríos independientes los territorios de Quiches, Cachiqueles y Sotojiles ó Zutujiles, fué rey de estos últimos y estableció su corte en Atitlán, población que en idioma natural se llamaba Atziquinihai. Al hacer aquella división de sus dominios dispuso Axopil que á su muerte, y cuando su primer hijo, Jiutemal, le sucediese en el señorío de Utatlán, Axicuat reemplazase á su hermano en el Cachiquel, y fuese á reinar en el Zutujil alguno de sus hijos ó el pariente más cercano; pero nada de esto se verificó, porque no á la voluntad del padre, sino al éxito de la guerra fiaron el engrandecimiento de los reinos respectivos sus sucesores, guerras que, como de familia, no terminaron en definitiva hasta la invasión de los españoles.

Acxopil-Axopil, págs. 5, 6, 20, 23, I.—Fué el mayor de los cuatro hermanos tultecas que, creyendo estrecho el dominio que sus compañeros asentaron en el valle de Anahuac, siguieron adelante, y penetrando en el territorio de Guatemala, fundaron los reinos de Quiches, Cachiqueles y Sotojiles. Establecióse Axopil en Coctemalán, al pie de los Volcanes, y aprovechándose de las divisiones de sus convecinos, fué sometióndoles hasta formar un poderoso imperio.—De su mujer Eselixoc tuvo Axopil dos hijos, Jiutemal y Axicuat, y para acallar sus ambiciones dividió el reino en tres partes; quedóse con la de Guatemala ó el Cachiquel, y cedió la del Quiché al hijo mayor, Jiutemal, y á Axicuat el Zutujil, con la prevención de que á su muerte le sucediese Jiutemal, á éste su hermano segundo, y que reinara en el Zutujil alguno de los hijos que tuvieran ó el pariente más cercano de la real familia tulteca; disponiendo á la vez que en la sucesión de los Ajaus, cabezas de calpul ó grandes señores, se observase la misma regla. Los hijos la olvidaron tan pronto como su padre murió, pues Jiutemal, más poderoso, pasó á posesionarse de Utatlán, proclamándose monarca del Quiche y Cachiquel, y no tardó mucho en mover guerra á su hermano el Zutujil y apoderarse de alguna parte de su territorio. Véanse los sucesores de Axopil en la pág. 170, Señorío del Quiché.

Adelantado (El). Adelantado de Goathemala, págs. 45, 48, 108, 166, 171, 318, 319, 320, 330, I.—V. Alvarado (D. Pedro de).

Aguilar (Diego de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Aguilar (García de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Aguilar (Marcos de), pág. 127, I.—El licenciado Marcos de Aguilar, natural de la ciudad de Ecija, fué comisionado por el licenciado Luis Ponce de León, primer juez de residencia de Hernán Cortés, hacia el 20 de julio de 1526, para que después de su muerte tomase al conquistador la residencia y gobernara la Nueva España hasta que el Emperador Carlos V ordenase otra cosa.

Aguilar y de la Cueva (D. García), págs. 109, 269, I.—Alférez mayor de Guatemala durante el gobierno del Presidente D. Fernando de Altamirano y Velasco, Conde de Santiago de Calimaya (1654-1657).—Los Aguilares-Cuevas fueron de los pobladores de Guatemala con anterioridad á la conquista de los territorios de la costa de Sur, á que asistieron.

Aguilar y Rebolledo (El capitán D. José de), pág. 215, I.—Vecino de la ciudad de Guatemala, que siendo alcalde ordinario en 1679, destinó los tres mil pesos de propios municipales á la construcción de piedra de cantería de la fuente que se erigió en medio de la Alameda, y que no tuvo entonces otra rival en América que la de la plaza de Lima en el Perú, mandada fundir por el Virrey D. García Sarmiento de Sotomayor, Conde de Salvatierra, hacia 1655. Aguilar puso de su peculio quinientos pesos que faltaron para pagar el completo importe de las obras.

Agurto (D. Juan Miguel de), págs. 264, 272, 274, 276, 279, 352, I.—El licenciado D. Juan Miguel de Agurto y Alava, señor de la Casa de Alava, caballero del orden de Alcántara, desde oidor de la Audiencia de Mexico pasó con el cargo de Visitador y Presidente interino á la de Guatemala en 1682. Más bien que con estas misiones y con la de continuar la residencia del último gobernador D. Fernando Francisco de Escobedo, pareció á todos que iba Agurto á concluir con las libertades municipales, pues á poco de ejercer el mando dispuso que en los actos públicos solemnes rindieran los maceros del Ayuntamiento ó Cabildo sus mazas á los pies de los oidores; mandó ejecutar la orden que desposeía al Cabildo de Guatemala de la facultad de nombrar corregidor del Valle, enviando en 5 de junio de 1683 un juez de residencia á D. Juan de Peralta que desempeñaba aquel cargo, é intentó por fin introducir en aquel respetable Cabildo un oidor que presidiese las sesiones, lo cual no pudo conseguir por las ruidosas protestas que contra tan tiránica medida se levantaron. Por fortuna, duró poco su gobernación, pues fué relevado antes de los dos años, durante los cuales se siguió la campaña en la costa del Sur, donde se desarrollaron unas calenturas malignas, que importadas á San Juan Amatitlán afligieron á aquellos habitantes desde 1682 á 1689.

Agustina, pág. 174, I.—Alúdese á la fábula inventada por Gómara al referir los sucesos de la triste noche del 11 de setiembre de 1541, en que Guatemala sufrió la terrible inundación del volcán de agua; en la cual fábula, dice, que una hechicera de Córdoba llamada Agustina, mujer de Francisco Cala, por mantener trato ilícito con el capitán de la conquista D. Pedro Portocarrero, se convirtió en vaca, y que en esta forma arrojaba á las gentes en la corriente de la inundación aquella horrible noche: hecho é invención que desautoriza Fuentes y Guzmán.

Ahpocaquil, pág. 62, I.—Era éste súbdito de Sinacam, rey de los Cachiqueles, y enviado por su señor á cobrar los tributos de unos pueblos lindantes con territorio de los Zutujiles, se rebeló en Tecpanatilán contra su Rey, alentado por los del Quiché y Zutujil, pretendiendo alzarse con la soberanía del Cachiquel. Al saberlo Alvarado, que iba á la sazón conquistando el territorio, procuró aprovecharse de aquellas disidencias y atraer á Ahpocaquil á la obediencia de Sinacam para obtener las simpatías de éste, y lo consiguió, como también simplificar mucho las operaciones para la sumisión de todos los señores indígenas.

Ahuitzol, págs. 75, 76.—Nombre de un animal acuático y del octavo Emperador de Mexico, sucesor y hermano de Tizoc. Reinó desde 13 de abril de 1489 hasta 7 de setiembre de 1502 de nuestra era, y durante su reinado de diez y seis años procuró aumentar la importancia del Imperio. Para conocer el poderío de las monarquías vecinas, de procedencia tulteca, envió embajadores á los reyes del Quiche, Cachiquel y Zutujil, que fueron muy mal recibidos y hasta lanzados de aquellos territorios al dar á conocer que se fijaban mucho en el modo de ser de aquellos reinos. Malogrado este medio, se valió Ahuitzol de otro, que fué introducir en las costas del Sur de Guatemala ciertos mercaderes (los Pipiles) encargados de conseguirlo que los embajadores no hablan podido, y de facilitarle la conquista de aquellas partes; lo que no pudo lograr por haber muerto antes de estar bien maduros sus planes, que en parte realizó su sucesor Moctezuma II.

Alarcón (Juan), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Albornoz (Contador). Albornoz (Rodrigo de), págs. 85, 127, I.—El contador Rodrigo de Albornoz pasó á la Nueva España con los otros oficiales cuando, acabada la conquista de la capital y de los pueblos vecinos de Mexico, se disponía Cortés á emprender la expedición á las Hibueras. Con su carácter intrigante fué el que más inquietó los ánimos y agitó la opinión pública; y resentido acaso con Cortés porque le habia negado la mano de una cacica muy principal, y desagradecida la distinción que el caudillo de la conquista le dispensó al encargarles á él y al tesorero Estrada la gobernación de la Nueva España mientras se dirigía á las Hibueras, movió bandos contra Cortés y escribió cartas á la Corte, cartas llenas de calumnias y de gravísimas imputaciones que aquel héroe desvaneció pronto ante el Emperador.

Alburquerque (Duque de), pág. 95, 139, 166, I.—Hermano legítimo de D. Pedro de la Cueva, padre que fué de doña Francisca y doña Beatriz de la Cueva, esposas de D. Pedro de Alvarado.—V. Béjar (Duque de).

Alcántara (Juan de), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Alemán (Gaspar), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Almirante de la Mar del Sur, pág. 141, I.—Nombramiento con que honró el Emperador Carlos V á D. Pedro de Alvarado al tiempo de su segundo viaje á España.—V. Alvarado (D. Pedro de).

Alonso Notes (Alvaro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Alonso del Portillo (Pedro), pág. 97.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Alpuchi (Pedro), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Almagro (D. Diego de) págs. 135, 160, I.—Hijo expósito de la villa de Almagro en la provincia de Ciudad Real, compañero de D. Francisco Pizarro en la conquista del Perú y descubridor de Chile. Obtuvo en premio esta gobernación, que produjo hondas desavenencias entre ambos conquistadores; y llevándoles la pasión al campo de batalla, riñeron la de Salinas el 26 de abril de 1538, en la que fué vencido y preso Almagro por Hernando Pizarro, y degollado dos meses después por el verdugo en el Cuzco.—Al ir al Perú D. Pedro de Alvarado en 1534 cedió á Pizarro y á Almagro los buques y la mayor parte de la gente que llevaba; y al morir Alvarado, dicen Fuentes y Guzmán que Almagro lloró su muerte; en lo cual se distrajo, como no se refiriera á su hijo, porque á Almagro le ejecutaron tres años antes del triste suceso del peñol de Nochistlan.

Altamiranao y Velasco (D. Fernando de), Conde de Santiago Calimaya, págs. 81, 268, I.—Fué décimo Presidente y Gobernador de Guatemala desde mayo de 1654 á 1657, que murió, encargándose la Audiencia de la gobernación. Hubo muy ensañados y escandalosos bandos durante el mando de Altamirano, que le ocasionaron no pocas pesadumbres por haberse inclinado al partido de los Mazariegos; y de nada notable dejó memoria, como no fuese de rebajar la importancia del cargo de alférez real, á que el texto se refiere, y dejar de hacerse en su tiempo las fiestas que anualmente se dedicaban, el 25 de julio, á Santiago el Mayor, patrón y abogado de la ciudad, día en que entraron los españoles en ella, por declarar patrona á Santa Cecilia y trasladar aquellos regocijos al 22 de noviembre, celebrando la fecha en que el año de 1542 se abrieron los cimientos de la ciudad nueva, ó sea de la segunda capital de Guatemala.

Alvarado (Alonso de), pág. 95, I.—Natural de Burgos y primo de D. Pedro, á quien acompañó en las conquistas de Nueva España en 1519 y de Guatemala en 1524, y en la expedición al Perú el año de 1534, donde se avecindó en Trujillo, y en 1536 le concedió D. Francisco Pizarro la conquista de los Chachapoyas. Prestó muy buenos servicios á Pizarro en la guerra con el Inca, estuvo al lado del caudillo de la conquista en la lucha con las gentes de Almagro, que le derrotaron y prendieron en el puente de Abancay, y libre ya, asistió á la batalla de Salinas, donde fueron los almagristas derrotados en 26 de abril de 1538, volviendo luego á la conquista de los Chachapoyas y población de San Juan de la Frontera. Renovadas las luchas, se puso de parte de la autoridad real, representada por el Licenciado Vaca de Castro; pasó á España en 1543, donde por un desafio fué envuelto en procedimientos hasta 1546, que volvió al Perú con el Licenciado Pedro de la Gasca, con el título de Mariscal y el hábito de Santiago; fué Maestre de Campo en la batalla de Xaxahuana, tan fatal para Gonzalo Pizarro, y no contento con las gracias recibidas de la Gasca, movió en el Cuzco un proceso contra el en 1550, que si algún resultado dió, fué el descrédito del promovedor; se mantuvo fiel á la bandera del Rey en las alteraciones de los Castillos y Hernández Girón, y derrotado por éste en la batalla de Chuquinga el 21 de mayo de 1554, murió de pena y tras larga enfermedad en 1556.

Alvarado (D. Diego de), pág. 135. I.—V. Almagro (Don Diego de.)

Alvarado (Diego de), págs. 95, 126, I; 79, 80, II.—Pasó con D. Pedro de Alvarado, cuyo primo era, á la conquista de la Nueva España en 1519; le siguió en las de Soconusco y Guatemala en 1523; en agosto de 1526 era cabo de la guarnición de Sacattepeques cuando el levantamiento general de los Indios, que contribuyó á sofocar; al volver el caudillo de la expedición á Honduras en 1531, le nombró cuarto regidor del Cabildo de la ciudad de Santiago de los Caballeros; pasó luego con el Adelantado D. Pedro al Perú en 1534, donde contribuyó á poblar las ciudades de Quito, Puerto Viejo y Lima; hallóse en los debates de Almagristas y Pizarristas y mantúvose siempre obediente al poder real; vino á España á dar cuenta al Emperador de las alteraciones de aquel reino, y murió en la corte de Valladolid.

Alvarado (Francisco de), págs. 95, 166, l.—Así se nombra al tio ó primo de D. Pedro de Alvarado que con él pasó á la conquista de la Nueva España y de Guatemala, y que al saberse en esta ciudad la muerte del Adelantado, ocurrida en la Nueva Galicia el 4 de julio de 1541, mandó pintar de negro y de oscuras tintas las paredes del Palacio que D. Pedro había habitado.

Alvarado (Gómez de), págs. 95, 98, 120, I.—Hermano legítimo de D. Pedro de Alvarado, pasó con él á la conquista de la Nueva España, emprendida por Hernán Cortés en 1519; fué á la sumisión de Tutepeque después de la toma de Mexico; asistió á la fundación de la villa de Segura, y vuelto á la capital con su hermano, asistió en 1523 y 1524 á la conquista de Soconusco y de Guatemala: en 1534 formó parte de la expedición organizada por D. Pedro, que desde este reino pasó al del Perú é hizo la entrada de Quito, donde quedó Gómez al lado de Diego de Almagro, con quien estuvo luego en el descubrimiento de Chile, y con sus huestes peleó en la batalla de Salinas: muerto Almagro, quedó en el partido de Pizarro, quien le encargó la fundación de Guanuco; en la batalla de Chupas estuvo al lado de Vaca de Castro; en la de Xaxahuana al del Licenciado Pedro de la Gasca en defensa del poder real, y restablecido el orden con el castigo de Gonzalo Pizarro y de sus cómplices, volvió á la gobernación de Chachapoyas, que había dejado para combatir aquel levantamiento.

Alvarado (Gonzalo de), págs. 95, 120, 315 á 318, I.—Hermano de D. Pedro de Alvarado, con quien pasó, en 1519, desde la isla de Cuba á la conquista de la Nueva España en la armada de Hernán Cortés. Sometida la ciudad de Mexico, acompañó Gonzalo á D. Pedro en la conquista de Tutepec y fundación de la villa de Segura, y luego en la de Soconusco y Guatemala; en la capital de este reino y nombre desempeñó en 1526 el cargo de Alcalde ordinario al tiempo de ocurrir el levantamiento de los indios, atribuido á las exigencias desmedidas de Gonzalo en el trabajo de los indígenas; fué á combatir á éstos al frente de una capitanía, y entró en el país de Olintepeque con 60 españoles de á caballo, alguna infantería y 400 indios auxiliares mexicanos y tlaxcaltecas armados de vara y flecha. En 1.º de febrero de 1535 se le recibió como regidor de Guatemala, y en aquella ciudad dejó descendientes, representados á fines del siglo xvii por la familia Vides de Alvarado.

Alvarado (Hector de), pág. 105, I.—Deudo de D. Pedro de Alvarado, á quien acompañó desde la Nueva España á la conquista de Soconusco y Guatemala en 1523 y 1524, asistiendo á la fundación de aquel reino.

Alvarado (Hernando de), págs. 95, 97, 320, I.—Primo de D. Pedro de Alvarado, con quien pasó á la conquista de la Nueva España en 1519 y de Guatemala en 1523 y 1524; siendo uno de los primeros regidores de la primera capital de este nombre. Al tomar D. Pedro el peñol de Jalpatagua, donde se habian fortalecido algunos indigenas sublevados, fué muerto de una pedrada el capitán Hernando, al que sustituyó en el mando de la compañia Pedro de Valdivieso.

Alvarado (Jerónimo de), pág. 315, I.—Ninguno de este nombre asistió á la conquista de Guatemala, y el hacerle figurar entre los españoles debe ser, sin duda, una equivocación de los que leyeron la abreviatura de Jorge de Alvarado. (V.)

Alvarado (Jorge de), págs. 79, 80, 83, 95, 96, 120, 127, 128, 132, 133, 137, 138, 139, 214, 315, I.—Hermano de D. Pedro de Alvarado, á quien acompañó en la conquista de la Nueva España, emprendida por Hernán Cortés en 1519, en la de Tutepec y fundación de la villa de Segura poco después de rendirse la ciudad de Mexico, y en la de Guatemala, emprendida en 1523: fundada la capital de este reino, permaneció allí hasta que regresó en 1526 á la de la Nueva España con D. Pedro, donde casó con una hija del tesorero Alonso de Estrada, habiendo antes sido casado en Guatemala con D. Francisca Xirón. Al dirigirse su hermano á la corte, le nombró su teniente en la gobernación; y encargado del mando, hizo los repartimientos y juntó el 21 de noviembre de 1527 el Cabildo de Guatemala, que residía en aquel punto desde el 25 de julio de 1524, ó sea tres años, tres meses y veintiseis días, para acordar la fundación definitiva de la capital del reino; prevaleciendo en la consulta el voto de Cristóbal del Valle, que indicó el mismo sitio de Coctecmalán, valle de Atmulunga y punto llamado Tzacualpa, del que en nombre de S. M. tomó posesión Jorge de Alvarado el siguiente día, 22 de noviembre. La primera Audiencia de Mexico envió á Guatemala en 1528, para que residenciase á Jorge de Alvarado, al viejo Francisco de Orduña, quien movió tales discordias con sus torpezas, deshaciendo los repartimientos, que, temeroso de D. Pedro de Alvarado al regresar á Guatemala en 1530, huyó, dejando sin efecto la residencia. Más tarde, cuando intentó D. Pedro realizar largas expediciones, quiso conferirle otra vez la gobernación á su hermano, pero el Emperador le confirmó en el cargo en cédula de 9 de agosto de 1538, que conservó hasta su muerte. La de Jorge debió ocurrir en aquellas partes.

Alvarado (Juan de), págs, 95, 152, 153, 156, 157, I.—Tres aparecen con el mismo nombre y apellido. Juan el Bastardo, hermano de D. Pedro, que le acompañó en la conquista de los reinos de la Nueva España y de Guatemala, y fué designado por el Adelantado, al sufrir en el peñol de Nochistlan la desgracia que le produjo la muerte el 5 de julio de 1541, para que, acompañado del Obispo de Guatemala D. Francisco Marroquín, testara por él.

Otro Juan, que se dice sobrino, salió con D. Pedro de Guatemala; se embarcó con él en el puerto de Acaxutla, á primeros de junio de 1540, en la armada destinada á las islas de la Especería; desembarcó en el puerto de la Purificación, provincia de Xalisco, de la Nueva España, y debió acompañarle en el triste suceso de Nochistlán.

Y otro Juan, que se presenta como tío de D. Pedro, tenía su encomienda de indios en el pueblo de Chiribito ó Tiripitio, provincia de Mechoacán, de la Nueva España, donde el Virrey D. Antonio de Mendoza y D. Pedro de Alvarado conferenciaron sobre la expedición de éste á los Molucas, y donde se trasladaron los restos del Adelantado, desde Guadalajara, que fué el sitio de su primer entierro, para llevarlos definitivamente á Guadalajara por encargo de su hija D.ª Leonor de Alvarado.

Acaso los que se dicen hermano y sobrino resulten una misma persona.

Alvarado (Luis), págs. 95, 181, I.—Primo de D. Pedro de Alvarado, á quien acompañó en las conquistas de la Nueva España y de Guatemala, y se instaló luego en este Reino. Al discutirse en 27 de setiembre de 1541 el punto donde debía fundarse la nueva capital, pues la primera acababa de ser arruinada por la inundación del Volcán de agua, se propuso edificarla en la milpa de este Luis de Alvarado.

Alvarado (D. Pedro), desde la pág. 18 á la 330, I, y de la 49 á la 159, II, citado en muchas páginas.—D. Pedro de Alvarado, hijo del Comendador de Lobón, nació en Badajoz en 1485; el año de 1510, á los veinticinco de edad, se embarcó para la Isla Española; de alli pasó á la de Cuba con Diego Velázquez, y en 1518 al inmediato continente en la armada de Juan de Grijalva, con quien recorrió alguna costa desde la península de Yucatán, y dejó á un río su nombre, que aun hoy tiene. Grijalva le comisionó para volver á Cuba y llevarle á Velázquez noticias del descubrimiento y muestras del oro y de los objetos rescatados, y habiendo regresado al tiempo en que aprestaba Hernán Cortes, de acuerdo con el mismo Velázquez, otra armada para continuar la misma empresa, se alistó en ella con sus hermanos José, García, Gonzalo, Gómez y Juan, y algunos parientes y deudos, hasta el número de diez del apellido Alvarado, con los que se embarcó en febrero de 1519, y en la nave San Sebastián, que puso á su mando Cortés, llegó el primero á la isla de Cazumel; siguiendo desde allí todos los incidentes de la expedición hasta desembarcar definitivamente en el punto donde se fundó la Villarica de la Veracruz.—Instalada la población española, siguió al conquistador Hernan Cortés en todos los azares de la guerra, hasta la entrada en Mexico, así en Cempoal como en Tlaxcala, donde aceptó por mujer á una hija del valeroso Xicotencatl, llamada luego doña Luisa Xicotenga ó Xicotencatl Tecubalsi, con la que hubo á D.ª Leonor de Alvarado Xicotenga y otros hijos: estuvo en Cholula y en Mexico, quedando en esta capital al frente de 130 españoles, mientras iba Cortés con los demás á contener la invasión comandada por Pánfilo de Narvaez. Durante la ausencia del caudillo promovió Alvarado el impolítico conflicto y sangrienta matanza del 16 de mayo de 1520, que pudo dar fin á toda la guarnición española de la capital, y lo diera á no presentarse Cortés con los suyos y el refuerzo de los de Narvaez, que se le habían juntado, á contener la irritación y hostilidades de los mexicanos, aunque les obligaron, con todo, á abandonar la ciudad en aquella triste noche del 1.º de julio, en que Alvarado, que mandaba la retaguardia, salvó casualmente, atravesando la ancha zanja de la calzada, y de ahí se inventó la fábula de haberla saltado. No fué aquella invención sino consecuencia de la fama de saltador que el extremeño llevó á las Indias por el suceso que se refiere en las págs. 177 y siguientes del tomo I.

En Otumba, en Tlatelolco y en todas las funciones guerreras de la rendición de Mexico, demostró Alvarado sus dotes de caudillo, su gran capacidad y aquella su propia afición á ser temido más que á ser amado; y tomada la capital de los Emperadores aztecas, fué á someter al cacique de Tutepec, por encargo de Cortés, y á fundar allí una población española; lo que verificó con 150 conquistadores, que por el mal terreno y pobres repartimientos, abandonaron la nueva villa de Segura y se retiraron á Oaxaca y á Mexico. Vuelta Alvarado á esta ciudad, le encomendó Cortés otra más grave misión, cual fué la conquista del territorio de Guatemala, de que tenía noticia por el señor de Tehuantepec.—Con 750 hombres de calidad, de ellos 300 infantes entre escopeteros y ballesteros, 135 de á caballo, cuatro tiros de pólvora á cargo del artillero Usagre, 200 indios tlaxaltecas y cholulecos, y 100 mexicanos, salió para aquella conquista el 15 de noviembre de 1523. Pacificó en Tehuantepec á los indígenas remontados en los peñoles de Huelamo; pasó de allí á Soconusco, primer territorio de Guatemala, y luego á Suchitttepeques, para encontrarse en lo de Quetzaltenango, donde descansó, y le puso este nombre por haber dado muerte á un aguila nombrada Quetzal, que supusieron los indígenas fuese la encarnación del demonio. Tuvo en Utatlán y Olintepeque indómita resistencia, y dominados aquellos quelenes, se dirigió á Guatemala, llamado por el Rey Sinacam; hallóse luego en la guerra de Escuintepeque, ó tierra de los Pipiles, y sometidos, se dirigió para que lo fueran los Zutugiles á su ciudad de Atitlán, que le recibieron con formidable y larga resistencia.

Teniendo allí noticia de que Hernán Cortés se hallaba en Honduras, fué allá, y no encontró mas que á sus capitanes Luis Marín y Bernal Díaz del Castillo, que estaban en el pueblo de Malalacá, en la Choluteca; tropezando á poco con los capitanes de Pedrarias Dávila, Garabito y Campaña, que iban á partir términos con la gobernación de Alvarado. Tomo éste luego la vuelta de Guatemala, y al acercarse á la provincia de Cuscatlán, marchando aún por la de San Miguel, se detuvo ante la crecida corriente del río Lempa, que pasó el ejército en canoas; visitó luego el pueblo de Chaparrastique, situado en la otra ribera, punto donde fué muerto Nicueza, y al penetrar en el pais de Cuscatlán, ó provincia de San Salvador, vió el territorio en són de guerra, y sin combatir siguió adelante por la prisa que tenía de verse con Cortés. Quiso evitar igualmente la lucha en los pueblos cercanos á Petapa, sin duda los del contorno de Salpatagua, que tenían los guatemaltecos con las sierras cortadas y fortificados los barrancos con muchos escuadrones de guerreros; pero disputándoles el paso, tuvieron que reñir una batalla de tres días para poder pasar, y conseguido, continuaron la marcha por Petapa al valle de Panchoi, ó del Tuerto, y de alli á la primitiva Guatemala, en donde se alojaran en las casas que habían sido de Sinacam y hospedería de Sequechul, á quien, por rebelde, había llevado allí D. Pedro de Alvarado. Este, á los diez días, que invirtió en tomar ciertas disposiciones, y entre ellas la de nombrar los alcaldes ordinarios para la nueva población, se dirigió á Mexico el 27 de agosto de 1526 con parte de su ejército y aquella parte del de Cortés que le acompañaba; acabó de someter, de paso, á los indígenas de Olintepeque, que también se habían rebelado, y tomando el camino de abajo, ó sea el de Soconusco, fué por Tehuantepec y Oaxaca á Mexico, que encontró aún algo revuelto y gobernado por Marcos de Aguilar, en virtud de nombramiento hecho al morir por el juez de residencia Luis Ponce de León.

Así que Alvarado se avistó con Cortés y hubo nombrado para que le sustituyera interinamente en Guatemala á su hermano Jorge, embarcóse para España, donde se encontraba ya el 18 de diciembre de 1527; arregló sus asuntos con la protección del comendador Francisco de los Cobos; contrajo matrimonio con D.ª Francisca de la Cueva, hija del Almirante y sobrina del Duque de Alburquerque, la que se embarcó con él para la Nueva España, llegó en octubre de 1528, y murió en la Veracruz, á poco de llegar, en 1529. Pasó Alvarado á Mexico, se detuvo para terminar el arreglo de sus asuntos y contener á los émulos de Cortés, y hasta el lunes 11 de Abril de 1530 no pudo entrar en Guatemala, ahuyentando con su presencia al visitador Francisco de Orduña, que tanto había perturbado el país, y restableciendo la tranquilidad pública. Conseguido esto, quiso tomar parte en la conquista del Perú, y al efecto aprestó una armada de seis naves en el puerto de Istapa y dos en la provincia de Nicaragua, que reunidas en Amapala, se hicieron á la vela el 31 de enero de 1534 con rumbo á las costas de aquel Reino. Desembarcó con su expedición de 800 hombres en la bahía de Caraques el mes de marzo; se avistó con Diego de Almagro, y concertando con éste y con Francisco Pizarro que les cediera 500 de sus expedicionarios y parte de los navíos por 120.000 castellanos de oro, recibió el dinero y regresó á Guatemala á fines de abril de 1536. Pasó luego á Yucatán para zanjar con el Adelantado D. Francisco Montero las diferencias que existían sobre límites entre ambas gobernaciones por la parte de Honduras, y conseguido el acuerdo, buscó en las mismas costas de Honduras punto á propósito para establecer el puerto del Reino por aquella parte, y decidido por el Puerto de Caballos, mandó habilitarlo; y estando en esto, tuvo noticia de que el oidor de la Audiencia de Mexico, Alonso Maldonado, iba á tomarle residencia, en virtud de una cédula real de 27 de octubre de 1535. Para evitarla y asegurarse de su gobernación, prestó las fianzas necesarias, trasladóse á Mexico, y de allí á la Habana y á España, donde obtuvo en 9 de agosto de 1538 nombramiento de gobernador y capitán general de Guatemala y almirante de la mar del Sur, y una cédula para que la residencia no tuviese efecto: obtuvo además, por mediación del Emperador, dispensa para contraer matrimonio con D.ª Beatriz de la Cueva, hermana de su anterior esposa, y celebradas las bodas, se embarcó para su gobernación; tomó tierra en el Puerto de Caballos el 4 de abril de 1539, y llegó á la ciudad de Guatemala el 16 de setiembre del mismo año.

Instalado allí, se dedicó á mejorar la población y el Reino: en 27 de abril de 1540 edificó la primera casa de teja, destinándola á la corporación municipal; activó la construcción de molinos en el sitio de Atmulunga, de la iglesia catedral y de otras edificaciones; dispuso que se llevase á la ciudad por atarjeas el agua del Chorrillo, señalando para las obras una gran parte de los indios de su encomienda, y en tanto aprestó una armada de trece navíos en el puerto de Acaxutla para hacer la expedición á las Molucas. Notificado su viaje al Cabildo en 19 de mayo de 1540 y el nombramiento de su cuñado y yerno D. Francisco de la Cueva para que le sustituyese en el mando, salió de Guatemala el 25 del mismo mes, y á los principios de junio se hizo á la vela, llevándose á los reyes Sinacam y Sequechul, que hacía catorce años tenía presos, para que no pudieran ser bandera de rebelión en las tierras que habían regido. Desembarcó en el puerto de la Purificación, de la provincia de Xalisco, en la Nueva España; pasó de allí al pueblo de Chiribito, en Mechoacán, encomendado á Juan de Alvarado, para conferenciar con el virrey don Antonio de Mendoza, que quería tomar parte en aquella empresa; juntos fueron á ver la armada, que se trasladó al puerto de Navidad, y juntos pasaron á Mexico á concertar las capitulaciones, y convenido en que la expedición la mandarían por parte de Alvarado su sobrino Juan, y Villalobos por el Virrey, fué D. Pedro á la Navidad para disponer los últimos detalles.

Estando allí recibió una carta de Cristóbal de Oñate, en que le noticiaba el aprieto en que le tenían los indios de los peñoles de Nochistlán; fué allá Alvarado con su gente, y el 24 de junio de 1541, estando en un repecho disponiendo una acometida á los indios, se desprendió desde la altura el caballo del soldado sevillano Baltasar de Montoya, y arrollando á Alvarado, le hizo descender largo trecho, magullándole de tal suerte, que once días después, el 5 de julio, murió en la villa de la Purificación, donde fué enterrado; trasladándose luego los restos al pueblo de Chiribito por su deudo Juan Alvarado, y más tarde á la ciudad de Guatemala por encargo de su hija D.ª Leonor de Alvarado Xicotencatl, esposa de D. Francisco de la Cueva.

Con la muerte de Alvarado se malogró la empresa; desaparecieron los reyes Sinacam y Sequechul, de quienes no se volvió á saber, y quedó la gobernación de Guatemala en interinidades, hasta que, en 1544, empezaron á tenerla los Presidentes de la Audiencia.

Alvarado (D.ª Juana), pág. 235, I.—Señora de ilustre sangre, de resplandecientes virtudes, devota y bienhechora de la capilla de Nuestra Señora de Loret, venerada en el templo de San Francisco de Guatemala, la cual devota conservaba la tradición de la procedencia y milagros de la santa imagen.

Alvarado Jicotenga Tecubalsi (D.ª Leonor de), págs. 94, 95, 146, 156, 171, 175, 178, I.—D.ª Leonor de Alvarado fué hija natural de D. Pedro de Alvarado y de Doña Luisa Jicotenga ó Xicotencatl, hija del señor de Tlaxcala de este apellido, que la cedió al conquistador cuando con Hernan Cortés entró en la capital de aquella República. Casó D.ª Leonor con D. Francisco de la Cueva, hermano de las dos esposas legítimas D.ª Francisca y D.ª Beatriz que tuvo Alvarado, ó sea con el cuñado de éste; salvó afortunadamente de la inundación que arruinó á la primera capital de Guatemala el 11 de Setiembre de 1541; y mandó trasladar á la nueva ciudad los restos de su padre que existían en el pueblo de Chiribito encomendado á su deudo Juan Alvarado. Del matrimonio de D.ª Leonor con D. Francisco de la Cueva procedieron las familias de Alvarado Villacreces Cueva y Guzmán, muy influyentes en aquel Reino aún á fines del siglo xvii.

Alvarado Villacreces Cueva y Guzmán (D. Martín), página 175, I.—Descendiente de D. Pedro de Alvarado y que por lo mismo tuvo sepultura en la capilla mayor de la nueva catedral de la segunda ciudad de Guatemala.

Alvarado Villacreces Cueva y Guzmán (D. Tomas), página 95, I.—Descendiente como sus hermanos de Don Pedro de Alvarado, según lo probaron á fines del siglo xvii.

Alvarez (Juan), pág. 321, I.—Expedicionario con D. Pedro de Alvarado en la conquista de Guatemala, que al atacar á los indios rebelados y guarecidos en los peñoles de Jalpatagua fué muerto al anochecer del día en que sufrieron la misma desgraciada suerte Hernando de Alvarado y otros.

Alvarez de Vega, pág. 109, I.—Los de este apellido poblaron la primera capital de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Alvarez Alfonso Rosica de Caldas (D. Sebastián), páginas 223, 255, 267, I.—Caballero del hábito de Santiago, señor de la casa de Caldas y 18.º gobernador de Guate- mala (V. pág. 179, II), erigió, hacia 1670, la nueva cate- dral de la segunda ciudad de Guatemala, fabricando más de tres varas desde los cimientos; y el Deán y Cabildo, re- conocidos, le hicieron sepulcro en la capilla de San Pedro, donde fué enterrado á su muerte. Fué aquel Gobernador mal visto del Presidente del Consejo de Indías, Conde de Peñaranda, por haber tratado con excesiva dureza al fiscal de la Audiencia D. Pedro de Miranda Santillán, acusado del delito de baratería; y no fué gran partidario de las libertades municipales, cuando se atribuyó facultades del Cabildo otorgando por seis años el remate de las carnes para el consumo de la capital á D. Juan de Arribillaga Coronado. Gobernó Alvarez Alfonso Rosica desde 1668 á 1672, que murió en Guatemala.

Amalín (Pedro), págs. 323, I; 157, II.—Conquistador del Reino de Guatemala con Pedro de Alvarado, quien en 1526 dispuso que como capitán, y acompañado de los de de esta clase Perez Dardón y Francisco López, fuese á reducir á los petapanecos rebelados y auxiliar al cacique Cazhualam que se mostraba leal á los españoles. Siendo caudillo D. Pedro Portocarrero, dejó á Amalín con Francisco de Orduña y 120 infantes guarneciendo el valle de Tianguiz ó de Chimaltenango, mientras iba él con el grueso del ejército á someter á los reyes Sinacam y Sequechul.

Andrade: (Hernando de), pág. 98, I.—Descendiente á fines del siglo xvii del conquistador Vázquez de Molina. (V.)

Andrino (Dionisio), pág. 303, I.—Vecino del valle de Mesas en el reino de Guatemala, que de un almud de frisoles (judías) de los llamados vejuquillos, por lo que enredan, cosechó cuatro fanegas. Presenta este caso el autor para manifestar la fecundidad de aquel terreno.

Angelo María (Fray), pág. 228, I.—Arzobispo de Mira, que siendo legado de la Silla Pontificia en Guatemala consagró en 1.º de mayo de 1628 la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, que acompañó á los conquistadores de la Nueva España y de ese Reino.

Angulo (Fr. Pedro), págs. 114, 115, II.—Compañero de Fr. Bartolomé de las Casas en las misiones de Chiapa y en tierra de Lacandón.

Angulos-Mondragones, pág. 109, I.—Los de este apellido fueron pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Aponte (Esteban de), pag. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Aragón (Juan de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Aragón (Pedro de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Arboleda (Fr. Pedro de), págs. 232, 234, I.—Venerable religioso que recibió de D. Pedro de Solórzano una imagen de Nuestra Señora de Loreto, que á su presencia hizo algunos milagros.

Arévalo (Francisco de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, á cuyas órdenes sirvió esmeradamente, y con tanto calor en la guerra como prudencia en la paz. Su descendencia, perpetuada por hembra, paraba á fines del siglo xvii en D. José de Lara Mogrovejo, contador del Tribunal de Cruzada, en sus ilustres hermanos y otros descendientes del conquistador, religiosos doctos y llenos de virtudes de la orden Franciscana, que son Vázquez; por donde tienen otro abolengo conquistador que es varonía: otra línea es la de Molina. (V.)

Arias (Gaspar), págs. 97, 124, 132, 267, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, quien le envió á la Choluteca, donde se presentaron dos capitanes de Pedrarias Dávila para partir términos con el reino de Guatemala, á fin de que tratase aquel asunto. Fué después alcalde ordinario de Guatemala, y antes de cumplir el tiempo de su elección se le desposeyó del cargo por el visitador Orduña, que puso en su lugar á Gonzalo de Ovalle. En 1536 se le nombró procurador general del Reino para que pasase á la corte á gestionar los asuntos de aquellas provincias.

Arias de Avila (Pedro), págs. 14, 124, 133, 316, I.—Gobernador de Tierra Firme, que para extender el territorio de su mando envió hacia la parte de Guatemala á los capitanes Garabito y Compaño, que penetraron por la provincia de Cuscatlán ó San Salvador, y fueron allí detenidos por Gaspar Arias, comisionado por Pedro de Alvarado para arreglar la cuestión de límites. Estas diferencias con Pedrarias dilataron el regreso de Alvarado á Guatemala cuando hizo su viaje á Honduras.

Armengol (Pedro), págs. 268, 328, I.—Ganadero rico de Guatemala que á fines del siglo xvii remató el servicio de carnes á la ciudad, obligándose á dar veinticinco libras por un real. En el distrito de Gueguetenango descubrió una veta de metal acerado que daba en los ensayos la mitad de plata; la cual mina se perdió al hacer desmontes para la labor, y no se volvió á encontrar.

Arribillaga Coronado (D. Juan), pág. 267, I.—Vecino de Guatemala, que obtuvo del gobernador D. Sebastián Alvarez Alfonso Rosica (1668-1672) el remate por término de seis años de las carnicerías de la capital, atropellando los derechos del Cabildo que hacía esos remates y destinaba sus productos al fondo de propios municipales.

Arribillaga Coronado (D. Tomás), págs. 303, 328, I; 54, 55, II.—Propietario de uno de los mejores ingenios de cañas de azúcar que contaba Guatemala á fines del siglo xvii, y proveía con su producto á esta ciudad. Su situación era en el Valle de Mesas, próximo al ingenio del historiador Fuentes y Guzmán, existiendo entre ambas propiedades una cueva, labrada á pico por los indígenas, muy capaz y desahogada, y en el ingenio del D. Tomás un manantial del río subterráneo del valle de Petapa que pasa por el valle de Mixco, y al brotar se le dió el nombre de Ojo de agua de Arribillaga.

Arteaga (Bernardino de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Artiaga (D.ª Juana), pág. 174, I.—Señora natural de Baeza, y doncella de la esposa de D. Pedro Alvarado, doña Beatriz de la Cueva, que con ésta fué muerta por la inundación de Guatemala ocurrida en la noche del 11 de setiembre de 1541, y con ella y las otras ocho damas que perecieron juntas, fué enterrada en la iglesia catedral.

Ascona (Fr. Domingo de), págs. 247, 248, I.—Religioso dominico que propuso se fabricase un reloj para la catedral de la segunda ciudad de Guatemala, y se acordó de conformidad en la corte por Real rescripto de 9 de junio de 1553.

Austria (D.ª Mariana de), pág. 164, I.—Compara el autor la gobernación de esta Reina durante la menor edad de su hijo D. Carlos II, con el triste y corto mando de Doña Beatriz de la Cueva en Guatemala, después de la muerte de D. Pedro de Alvarado.

Avalos (García de), pág. 98.-Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.—Los Avalos ó Abalos, que eran Avalos y Quevedo, tenían representación en Guatemala á fines del siglo xvii en el padre sochantre D. Marcos de Avalos y Quevedo.

Avendaños, pág. no, I.—Fueron los de este apellido pobladores también de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, á cuyas conquistas ayudaron. V. Abendaños.

Ayalas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores también de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Balderas (Fr. Francisco de), pág. 147, I.—Uno de los cinco frailes franciscanos que en noviembre de 1540 fueron á establecer su religión en la ciudad de Guatemala.

Barahona, Barona (Sancho de), págs. 200, I; 84, 157, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y capitán en el ejército que D. Pedro Portocarrero reunió en 1526 para someter á los reyes rebelados y fortificados en Sacattepeques, Sinacam y Sequechul.—Siendo alcalde ordinario de Guatemala en 1578 el mismo Barahona, se instalaron en el convento de la Concepción de aquella ciudad las primeras monjas procedentes de Mexico.

Barba (Pedro), pág. 114, I.—Teniente de gobernador en la villa de San Cristóbal de la Habana cuando en febrero de 1519 se disponía Hernán Cortés á embarcarse para el inmediato continente; al cual Pedro Barba le mandó el gobernador de la isla de Cuba Diego Velázquez, desde la ciudad de Santiago, que embargase la armada y detuviese á Cortés, lo que no tuvo efecto por mediar, entre otros, D. Pedro de Alvarado y haberse hecho á la vela las naves precipitadamente.

Barreda (D. Diego de la), pág. 19, II.—Descendiente del conquistador y poblador de Guatemala Héctor de la Barreda; el cual D. Diego y D. Sebastián, su hermano, vivían en el Valle de las Vacas de aquel reino á fines del siglo xvii muy estrechamente.

Barreda (Héctor de la), págs. 106, I; 19, II.—Conquistador con D. Pedro de Alvarado del reino de Guatemala y poblador del Valle de las Vacas, á que se dió este nombre por las primeras que llevó allí desde la Habana. En 1530 sólo Hector poseía ganado vacuno en aquel territorio, donde un toro valía 25 pesos de oro de ley.

Barreda (D. Sebastián de la), pág. 19, II.—V. Barreda (D. Diego de la).

Barrientos (Juan de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Barrios Leal (D. Jacinto de), págs. 281, I; 112, II.—General de artillería, presidente y gobernador de Guatemala desde 1688 á 1695. (V. pág. 181, II): fué uno de los buenos que mandaron en aquel reino, protector de los indios y celoso guardador de los fueros municipales.

Beatriz (D.ª), págs. 108, 139, I.—Esposa de D. Pedro de Alvarado.—V. Cueva (D.ª Beatriz de la).

Becerra (Bartolomé), págs. 103, I; 82, 115, 157, II.—Conquistador de los reinos de Guatemala con D. Pedro de Alvarado; capitán con Portocarrero de una de las siete compañías de españoles que en 1526 sometieron á los reyes rebelados Sinacam y Sequechul, y primer alcalde ordinario del Ayuntamiento de la capital en 1534 y 1544. En la sesión del Cabildo de 9 de julio de este último año pidió se hiciese información por el escándalo y descrédito que ocasionaban las siniestras noticias esparcidas por fray Bartolomé de las Casas y Fr. Pedro de Angulo sobre los asuntos de aquellas partes. La única hija de Bartolomé, Teresa Becerra, casó con Bernal Díaz del Castillo, y de de esta unión la descendencia que á fines del siglo xvii estaba representada por los Castillo, Becerra, Cueva y Guzmán y Fuentes y Guzmán.

Becerra; (Diego), págs. 126, I; 187, II.—V. Rojas (Diego de), con quien el manuscrito le equivoca.

Becerras (Los), pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, en cuyas conquistas ayudaron.

Béjar y de Alburquerque (Duque de), págs. 85, 139, I.—Favorecedor de los conquistadores de la Nueva España y de Guatemala. Respecto de Hernán Cortés, pudo deshacer las acusaciones fomentadas por el Obispo de Burgos, Rodriguez de Fonseca, y casarle con D.ª Juana de Zúñiga, sobrina del mismo Duque. A D. Pedro de Alvarado le favoreció también cerca del Emperador y le casó con otras dos sobrinas suyas: en 1528 con D.ª Francisca de la Cueva, hija de su hermano, que murió al desembarcar en la Veracruz el año 1529, y en 1538 con D.ª Beatriz de la Cueva, que fué victima de la inundación de Guatemala ocurrida en la noche del 11 de setiembre de 1541.

Betancour (Hermano Pedro de San José), págs. 200, 202, I.—Fundador de los caritativos religiosos de la compañía de Nuestra Señora de Belén en Guatemala, por la que gastó grandes sumas el presidente D. Fernando Francisco de Escobedo, que gobernó aquel reino desde 1672 á 1678. La ermita de las Animas del Purgatorio fué ofrecida á devoción de aquel ejemplarísima hermano.

Bobadilla (Ignacio de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Bocanegra (Jorge de), pág. 134, I.—Uno de los pobladores de la ciudad de Guatemala, al que D. Pedro de Alvarado nombró alcalde en 1530, al regresar de España y deshacer la obra perturbadora del visitador Orduña.

Bustillo (Fr. Alonso), pág. 147, I.—Uno de los cinco frailes franciscanos que en noviembre de 1540 fueron á establecer su religión en la ciudad de Guatemala.

Cabezas (Alonso), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Cabrera (Gabriel de), pág. 266, I.—Conquistador y poblador del reino de Guatemala, y enviado por esta ciudad á la corte en agosto de 1531 con el cargo de procurador general para que gestionase asuntos interesantes á aquel reino.

Cabreras, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Cachiquel (Rey), pág. 61, I.—Rey de Cacbiquel ó de los Cachiqueles, ó sea de la parte donde fundaron los españoles la capital de Guatemala, era Sinacam, al conquistar aquel territorio D. Pedro de Alvarado.

Cala (Francisco), pág. 174, I.—Marido de la hechicera Agustina (véase ésta), según el historiador Gómara.

Calimaya (Conde de), pág. 269, I.—Conde de Santiago de Calimaya era D. Fernando de Altamirano y Velasco, en 1657. (V. éste.)

Callejas, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores también de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, en cuyas conquistas ayudaron.

Cano (Juan), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Caraza Figueroa (D. Jerónimo), pág., 234, I.—Caballero muy anciano en 1690, de acreditado inicio, é inteligente en antigüedades guatemaltecas, que refería la tradición de la procedencia y milagros de la imagen de Nuestra Señora de Loret. Venerada en el templo de San Francisco de Guatemala.

Cárcamos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Cárdenas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que fueron también á conquistar.

Cárdenas (Lucas de), pág. 335, I.—Habitante en el reino de Guatemala que, conociendo las virtudes del Aguacate, curó la llaga que tenía en la pierna un negro esclavo de Fuentes y Guzmán.

Carlos II, pág. 3, I.—El Rey de España, último de la Casa de Austria.

Carmona (Juan de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. A fines del siglo xvii no quedaba de Carmona mas sucesión que la de Fr. Juan de Carmona, religioso franciscano, y la de María, Manuela, Francisca y Cecilia, rebiznietas del conquistador.

Carmona (Pedro de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Carranza de Córdoba (Bachiller Diego Félix), pág. 196, I.—Cura beneficiado del pueblo de Jutiapa, en Guatemala, que escribió doctas y copiosas descripciones de la catedral de Guatemala en 1681.

Carranzas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar, y descendientes del famoso, por la destreza de las armas, Jerónimo Sánchez de Carranza.

Carranza Medinilla (D. Tomás), pág. 222, I.—Capellán, natural y patricio de la ciudad de Guatemala, único que salvó del naufragio en que murieron todos los que iban embarcados en la nave que conducía á Panamá al exgobernador D. Alvaro de Quiñones Osorio, Marqués de Lorenzana, el año de 1642.

Carranzas Medinillas, pág, 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Carrillo (Hernán), págs. 95, 126, I; 73, 156, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, que asistió á la primera reducción de Sacattepeques; fué de los primeros regidores de la capital de aquel reino, y en 1526, como alcalde ordinario, quedó mandando en ella, mientras se sofocaba la rebelión de los reyes Sinacam y Sequechul.

Casas (Fr. Bartolomé de las), pág. 113, II.—Bartolomé de las Casas ó Casaus, hijo de Antonio, descendiente de los conquistadores de Sevilla, nació en esta ciudad en 1474; hizo allí sus primeros estudios; se licenció de teología en Salamanca, y pasó con Ovando á la Isla Española en 1502, donde ya había estado su padre desde 1493 á 1498. Dedicóse allí á protector de los indígenas, de que obtuvo título en 1516, pero á costa de la raza negra, á la que condenó á perpetua esclavitud por favorecer á sus protegidos. En 1519 profesó como Dominica en el convento de Santa Cruz de la misma Isla Española, de la que pasó á las inmediatas de Cuba y Jamaica; hizo varios viajes á España, siempre en interés de los indios, que le fué premiado por el Emperador con el Obispado de Cuzco, que no aceptó, y después, en 1540, con el de Chiapa, que desempeñó hasta 1548, que renunció á cambio de una compensación de 200.000 maravedís anuales en rentas de Indias. A este tiempo publicó su famoso libro, ó más bien libelo, intitulado la Destruición de las Indias: calumniosa acusación á todos los conquistadores, que combate Fuentes y Guzmán con hechos históricos irrebatibles y con ejemplos de cuanto aquellos héroes hicieron y disposiciones humanitarias que dictaron en bien de los conquistados; diciendo que el Obispo Casaus anduvo muy equivocado en hacer afirmaciones calumniosas, dando asenso á falsedades y quimeras, y tratando á los españoles cual si fueran tan extranjeros suyos como podían ser los moros; y que todos los falsos informes dados al Rey se vieron bien comprobados en la falta de verdad con que se atribuyó la pacificación de la provincia de Lacandón. Murió Las Casas en Valladolid el año de 1566, á los noventa y dos de edad, y fueron sus restos trasladados al convento de Atocha de Madrid.

Casaus (Rdo. Obispo de Chiapa, Fr. Bartolomé), págs. 45, 50, 148, 149, 254, 256, 257, I.—V. Casas (Fr. Bartolomé de las).

Castellón (Francisco), págs. 99, 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y teniente de caballería en el ejército reunido por D. Pedro Portocarrero en 1526 para combatir la rebelión acaudillada por los reyes indígenas Sinacam y Sequechul.

Castilla (D. Luis de), pág. 153, I.—Uno de los dos emisarios que el virrey de la Nueva España D. Antonio de Mendoza envió, en 1541, desde Mexico al puerto de la Purificación de la provincia de Jalisco, para tratar con D. Pedro de Alvarado sobre la expedición á las Molucas ó islas de la Especería.

Castilla (Prior), pág. 271, I. —V. Criado de Castilla (Alonso).

Castillo (mi), págs. 12 á 14, 18, 50, 53, 59, 60, 113, 166, 227, I; 80, II.—V. Díaz del Castillo (Bernal).

Castillo (D. Ambrosio del), pág. 171, I.—Hijo de D.ª María del Castillo y nieto de Bernal Díaz, deán de la catedral de Guatemala en 1638, después de haber ejercido los cargos de tesorero, maestrescuela y arcediano de la misma iglesia desde 1630.

Castillo (D.ª Clara del), pág. 171, I.—Hija de D.ª Maria del Castillo, hermana de los deanes de la catedral de Guatemala D. Ambrosio, D. Tomás y D. Pedro, y nieta de Bernal Díaz del Castillo. Murió en 1688, de edad de cien años.

Castillo (P. Fr. Jacinto), pág. 76, II.—Provincial que fué en el siglo xvii de la Orden de Santo Domingo en Guatemala, á quien crió desde niño el venerable Fr. Andrés del Valle, compañero de Fr. Lope de Montoya, el cual fray Jacinto, tío del historiador Fuentes y Guzmán, refirió á éste la vida ejemplar del P. Montoya.

Castillo (D. José del), págs. 171, I; 101, 144, II.—Rebiznieto de Bernal Diaz del Castillo y deudo del historiador Fuentes y Guzman. Los hijos del D. José poseían, á fines del siglo xvii, labores en el valle de Jilotepeques, abundantes en una especie de cristal de roca sobre guija negra, y un trapiche en el punto donde el minero Diego Sánchez tuvo en los primeros tiempos de la conquista un molino para metales en el río del Molino del valle de Alotenango.

Castillo (Maestro D. Pedro del), pág. 171, I.—El Maestro D. Pedro del Castillo Cárcamo Valdés, hijo de D.ª María del Castillo y nieto de Bernal Díaz, fué canónigo, maestrescuela, arcediano y deán de la catedral de Guatemala sucesivamente en los años de 1655 á 1666.

Castillo (D. Tomás del), pág. 171, I.—D. Tomás Díaz del Castillo, hijo de D.ª María del Castillo y nieto de Bernal Díaz, fué canónigo, maestrescuela, chantre y deán de la catedral de Guatemala desde 1635 á 1654.

Castillo (D.ª Maria del), págs. 57, 171, I.—Nieta de Bernal Díaz del Castillo y madre de los canónigos de la catedral de Guatemala D. Ambrosio, D. Tomas y D. Pedro del Castillo y de D.ª Clara del Castillo, tíos del historiador Fuentes y Guzmán, los cuales canónigos poseían el borrador original de la historia escrita por Bernal Díaz. D.ª María del Castillo murió en la ciudad vieja de Guatemala á la edad de ciento diez años.

Castillo (D.ª María del), pág. 171, I.—Rebiznieta del conquistador Bernal Diaz del Castillo, parienta y contemporanea del historiador Fuentes y Guzmán á fines del siglo xvii.

Castillos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Cazhualam, págs. 314, 315, 319, 322, I.—Señor natural de Petapa que á la entrada de los españoles en el territorio de Guatemala se ofreció de paz á D. Pedro de Alvarado al mismo tiempo que Sinacam, rey de los Cachiqueles. Algunos súbditos de Cazhualam, los del principal calpul, siguieron á los de Utatlán en la rebelión contra los conquistadores, pero el se mantuvo leal y decidió la victoria en favor de Alvarado en los llanos de Canales. El nombre de Cazhualam significa «Vendran los fieles:» él lo fué mucho á los españoles, era soberano independiente y no tributó ni reconoció jamás á las cuatro cabeceras de los Utatecos y Achies, ni á los reyes Sequechul y Sinacam. A fines del siglo xvii se conservaban entre los Guzmanes de Guatemala descendientes de Cazhualam.

Celada (Juan de), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Cerdas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que coadyuvaron á conquistar.

Céspedes (Juana de), pág. 171, I.—Una de las dos doncellas servidoras de D.ª Beatriz de la Cueva que salvaron de la inundación de Guatemala del 11 de setiembre de 1541. Fué esta Juana de Céspedes madre ó abuela de María del Castillo, y tomó este apellido por haber servido en la casa de Bernal Díaz del Castillo; á la cual María del Castillo conoció el historiador Fuentes y Guzman y comunicó en casa de sus tíos D. Ambrosio, D. Tomas y maestro don Pedro del Castillo.

Cervantes, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Cobos (Comendador mayor), págs. 69, 139, I.—D. Francisco de los Cobos, natural de Úbeda, hijo de D. Diego y de D.ª Catalina de Molina, adelantado perpetuo de Cazorla, etc.; fué secretario del Emperador Carlos V, y como tal refrendó la cédula de 19 de diciembre de 1533 encargándole á D. Pedro de Alvarado que remitiese relación y pintura de todo lo descubierto y conquistado. Cobos, que fué decidido favorecedor de Alvarado, murió en 10 de mayo de 1547.

Codines, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Colindres-Puerta, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Colmenares (Fr. García), pág. 9, II.—Vicario de Pinula á fines del siglo xvii, que comunicó al historiador de Guatemala Fuentes y Guzmán noticias sobre la existencia de minas de plata en el territorio de su parroquia.

Córdobas de Córdoba, pág. 100, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Coro (Virgen del), pág. 240, I.—Imagen milagrosa en años de sequía, como el de 1663, que se adoraba en Guatemala.

Cortés (Hernán), págs. 44, 45, 84, 85, 114 á 119, 121, 123 á 125, 127, 128, 153, 156, I; 78, II.—D. Hernando ó Fernando Cortés, hijo de D. Martín Cortés de Monroy y de D.ª Catalina Pizarro Altamirano, nació en Medellín, provincia de Badajoz en 1485; pasó á la Isla Española en 1504, donde obtuvo repartimiento de indios; en 1511 se trasladó á la cercana isla de Cuba con Diego Velazquez, de quien obtuvo, después de haber estado hondamente enemistados, el mando de la expedición para continuar en el inmediato continente los descubrimientos de Hernandez de Córdoba y de Grijalva. Partió del puerto de la Habana en 18 de febrero de 1519, y desembarcó en donde dispuso la fundación de la Villarrica de la Veracruz, emprendiendo desde allí la conquista de la que nombró la Nueva España. Verificada esta conquista y posesionado de la ciudad de Mexico, envió á D. Pedro de Alvarado á la conquista de Tutepec, y luégo, en 1523, á la de Guatemala: durante esta hizo Cortés la expedición á Honduras, donde fué Alvarado en su busca, y no encontrandole, le siguió á Mexico en 1526 y presenció las perturbaciones en que habían sumido el país los oficiales reales á quienes confió la gobernación Hernán Cortés. Privado éste del mando, vino á España en 1528 y fué muy honrado por el Emperador; regresó á Mexico en 1530 para organizar expediciones en el mar Pacífico, no muy afortunadas, y volvió á la corte en 1540; acompañó al Emperador en su expedición á Argel en 1541 en la que fué poco atendido, y vuelto á España, pasó á Sevilla y de allí á Castilleja de la Cuesta, donde murió el 2 de diciembre de 1547. Sus restos se trasladaron á Mexico.

Cortés (Martín), pág. 85, I.— Martín Cortés de Monroy, padre de Hernán Cortés, se presentó al Rey para desbaratar con la verdad de los hechos las calumnias levantadas contra su hijo el gran conquistador, ayudándole en esta buena obra el Duque de Béjar.

Cota (Dr. Blas), pág. 178, I.—Era abogado del Ayuntamiento de Guatemala el año de 1541, y en la sesión del Cabildo de 14 de setiembre decidió á los concejales á que revalidasen en la gobernación á D. Francisco de la Cueva, señalandole por adjunto al reverendo y venerable Obispo Marroquín, en tanto que la corte proveía la vacante ocurrida por muerte de D. Pedro de Alvarado.

Cota-Manuel, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Crespo Juárez (Pedro), pág. 203, I.—Correo mayor, que dejó un legado para la fundación de la pontificia y real Universidad de San Carlos de Guatemala, erigida en 1679.

Criado de Castilla (Alonso), pág. 269.—Gobernador de Guatemala de 1598 á 1611 (V. pág. 177, II), que trató de quitar el privilegio que tenía el Cabildo de nombrar juez visitador de los indios, ó sea corregidor del Valle, nombrando por sí á su sobrino D. Francisco Criado de Castilla, á lo que se opuso el Rey por varias cédulas. Parece, sin embargo, que ya en 1584 había empezado este abuso, siendo presidente el Licenciado García de Velarde.

Criado de Castilla (D. Francisco), pág. 269, I.—Sobrino del gobernador de Guatemala Dr. Alonso Criado de Castilla, quien le nombró corregidor del Valle y juez visitador de los indios.

Cueto (Juan de), pág. 207, I.—Uno de los tres fundadores del colegio, depósito y casa de nobles huérfanas doncellas de Guatemala, donde se educaban hasta la edad en que podía dárseles proporcionado estado.

Cueto (Pedro de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, que sirvió en todas las reducciones de los reinos de la Nueva España y ocupó los primeros puestos de la ciudad de Guatemala. Su sucesión la continuaba á fines del siglo xvii Juan de Medina Cueto, y pertenecía á esta familia el bachiller Jacinto de Medina Cueto, sacerdote de ejemplar vida, que murió en 1685 con crédito de superior y maravillosa virtud.

Cueva (D.ª Beatriz de la), págs. 108, 139, 141, 146, 161, 162, 163, 165, 166, 169, 170, 173, 174, 175, 178, I.—Hija de D. Pedro de la Cueva, Conde de Bedmar, y sobrina del Duque de Alburquerque; casó en 1538 con D. Pedro de Alvarado, con quien pasó á Guatemala y desembarcó en Puerto de Caballos el 4 de abril de 1539. Al embarcarse Alvarado en junio de 1540 para trasladarse á la Nueva España y emprender desde allí la expedición á las Molucas, dejó el mando á su esposa, y por teniente gobernador á su cuñado y yerno D. Francisco de la Cueva, y cuando el 9 de setiembre de 1541 se recibió en Guatemala la noticia de la muerte de Alvarado, el Cabildo la confirmó en el mando, que no desempeñó más que dos días, porque en la noche del 11 del mismo mes pereció, con algunas de las damas que la acompañaban, en la inundación que arruinó á aquella ciudad. La sin ventura D.ª Beatriz, que así firmó la aceptación del mando conferido por el Cabildo, era, además de esposa, cuñada de Alvarado; fué enterrada en la catedral de la ciudad vieja, y se trasladaron sus restos en 1580 á la de la segunda ciudad de Guatemala.

Cueva (D. Francisco de la), págs. 95, 146, 147, 160 á 163, 171, 175, I.—Hijo de D. Pedro de la Cueva, sobrino del Duque de Alburquerque y hermano de D.ª Beatriz y de D.ª Francisca, esposas de D. Pedro de Alvarado, de quien fué además yerno por haber casado con su hija natural D.ª Leonor de Alvarado Xicotencatl Tecubalsi. Alvarado obtuvo Real cédula en favor de D. Francisco de la Cueva para que le sucediese como teniente general en la gobernación durante sus ausencias, y con tal cargo quedó desde el 19 de mayo de 1540, en que el Adelantado notificó al Cabildo de Guatemala que iba (emprender la jornada á las Molucas. Al morir Alvarado le escribió á don Francisco el Virrey de la Nueva España, encargándole que continuase en la gobernación hasta que S. M. resolviese, sobre lo cual protestó el Cabildo, que no consideraba al Virrey con tales facultades, y reeligió por sí á D.ª Beatriz el 9 de setiembre de 1541, la cual hizo renunciación en su hermano al día siguiente, que revalidó el Cabildo cuatro días después, dandole por adjunto al Obispo Marroquín. El Licenciado Cueva gobernó hasta marzo de 1542, que fué sustituido por el Licenciado Alonso de Maldonado, y continuó residiendo en Guatemala, donde vivía aún en 1559. D.ª Leonor de Alvarado, que le sobrevivió, mandó labrar en la catedral de Guatemala un sepulcro para su esposo y para ella al lado de la Epístola del altar mayor.

Cueva (D.ª Francisca de la), págs. 95, 128, 139, I.—Hija de D. Pedro de la Cueva, hermana de D. Francisco y de D.ª Beatriz (V.), y primera esposa legítima de D. Pedro de Alvarado, con quien contrajo matrimonio en España el año de 1528, y se embarcó para las Indias, donde á poco de llegar al puerto de la Veracruz en la Nueva España, murió de la destemplanza de la tierra, acaso de la fiebre amarilla, en febrero de 1529.

Cueva (D. Pedro de la), págs. 84, 95, 166, I.—Comendador mayor de Alcantara y Almirante de Santo Domingo, hermano del Duque de Béjar y de Alburquerque. Fué designado por el Consejo de Indias, que presidía el enemigo de Hernán Cortés D. Juan Rodriguez de Fonseca, Qbispo de Burgos, para que, á costa del mismo Cortés, fuese á Mexico con 600 soldados. «y hallándole culpado le cortase la cabeza.» Resolución absurda que pudo conjurar Pedro de Alvarado con el Duque de Béjar, quien dió á su sobrina D.ª Juana de Zúñiga á Cortés por esposa. Sus sobrinas también, hijas de su hermano D. Pedro, D.ª Francisca y D.ª Beatriz de la Cueva, fueron esposas de Alvarado, y D. Francisco de la Cueva, hermano de éstas, yerno del mismo conquistador por su enlace con D.ª Leonor de Alvarado Xicotencatl.

Cuevas (Juan de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Chaboloc pág. 72, II.—Indio anciano del territorio de Sacattepeques en Guatemala, que aconsejó á los suyos dispusiesen sus huestes en la misma forma que los españoles para poder vencerles en los combates.

Chalán (Francisco), pág. 45, II.—Brujo adivino y cabeza de calpul del pueblo de Totonicapa en Guatemala, que entendía en la superstición de los Naguales, y reveló al historiador Fuentes y Guzmán, siendo corregidor de aquel partido, la práctica de tales supersticiones.

Cham, pág. 43, I.—Se alude al hijo de Noé, de quien algunos creen descendientes á los Tultecas de Guatemala.

Charles, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Charles (Francisco de), pág. 98, I.—Natural de Trujillo; pasó á la conquista de la Nueva España hacia el año de 1520; siguió á D. Pedro de Alvarado el 1523 en la de Guatemala, asistió en 1528, con Diego de Mazariegos, á la fundación de Villarreal de Chiapa, donde fué regidor del primer Cabildo; pasó con Alvarado al Perú en 1534; contribuyó á la defensa de Lima, cercada por Manco Inca, y murió el 26 de junio de 1541 de una estocada, en la habitación de D. Francisco Pizarro, al dirigir la palabra á los conjurados almagristas que iban á matar al conquistador.

Chaves (Hernando de), págs. 100, 101, 181, 318, I; 82, 156, II.—Conquistador de la Nueva España y de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, donde en 1526, al frente de 54 corazas de la caballería de D. Pedro Portocarrero, asistió en Sacattepeques á la rendición de los reyes rebeldes Sinacam y Sequechul. Chaves casó en Guatemala con D.ª Isabel de Vargas, y tuvieron por hija á D.ª Catarina de Chaves, que fué esposa de D. Rodrigo de Fuentes y Guzman, bisabuelo del historiador de Guatemala, y á otra hija que contrajo matrimonio con D. Pedro de Aguilar Laso de la Vega, caballero del Orden de Calatrava.—Hernando de Chaves fué el único que el 27 de setiembre de 1541, al tratarse de edificar la segunda capital de Guatemala, se opuso á que fuese en lo del Tianguecillo del valle de Chimaltenango, opinando más bien por el punto llamado el Valle y situado entre la Ciudad vieja y el pueblo de Alotenango.

Chaves (Héctor de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Chaves (Juan de), pág. 181, I.—Conquistador desde 1520 en la Nueva España y luego de Guatemala con D. Pedro de Alvarado: obtuvo vecindad en la capital en 1528; fué nombrado regidor de su Cabildo en 1531; opinó en la sesión del 27 de setiembre de 1541 que la nueva ciudad se edificase en lo del Tianguecillo del valle de Chimaltenango; se le eligió en 1544 procurador del Reino para pasar á la corte y dar cuenta del resultado que habíaa producido en Guatemala la publicación de las nuevas leyes; y renunciada tal comisión, fué nombrado segundo alcalde en 1546.

Chiapa (Obispo de), págs. 50, 149, 257, I.—V. Casas (Fray Bartolomé de las).

Chirinos (El Veedor), pág. 127, I.—Uno de los cuatro oficiales reales que la Corte envió á la Nueva España antes de emprender Hernán Cortés la expedición á Honduras, y al que, como á Salazar, confirió sus poderes el conquistador para el caso en que el tesorero Estrada y el contador Albornoz no gobernasen á satisfacción y con arreglo á la ley.

Dardón (Doctor D. Lorenzo), pág. 96, I.—El Bachiller don Lorenzo Pérez Dardón, descendiente del conquistador de estos apellidos y canónigo de la catedral de Guatemala en 1678, fué tesorero, maestrescuela y chantre de 1681 á 1691.

Dardón (Licenciado D. Luis), pág. 96, I.—Sacerdote de acreditada virtud, á fines del siglo xvii, y descendiente del conquistador de Guatemala Juan Pérez Dardón.

Dávilas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse los naturales de la costa de la Mar del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Dávilas Quiñones (Doctor D. Antonio), pág. 196, I.—Vecino de Guatemala, que escribió una Memoria descriptiva de la catedral de aquella ciudad, edificada en 1681, para suplir á la que se demolió en 1669.

Delgado de Nájera (Capitán D. Tomás), pág. 320, I.—Erá á fines del siglo xvii dueño de una hacienda de campo en el sitio del peñol de Jalpatagua, donde en 1526 dió D. Pedro de Alvarado la batalla, que duró tres dias, contra los indios rebelados.

Delgados, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Díaz del Castillo (Doctor D. Ambrosio), pág. 57, I.— Nieto del conquistador é historiador Bernal Diaz del Castillo, canónigo deán de la catedral de Guatemala en 1638, y poseedor del manuscrito original de la historia de la conquista escrita por su abuelo.

Díaz del Castillo (Bernal), págs. 8, 12, 13, 109, 124, 125, 147, 318, 321, I.—Bernardo Díaz del Castillo, hijo de Francisco Díaz, el Galán, y de Maria Díez Rejón, nació en Medina del Campo hacia la última decada del siglo xv: pasó á Tierra Firme con Pedrarias Dávila en 1514; trasladóse desde allí á la isla de Cuba, y tomó luego parte en las expediciones dirigidas al inmediato continente en 1517 por Francisco Hernández de Córdoba, en 1518 por Juan de Grijalva, y en 1519 por Hernan Cortés, á quien acompañó en la conquista de la Nueva España y en su expedición á Honduras. Vuelto Cortés á Mexico, se unió Bernal Díaz á D. Pedro de Alvarado, con quien fué á Guatemala, y luego á la capital de la Nueva España en 1526. Después de disfrutar repartimientos de poco provecho, obtuvo la encomienda de Chamula en Guatemala, donde se avecindó, y fué regidor perpetuo; contrajo matrimonio con Teresa Becerra, y dejó dilatadísima descendencia al morir de muy avanzada edad, y la Verdadera Historia de la Conquista de Nueva España, generalmente apreciada por la sinceridad con que refiere los sucesos.

Díaz (Pregonero, Diego), pág. 97. I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y poblador de la primera capital, donde parece ejerció el oficio de pregonero.

Díaz del Castillo (Francisco), págs. 270, 271, I.—El mayor de los hijos de Bernal Díaz y de Teresa Becerra, nació hacia 1536 en Guatemala; desempeñó varios corregimientos en aquel Reino; fué síndico general de aquella ciudad; contrajo matrimonio con D.ª Magdalena de Lugo, hija del conquistador, de la que hubo cinco hijos, y murió bastante pobre hacia 1612.

Díaz, el Galán (Francisco), pág. 13, I.—Padre de Bernal Díaz del Castillo, y regidor que fué de la villa de Medina del Campo en la provincia de Valladolid.

Díez Rejón (D.ª Maria), pág. 13, I.—Madre de Bernal Díaz del Castillo.

Dighero (D. Juan Antonio), pág. 273, I.—Maestre de Campo, primer alcalde ordinario de la ciudad de Guatemala en 1666 y 77, y conmilitón del presidente y gobernador D. Fernando Francisco de Escobedo.

Diosdado (Antonio), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Dominguez (Francisco), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Don Carlos, pág. 128, I.—El Emperador, V de Alemania y I de España.

Don Pedro, págs. 116, 118, 159, 187, I.—D. Pedro de Alvarado; refiriéndose á sus hechos guerreros en la calzada de San Antón de la ciudad de Mexico y á la fundación del primer molino en la ciudad vieja de Guatemala.

Dubois (Luis), pág. 156, II.—Gentil-hombre que había sido de la cámara de S. M. Cesárea, pasó á la conquista de Guatemala, y en el ejército organizado por D. Pedro Portocarrero para combatir la rebelión de los reyes Sinacam y Sequechul mandaba un escuadrón de 54 corazas de la caballería.

Durán (Juan), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Emperatriz (La), pág. 145, I.—El 13 de octubre de 1539 notició D. Pedro de Alvarado al Cabildo de Guatemala la muerte de la Emperatriz D.ª Isabel, y se dispuso que se hicieran grandes lutos en la capital.

Enríquez de Guzmán (D. Enrique), págs. 264, 266. 281, I; 112, II.—Presidente y gobernador de Guatemala desde 1684 á 1688. (V. tomo ii pág. 181.) En su tiempo estuvieron tan limitadas las funciones del fiel ejecutor de la la ciudad, que los capitulares que turnaban en el cargo quedaron reducidos á repartidores de mojarras; pero aun con tal abuso y el amparo que prestó á los transgresores de las ordenanzas municipales hubo alguna libertad en la elección de alcaldes ordinarios. Protegió decididamente á los indios encomendadas á la Corona.

Escobar (Joan de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Escobedo (D. Fernando Francisco de), págs. 264, 265, 271, 274, 328, I.—Presidente y gobernador de Guatemala desde 1672 á 1678. (V. tomo ii, pág. 180.) Durante su gobernación protegió la fundación en Guatemala del convento de la Merced, en la que gastó más de ochenta mil pesos, y se debieron á su generosidad otros beneficios hechos á la capital y al Reino. En cambio de estos bienes limitó mucho las facultades del Cabildo municipal, que perturbó bastante con sus reformas en el Corregimiento del Valle, por favorecer á su protegido D. Antonio Jaimes Moreno.

Escoto (D. Bartolomé de), pág. 78, II.—Sargento mayor, natural de las provincias de Guatemala. que pudo conseguir la reducción de unas ochenta familias de los indomables indios Hicaques.

Eselixoc, pág. 20, I.—Mujer de Acxopíl, rey de los Quiches, Cachiqueles y Zutugiles. (V.)

Espinal (Juan de), págs. 98, 328, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. A fines del siglo xvii habitaba un descendiente de aquél en la cueva labrada á pico existente entre los ingenios de D. Tomas de Arribillaga y del historiador D. Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán; el cual Espinal llevaba á moler trigo al pueblo de Petapa, y fué el descubridor de la rica mina de Gueguetenango, á cuarenta leguas de Guatemala.

Espino (P. Fr. Fernando de), pág. 234, I.—Religioso franciscano que en el siglo xvii refería la tradición de la procedencia y milagros de la imagen de Nuestra Señora de Loret, venerada en el templo de San Francisco de Guatemala.

Espinosa (Antonio de), págs. 199, 202, I.—Rico cerero de Guatemala, que de los productos de su oficio gastó más de sesenta mil pesos en el oratorio de su nombre, dedicado á la Virgen del Rosario, en el que fundó gran suma de capellanías. El obispo D. Juan de Santo Matia trató de hacer aquella ermita ayuda de parroquia (1668-1675).

Espinosa (Héctor de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Espinosa (Hernando de), págs. 102, 321, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, que murió en el asalto del peñol de Jalpatagua, donde estaban fórtificados los indios rebeldes.

Esquiveles, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa de Sur, que contribuyeron á someter.

Esteban (Pedro), pág. 10, II.—Platero muy conocido en la ciudad de Guatemala á fines del siglo xvii.

Estrada (Alonso de), pág. 127, I.—Tesorero, oficial real de la Nueva España, á quien Hernán Cortés encomendó la gobernación del Reino, acompañado del contador Albornoz, cuando emprendió la jornada á las Higueras ú Honduras. Los mismos poderes confirió al factor Salazar y veedor Chirinos, para el caso en que aquéllos no gobernasen bien; y esto fué motivo de los bandos que tanto revolvieron á Mexico hasta el regreso del conquistador. Por este tiempo (1527), casó una hija del tesorero Estrada con Jorge de Alvarado, teniente de gobernador de Guatemala, mientras hizo el primer viaje á España su hermano D. Pedro.

Fernández de Córdoba (Ilmo. Sr. D. Fr. Gómez), págs. 200, 206, 207, 246, 362, I.—Obispo de Guatemala desde 1574 á 1598 (V. tomo ii, pág. 201). Fundó el Seminario para la educación de niños nobles y desvalidos destinados al culto y servicio de la catedral; instaló en 1578 las primeras monjas que de Mexico pasaron al convento de la Concepción de Guatemala, y trató de la traslación de la ermita del patrón San Sebastián el 29 de enero de 1580 desde el cerro de San Felipe á la llanura.

Fiqueroa (Santos de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Su descendencia pasó al Perú en 1651 con D. Benito de Figueroa, y á fines del siglo xvii la representaba en Guatemala el ilustre bachiller D. Alonso Real de Quesada por su madre D.ª María de Figueroa.

Flores (Francisco), pág. 106. I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Florindo (Juan), pág. 100, II.—Fundidor de metales en Guatemala á fines del siglo xvii, que examinó el mineral de plata del valle de Jilotepeques.

Franco (Diego), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Franco (Pedro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Freile (Juan), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Freus Porthe (D. Simón), pág. 337, I.—Caballero del orden de Santiago, cuñado del historiador D. Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, y segundo alcalde ordinario de Guatemala en 1655.

Frías (D. Enrique), pág. 91, II.—Ilustre tlaxcalteco que asistió con los españoles á la conquista de Guatemala, y murió en la sangrienta batalla de Ucubil.

Fuenterrabía (Joanes de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Fuentes y Guzmán, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Fuentes y Guzmán (D. Francisco), págs. 46, 150, II.—Descendiente de los pobladores de Guatemala, segundo alcalde ordinario que fué de esta ciudad en 1636, corregidor en varios puntos del Reino y padre del historiador D. Francisco Antonio.

Fuentes y Guzmán (D. Francisco Antonio), págs. 4, 11, 12, 37, 224, 235, 266, 303, 328, I; 112, II.—Autor de la Recordación Florida y de las otras obras que en el Discurso preliminar se citan (V. tomo i, pág. lv). Fué hijo de don Francisco de Fuentes y Guzmán, regidor del Cabildo de Guatemala y alcalde ordinario en 1636, y de D.ª Manuela Ximenez de Urrea; regidor perpetuo de su ciudad natal; corregidor en algunos puntos del Reino, como Totonicapa y Gueguetenango, y propietario de un ingenio de azúcar en el valle de Mesas, en terreno inmediato á una sorprendente cueva labrada por los antiguos indígenas, que en el siglo xvii habitaba un Juan Espinal, con su familia, descendiente de otro Espinal de la conquista.

Fuentes y Guzmán (D. Rodrigo), págs. 100, 101, I.—Hijo de un poblador de Guatemala, contrajo matrimonio con D.ª Catarina de Chaves, hija del conquistador Hernando de Chaves y de D.ª Isabel de Vargas; fué segundo alcalde en 1592 y en 1595, y propuso hacer las obras en el río Pensativo, para que entrasen sus aguas á limpiar el matadero de la capital.

Galdona (Fr. Bartolomé), pág. 73, II.—Prior del convento de dominicos de Santa Cruz del Quiché hacia el año de 1690.

Gálvez (D. Juan), pág. 42, II.—Gobernador de las armas en Guatemala hacia fines del siglo xvii, caballero y deudo del historiador Fuentes y Guzmán.

Gálvez de Sigura, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Gálvez de Sigura (D. Antonio), pág. 265, I.—Descendiente de los pobladores de Guatemala y fiel ejecutor de turno de esa ciudad: en 1677 se le contradijeron sus facultades por la Real Audiencia, al intervenir en el establecimiento de la carnicería de Juan Muñoz Garrido.

Gallego (Alonso), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Gallego (D. Juan), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Garabitos, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que coadyuvaron á someter.

Garcerán (Pedro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

García (D. Juan), pág. 128, II.—Indio principal del pueblo de Amatitlán en el reino de Guatemala, que en 1690 contaba ciento diez años de edad y unos ochenta descendientes.

García de Badajoz (Juan), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

García de Berlanga (Diego), pág. 100, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

García Velarde (El Licenciado), págs. 246, 270, 355, 362, I.—Presidente y gobernador de Guatemala desde el 4 de febrero de 1578 á 16 de setiembre de 1589. (V. pág. 176 de este ii tomo.) Limitó un tanto ciertas facultades del Cabildo municipal de Guatemala, y encargó al mismo Cabildo en marzo de 1586 hiciese albarrada nueva en la laguna de Petapa que impidiera á las mojarras escaparse por el río.

Garnica (Gaspar de), pág. 114, I.—Criado del conquistador de la isla de Cuba Diego Velázquez, á quien éste envió á la Habana desde la ciudad de Santiago con cartas para el teniente gobernador Pedro Barba, mandándole que embargase la armada reunida por Hernán Cortés y le remitiese á éste preso; lo cual no tuvo efecto por haberse embarcado los expedicionarios sin que Barba lo pudiese impedir.

Garrido (Bartolomé), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Garro (Pedro de), pág. 267, I.—Procurador general del reino de Guatemala en la corte de España.

Ginovés (Juan), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Godínez (Juan), pág. 97, I.—Clérigo capellán que asistió á la conquista de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Godoy Guzmán (D. Antonio de), pág. 234, I.—Caballero guatemalteco de acreditada verdad, y muy anciano en 1690, que conservaba la tradición de la procedencia de la milagrosa imagen de Nuestra Señora de Loret, venerada en el templo de San Francisco de Guatemala.

Godoy (Juan de), pág. 104, I.—Hijo de Lorenzo Godoy que sirvió, como él, en las conquistas y poblaciones de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Los descendientes de Godoy se unieron á los linajes de Juan Pérez de Pontaza Basurto y Juan Pérez Dardón, Fernando de Ayala y Diego de Mazariegos, eslabonados con los Mesas: familia dilatada y de notoria calidad. A fines del siglo xvii representaba la descendencia el Rdo. P. jubilado Fr. Francisco Vázquez, coronista de su religión franciscana.

Godoy (Lorenzo de), pág. 104, I.—Él y su hijo Juan, sirvieron en las conquistas y poblaciones de los reinos de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Godoy (Lorenzo de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Gómara, págs. 13, 166, 167, 174, I.—Francisco López de Gomara, clérigo, capellán de Hernán Cortés y autor de la Crónica de la conquista de Mexico que Bernal Díaz del Castillo combatió, diciendo que en muchos pasajes se apartó Gómara de lo cierto, como en atribuir á D.ª Beatriz de la Cueva expresiones que no profirió y en contar muchas patrañas, atribuyéndolas al demonio, relativas á la inundación de Guatemala de la noche del 11 de setiembre de 1541.

Gómez (Bartolomé), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Gómez (Diego), pág. 61, II.—Natural de Pachuca en la Nueva España y vecino del pueblo de San Pedro de Sacattepeques en Guatemala, que en el arroyo inmediato al pueblo reconoció un jaboncillo rico de plata.

Gómez (Gonzalo), pág. 321, I.—Conquistador de Guatemala en el tercio de D. Pedro de Alvarado, que murió el año de 1526 en la persecución de los indios rebeldes que se habían guarecido en el peñol de Jalpatagua.

Gómez (Pedro), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Gómez de Loarca (Alonso), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.—A fines del siglo xvii, representaba á Gómez de Loarca D. José de Lara Mogrobejo, contador del Tribunal de Cruzada, y sus hermanos, rebiznietos del conquistador por línea materna.

Gómez Nájera (Alonso), pág. 79. I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Gómez de Pastrana (Antonio), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

González (Francisco), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

González-González Nájera (Pedro), págs. 109, 181, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, que como cabo de diez arcabuceros y zoo tlaxaltecas pasó á someter á los indios rebelados en el valle de Sacattepeques.—Fué González Nájera progenitor de los Vélez de Guatemala. Al acordarse el 27 de setiembre de 1541 cambiar de sitio la arruinada capital de Guatemala, se propuso la edificación en la milpa de Pedro González.

Grageda, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse los habitantes de la costa del Sur, que ayudaron á someter.

Granado (Martín), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Griego (Juan), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Grijalva (Juan de), pág. 113, I.—Deudo del conquistador de la isla de Cuba Diego de Velázquez, á quien éste envió el año de 1518 á reconocer el inmediato continente que acababa de descubrir por aquella latitud Francisco Hernández de Córdoba. Grijalva visitó la costa desde Yucatán á San Juan de Ulúa.

Guatemuz, págs. 118, 129, I.—Guatemuz y Guatimozín fueron nombres dados por los conquistadores á Cuauhtemotzin ó Cuitlahuatzín, yerno y sucesor de Moctezuma II en el imperio azteca, valeroso caudillo y defensor de la calzada de San Antón en la entrada de Mexico donde rechazó al tercio de Alvarado y contuvo la rendición de la capital hasta que cayó prisionero. Al hacer Hernán Cortés la expedición á Honduras llevó consigo á Guatemuz y á otros señores indígenas, á quienes mandó ahorcar en Izancanac uno de los días de Carnaval de 1525, por atribuirseles una conspiración para matar á los españoles. El factor Salazar acusó á Cortés de haberse aprovechado del despojo de la recámara de Guatemuz sin dar participación á nadie.

Guelamo ó Huelamo (Fulano), pág. 73, II.—Apellido de uno de los conquistadores de la Nueva España y de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, uno de los que asistieron á la primera guerra de Sacattepeques y el que dió nombre al peñol donde se defendieron briosamente unos indígenas Tutepecanos.

Guerra (D. Laurencio), pág. 337, I.—Natural de Canarias, vecino de la antigua Guatemala, que conocía las virtudes y aconsejaba el uso medicinal de la hierba llamada Chicalote.

Guerras, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á someter.

Guerrero (Agustín), pág. 153, I.—Uno de los dos emisarios que desde Mexico envió D. Antonio de Mendoza, virrey de la Nueva España, á D. Pedro de Alvarado al desembarcar en el puerto de la Purificación, provincia de Xalisco de la costa del Sur, para tratar de la conquista de las Molucas ó islas de la Especería.

Guevara (Fray Lorenzo de), pág. 41, II.—Religioso dominico y cura del pueblo de Santo Domingo Mixco á quien persiguieron sus feligreses porque les reprendía sus preocupaciones, manifiestas en las ceremonias ruidosas y atronadores lamentos con que celebraban los eclipses de la Luna.

Guillén (Diego), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Guzmán (Hernando de), pág. 200, I.—Segundo alcalde ordinario de Guatemala cuando en 1578 se instalaron las primeras monjas, procedentes de Mexico, en el convento de la Concepción.

Guzmán (Fr. José de), pág. 234, I.—Religioso de la orden de San Francisco que en el siglo xvii refería la procedencia y milagros de Nuestra señora de Loret, venerada en Guatemala.

Guzmán (Nuño de), pág. 129, I.—Natural de Guadalajara (ciudad hoy de Castilla la Nueva), pasó á la Nueva España en 1527 como gobernador de Panuco; fué luego presidente de la primera Audiencia de Mexico, donde produjo grandes conflictos con sus intemperancias y apasionamiento; y para eludir el castigo se dirigió en 1535 á la conquista de Xalisco, donde fundó el reino de la Nueva Galicia: pobló á Compostela, dió nombre de Guadalajara á una ciudad, y al presentarse la segunda Audiencia se le mandó residenciar por el Licenciado de la Torre, que preso le embarcó para España en 1539. En el tiempo que estuvo Guzmán al frente de la primera Audiencia indujo á Juan Juarez, hermano de la primera esposa de Hernan Cortés, para que acusase á éste, atribuyéndole la muerte violenta de su hermana; dispuso también encerrar en la cárcel á los conquistadores que defendían la conducta de Cortés como general de la conquista, y cometió el apasionado leguleyo otras enormes tropelías, que justificaron sobradamente su prisión y envío á España.

Guzmán (D. Pascual de), pág. 8, II.—Indio cacique, gobernador de Petapa á fines del siglo xvii, y hermano de don Rafael.

Guzmán (D. Rafael de), pág. 8, II.—Indio de Petapa, hermano del D. Pascual cacique y gobernador que era á fines del siglo xvii; al cual D. Rafael pertenecía la mina de plata de Pinula, que descubrió en su iglesia y parece se extendía hasta el río del Naranjo.

Guzmanes, pág. 323, I.—A fines del siglo xvii se conservaba en los Guzmanes de Guatemala la descendencia del cacique Cazhualam, que tan fiel fué á los españoles de la conquista.

Halguín (Diego de), pág. 97, I.—Equivocación de Holguín (Diego de) (V.).

Héctor, pág. 156, I.—Refiérese al hijo de Príamo y esposo de Andrómaca, valiente defensor de Troya, que mató á Patroclo y fué muerto por Aquiles, malográndose así aquel guerrero, á quien se compara con D. Pedro de Alvarado.

Hernández de Córdoba, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Herrera (Alonso de), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Herrera (Antonio de), págs. 15, 66, 67, 73, 74, I.—Natural de la villa de Cuéllar, en la provincia de Segovia, cronista de los reyes y autor de la Historia general de los hechos de los castellanos en las Indias, que acabó de imprimir en 1615. El autor de la Recordación Florida cita alguno de los sucesos que refiere relativos á las conquistas de D. Pedro de Alvarado.

Hincapiés, pág. 109, I.—Los de este apellido, aunque no de los primeros conquistadores, fueron de los que poblaron á Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á someter.

Holguín (Diego de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, con quien pasó al Perú en 1534, y fué allí de los que poblaron á Puerto Viejo.

Hortiz (Gonzalo), pág. 134.—Procurador general del reino de Guatemala al tiempo en que gobernó el visitador Francisco de Orduña (1529-1530).

Huehuexuc, págs. 84, 91, II.—Principalejo de los indios Sacattepeques, muy leal á los conquistadores de Guatemala, que en 1526 murió con otros de los suyos peleando al lado de los españoles en la sangrienta batalla de Ucubil.

Huertas (Fr. Anselmo de las), pág. 239, I.—Llevó á Guatemala la cabeza y brazo del Santo Cristo de Trujillo, que despedazaron los herejes de Holanda en 1642.

Hurtados de Mendoza pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Ibañez de Faria (D. Diego), pág. 277, I.—Oidor de la Audiencia de Guatemala en 1682. De una nota que dejó, correspondiente á ese año, consta que el Cabildo de la ciudad vendió 83 reales fontaneros de las aguas abundantes en los contornos, que á unos 500 pesos cada real, importaron 41.825 pesos.

Illescas, pág. 13, I.—El historiador de quien dice Bernal Díaz del Castillo que no refirió siempre con certeza los sucesos.

Isacar, pág. 43, I.—Quinto nieto de Jacob, de quien Solórzano supone que descendían los indios Tultecas fundadores del reino de Guatemala.

Izquierdo (Martin), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Jacos, pág. 43, I.—Profeta bíblico ascendiente del Isacar, de quien D. Juan de Solórzano Pereira supone que descienden los indios Tultecas que fundaron el reino de Guatemala.

Jaimes Moreno (D. Antonio), págs. 272, 274, I.—Vecino de Amatitlán en el reino de Guatemala, que durante el mando del gobernador Escobedo (1672-78) disfrutó mucho favor y obtuvo los cargos de alcalde de la Santa Hermandad y juez repartidor de los indios de Amatitlán y Petapa, en los cuales se extralimitó alguna vez de sus facultades; abuso que se vió obligado á denunciar el historiador Fuentes y Guzmán.

Jicotenga Tecubalsi (D.ª Luisa), pág. 95. I.—Hija del señor de Tlaxcala (Xicotencatl), que hubo con D. Pedro de Alvarado una hija natural llamada D.ª Leonor de Alvarado Jicotenga Tecubalsi (V .), casada con D. Francisco de la Cueva, á D. Pedro, que desapareció en el mar, y á Don Diego, que murió guerreando en el Perú.

Jiutemal, págs. 6, 20, 21, 23, 24, I.—Hijo mayor del rey Axopil, á quien cedió éste el señorío de los Cachiqueles; luego heredó á su padre, sentó su corte en Guatemala y formó este gran reino con territorio de Quiches y Cachiqueles y el que pudo usurpar á su hermano Axicuat, señor de los Zutujiles. (V. pág. 170 de este tomo ii.)

Jovio (Paulo), pág. 13, I.—El historiador que, según opinión de Bernal Díaz del Castillo, se apartó bastante de lo cierto en su Historia.

Juan (Don), pág. 114, II.—Cacique guatemalteco del territorio de Quiché que con otros indios de aquella parte presentó Fr. Bartolomé de las Casas como si procedieran de la provincia de los Lacandones.

Laet (Juan), págs. 348, 349, I.—Autor de una Historia del Nuevo Mundo en la que se ocupa de las virtudes de la planta cempoal-suchil en los valles de Mexico y de Mesas, Mixco y las Vacas de Guatemala.

Lara Mongrovejo (D. José), pág. 156, II.—Descendiente en 1690 del conquistador jefe de la caballería del ejército de D. Pedro Portocarrero, Luis Dubois.—D. José de Lara fué primer alcalde de Guatemala en 1702.—Otro D. José de Lara, presentado, religioso dominico que murió en el convento de Santa Cruz del Quiché, fué muy amigo del historiador Fuentes y Guzmán.

Larios (Alonso), págs. 105, I; 157, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y teniente de la caballería en el ejército reunido en 1526 por D. Pedro Portocarrero para someter á los reyes rebelados Sinacam y Sequechul. Descendiente de Larios era, á fines del siglo xvii el bachiller Alonso Enríquez de Vargas Larios, canónigo de la catedral de Guatemala.

Laso ó Lazo (Andrés), págs. 106, I; 84, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y caudillo en el ejército de Portocarrero el año de 1526 para someter á los reyes Sinacam y Sequechul.

Ledesma (Juan de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Lequeitio (Pedro), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Liaño (Antonio), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Loaisas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Loarca (Alonso de), pág. 157, II.—Conquistador de Guatemala y capitán de una de las siete compañias que reunió en 1526 D. Pedro Portocarrero para combatir á los reyes rebeldes Sinacam y Sequechul.

Lobo (Cristóbal), págs. 104, 181, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y que, después de inundada aquella ciudad, en el Cabildo reunido el 27 de setiembre de 1541 fué de parecer que la nueva capital se edificase en el sitio del Tianguecillo del valle de Chimaltenango.

López (Blas), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

López (Francisco), págs. 107, 147, 168, 323, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, capitán de las fuerzas que en 1526 fueron á combatir á los Petapanecos, mayordomo del convento de Nuestra Señora de la Merced nombrado por el Ayuntamiento de la capital en 2 de agosto de 1538, y partidario del gobierno de D.ª Beatriz de la Cueva al saberse el 9 de setiembre de 1541 la muerte de su esposo D. Pedro de Alvarado.

López (Gonzalo), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

López (Illán), pág. 84, II.—Soldado español hecho prisionero por los rebelados de Sacattepeques en 1526 y sacrificado por éstos á su dios Camanelón, juntamente con tres tlaxcaltecos que combatían á su lado.

López (Juan), pág. 181, I.—Vecino de Guatemala que al tratarse en 27 de setiembre de 1541 de edificar la nueva ciudad, votó porque fuese en el valle de Chimaltenango, sitio del Tianguecillo.

López de Marchena (Francisco), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

López de Tejero (Diego), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

López de Villanueva (Diego), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Lozano (Francisco), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Lugo (Francisco de), pág. 114, I.—Expedicionario con Hernán Cortés á la Nueva España. Bajó á tierra con cien infantes en el punto del río de Grijalva, y le pusieron los indigenas en grave apuro, del que le sacó D. Pedro de Alvarado, que con otros cien infantes fué también mandado por Cortés á reconocer aquel territorio.

Lugos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á someter.

Luis (Gaspar), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Luisa (lntanta Doña), pág. 233, I.—Se refiere á la madre de D. Pelayo, libertador de España.

Lunas (Juan de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Llanos (Diego de), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Llanos (Pedro de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Mafra (Cristóbal de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Maldonados, pág. no, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á someter, y su ilustre descendencia era muy conocida y bien reputada en la capital de Guatemala á fines del siglo xvii.

Maldonado (Alonso), pág. 138, I.—Formó parte de la primera Audiencia de Mexico, presidida por Nuño de Guzmán.

Maldonado (El Licenciado), págs. 138, 139, 142, 143, 157, I.—El Licenciado Alonso de Maldonado, natural de Salamanca, fué nombrado oidor de la segunda Audiencia de Mexico, á propuesta de la Chancillería de Valladolid, y tomó posesión en abril de 1530. En 27 de octubre de 1535 se le nombró visitador de Guatemala y juez de residencia de D. Pedro de Alvarado, desempeñando aquella gobernación durante el segundo viaje á España de Alvarado, que regresó al territorio de su conquista en 1539. En 1541, por la muerte de Alvarado, fué á socorrer á Oñate al peñol de Nochislan, logrando desbaratar á los indios rebelados: en 1542 se le nombró gobernador de Guatemala, y después, el 20 de noviembre, primer presidente de la Audiencia de los Confines, establecida en Comayagua y trasladada luego á la ciudad de Gracias á Dios, que sirvió hasta 1548, que por haber casado con D.ª Catalina Montejo, hija y heredera del adelantado de Yucatán D. Francisco, á la muerte de éste pasó á gobernar aquel Reino, donde murió en 1560.

Mañosca y Murillo (D. Juan), pág. 205, I.—V. Saenz de Mañosca y Murillo (D. Juan.)

Marín (Cristóbal), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Su sucesión pasó á la provincia de San Salvador, hoy república de este nombre.

Marín (Luis), págs. 109, 124, 125, 138, 147, 318, I.—Conquistador de la Nueva España con Hernán Cortés, á quien acompañó en 1525 á la jornada de las Higueras, donde como capitán prestó grandes servicios, acompañó hasta Guatemala á D. Pedro de Alvarado, y volvió con él á Mexico á fines de 1526. (V. Discurso preliminar, tomo ii, págs. xxx y siguientes.)

Marín de Solórzano (D. Pedro), pág. 234, I.—Deudo de Juan Rodríguez Cabrillo de Medrano, quien después de ser primer alcalde de Guatemala en 1592, y al trasladarse al Perú á recibir una herencia, le dejó la milagrosa imagen de Nuestra Señora de Loret, que Marín, al saber la muerte de Cabrillo, cedió al venerable varón Fr. Pedro de Arboleda.

Marmol (Alonso de el), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Márquez (Juan), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Marroquin (Bartolomé), pags. 162, 198, I.—Hermano del Obispo D. Francisco, con quien pasó á Guatemala en 1530: siendo regidor de la capital, dió su voto en 9 de setiembre de 1541, al saberse la muerte de D. Pedro de Alvarado, para que se encomendase la gobernación á su viuda D.ª Beatriz de la Cueva. Fué Marroquín segundo alcalde ordinario de Guatemala en 1545 y 1550.

Marroquín (D. Francisco), págs. 128, 145, 146, 156, 165, 173, 174, 179, 195 á 198, 203, 219, 220, I.—Natural del Valle de Toranzo en Santander, fué maestro de filosofía y teología en Osma, y hallándose en la corte del Emperador Carlos V, conoció á D. Pedro de Alvarado, con quien pasó á Indias en 1528; asistió en la Veracruz á los últimos momentos de la esposa del conquistador D.ª Francisca de la Cueva, que murió allí en febrero de 1529; pasó con Alvarado á Mexico y luego á Guatemala en 1530, donde entró con el carácter de cura de la capital, provisor y vicario general de la provincia, y se posesionó en 3 de junio. En 1533 presentó el Emperador á Marroquín para el Obispado de Guatemala, recibió el interesado las cédulas en 2 de marzo de 1535, le consagró en Mexico el año de 1537 D. Juan de Zumárraga, y encargado de la diócesis la organizó en la forma más provechosa á los naturales indios y al brillo del culto.

No sólo capellán, sino consejero y amigo predilecto de de Alvarado fué el ilustre Marroquín, tanto, que no teniendo ánimos para testar el conquistador, cuando el triste suceso de Nochistlán, dispuso que testaran por él su hermano Juan y el Obispo de Guatemala. Al recibirse en esta ciudad la noticia de aquel suceso y encargarse la gobernación á la viuda del Adelantado y luego á su hermano D. Francisco de la Cueva, se nombró al Obispo su adjunto; y dos días después, durante la pavorosa inundación que arruinó aquella capital, recorrió las calles prestando auxilios de todo género á los atribulados habitantes, dispuso y coadyuvó al entierro de las muchas víctimas del desastre, dándose sepultura á la gobernadora D.ª Beatriz en la catedral que él erigió con fondos de la ciudad el 23 de agosto de 1533. Al fundarse la segunda Guatemala, levantóse á costa de Marroquín la nueva catedral, que permanció hasta 1669 que fué preciso demolerla por ruinosa, erigiéndose entonces la que, con la población, se arruinó por un terremoto en 1775. Murió D. Francisco Marroquín en su sede el año de 1563; no dejando descendientes directos, como se le ha atribuido, puesto que no fué casado, sino los de sus hermanos, parientes y deudos.

Marroquines, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á someter.

Martín (Benito), pág. 84, I.—Procurador que Diego Velázquez, gobernador de la isla de Cuba, tenía en la Corte para extender cerca del Emperador calumnias contra Hernán Cortés.

Martín (Licenciado Cristóbal), págs. 61, 100, II.—Presbitero residente en la ciudad de Guatemala á fines del siglo xvii, maestro en masonería, inteligente en metales por el beneficio del azogue, que analizó el jaboncillo de plata encontrado en la margen del arroyo inmediato al pueblo de San Pedro Sacattepeques, y el mineral abundante en el valle de Jilotepeques que daba plata cobriza de mala ley.

Martín (Juan), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Martín, Asturiano (Alonso,) pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Martínez (Enrico), págs. 15, 75, I.—El historiador á quien Fuentes y Guzmán corrige en algunos casos, como en aquellos en que supone que el Imperio mexicano sojuzgó al reino de Guatemala en el reinado del emperador Ahuitzol, cuando éste no pasó de enviar embajadores.

Martínez Téllez (Juan), pág. 267, I.—Escribano mayor del Cabildo de Guatemala y procurador general del Reino en la corte el año de 1639: fué el último que obtuvo estos poderes.

Mayorga (Isidro de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado: pasó luego á León de Nicaragua y allí tuvo su descendencia.

Mazariegos, pág, 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que ayudaron á conquistar.

Medel (Juan), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Medicis (Catarina), pág. 163, I.—Catalina de Médicis, hija de Lorenzo de Médicis y de Magdalena de Borbón, nació en Florencia en 1519, casó en 1533 con el Infante que de 1547 á 1559 fué rey de Francia con el nombre de Enrique II, y en 1560 regentó la nación al advenimiento al trono de Carlos IX. El historiador de Guatemala compara esta regencia de Catalina de Médicis con la gobernación de D.ª Beatriz de la Cueva, viuda de Alvarado.

Medina (Alonso de), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Fué Medina progenitor de la noble y virtuosa famila de Juan de Medina Cueto, de quien, y de su hermano el venerable sacerdote Jacinto de Medina, se hace mención en Pedro Cueto. (V.)

Medinillas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á someter.

Medrano y Solórzano (D. Esteban), págs. 234. 235, II— Caballero de acreditada verdad y ya anciano en 1690, que conservaba la tradición de la procedencia y milagros de la imagen de Nuestra Señora de Loret, venerada en el templo de San Francisco de Guatemala.

Medranos, pág. 236.—El sepulcro de la antigua familia de los Medranos se abrió debajo del pavimento de la capilla de Nuestra Señora de Loret en el templo de San Francisco de la ciudad de Guatemala.

Medranos Solórzanos, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Mejía de Godoy, pág. 109, I .—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Melgar (Sargento Diego), pág. 76, II.—Labrador vecindado en el valle de Mesas hacia fines del siglo xvii, que describió al historiador de Guatemala las circunstancias de una formidable culebra que atravesó los campos de su propiedad.

Melgar (Bachiller Tomás de), pág. 310, I.— Venerable sacerdote de acreditada verdad y nombre, que en su labor del valle de Mesas cogió á fines del siglo xvii gran copia de calabacitos con la semilla que se encuentra en el interior de la langosta nombrada chapuli verde.

Mencos (El general D. Martín Carlos de), págs. 41, 276, I; 41, II.—Presidente y gobernador de Guatemala de 1659 á 1668. (V. pág. 179 de este tomo.) En su tiempo ofrecieron los indios de Alotenango un donativo de 1.000 pesos por la licencia para bailar su mitote ó danza nombrada oxtún, supersticiosa y escandalosa: el Cabildo de Guatemala, teniendo libertad para proveer sus oficios, hubo que conminar á los naturales del valle de Mixco por perseguir á su cura Fr. Lorenzo de Guevara.

Méndez (Fr. Gonzalo), pág. 147, I.—Uno de los cinco frailes franciscanos que en noviembre de 1540 fueron á establecer su religión á la ciudad de Guatemala.

Méndez de Sotomayor (Hernán), pág. 267, I.—Vecino de Guatemala que fué elegido procurador general para gestionar en la corte los asuntos interesantes á aquel reino.

Méndoza (D. Antonio de), págs. 153, 159, 160, I.—Hijo del segundo Conde de Tendilla y primer Marqués de Mondéjar; nació en Granada á fines del siglo xv, casó con D.ª Catalina Carvajal, dama de la Reina Católica, y fué nombrado virrey de la Nueva España en 1535, donde gobernó con gran acierto hasta 1550. Al saber en 1540 que D. Pedro de Alvarado había aportado en la Purificación de la costa del mar del Sur para emprender su viaje á las Molucas, le envió dos emisarios, D. Luis de Castilla y Agustín Guerrero, para proponerle tomar parte en la empresa. En consecuencia, tuvieron una entrevista Mendoza y Alvarado en el pueblo de Chiribito de la provincia de Mechoacán, donde convinieron hacer el negocio por mitad, quedándose ambos en sus respectivas gobernaciones, y que fuesen á la jornada, por Alvarado su sobrino Juan, y por el virrey el caballero Villalobos. El acuerdo no pudo realizarse por haber muerto poco después Alvarado en los peñoles de Nochistlán, el 5 de julio de 1541, el cual suceso notició Mendoza á Guatemala. El virrey fué trasladado al Perú en 1550, donde murió en 21 de julio de 1552.

Mendoza (Baltasar de), págs. 95, 126, 134, 315, 318, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, que fué alcalde ordinario de la capital desde su fundación el 25 de julio de 1524, á 8 de enero de 1525, en que se le reeligió, y desempeñó el mismo cargo al regresar el Adelantado de su viaje á España en 1530. En la sublevación de los indios el año de 1526 quedó Mendoza en la capital mandando el ejército que tenía por frontera á Guatemala la Antigua. La descendencia de los Mendozas vivía en poca prosperidad á fines del siglo xvii, y estaba representada en el linaje de los Delgado Hurtado de Mendoza.

Mendoza (Juan de), pág. 265, I.— Tejedor de naguas en Guatemala el año de 1676, que tenía además Obrador de herreria y fragua pública en su casa sin estar examinado por mestre competente: se le mandó quitar por el Cabildo de la ciudad, y el Gobernador le apoyó, desprestigiando á la autoridad municipal.

Mesa (Francisco de), pág. 267, I.—Alférez mayor de Guatemala y procurador general del Reino en la corte de Espana.

Mesa (Fr. Luis de), pág. 126, II.—Religioso dominico á quien se le suspendió la canónica por castigar con exceso á los indios al enseñarles la doctrina cristiana.

Mesas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Mezquita (Martin de la), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Miguel (Don), pág. 114, II.—Cacique del señorío de Chichicastenango, presentado engañosamente por Fr. Bartolomé de las Casas como si procediera de las tribus indómitas de Lacandón.

Miranda (Alonso de), pág 236, I.—Vecino de Guatemala, que donó á la capilla de Nuestra Señora de Loret, venerada en el templo de San Francisco, coronas y cetro de diamantes para la Virgen y el Niño.

Miranda (Manuel de), pág. 204, I.—Natural de Guatemala que siendo niño de diez años en el de 1689 dibujaba y pintaba ya admirablemente.

Miranda Santillán (D. Pedro de), págs. 223, 224, I.—Licenciado, fiscal de la Real Audiencia de Guatemala, al que el presidente D. Sebastián Alvarez Alfonso Rosica mandó encerrar en el castillo del Golfo por el delito de baratería, donde murió de enfermedad. En la sentencia se destituyó á Miranda del cargo, pero se reprendió duramente al presidente Alvarez.

Molina (Bartolomé de) pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. A fines del siglo xvii eran sus descendientes los Rdos. PP. jubilados Fr. Alonso y Fr. Francisco Vázquez, del Orden de San Francisco, y D. Juan Vázquez de Molina, hermano del primero, secretario de la Real Universidad de San Carlos de Guatemala.

Molina (Diego de), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Molina (Vázquez de) pág. 98, I.—Vázquez, Vasco, Blasco ó Blas de Molina, conquistador de Guatemala con don Pedro de Alvarado.

Monardes (Doctor), pág. 342, I.—Describió las plantas de Guatemala, entre ellas la cebadilla.

Monroy (Diego de), pág. 97.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. A fines del siglo xvii había de la sucesión de Monroy muy noble generación, extendida en muchas ramas conocidas por Dávilas Monroyes en la ciudad de Guatemala, llegando la varonía á D. José Dávila Monroy.

Monsalves, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Monsones Xibajas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores también de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Montalván (Alonso de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Montejo (El Adelantado D. Francisco), pág. 138, I.— Nació en Salamanca, de pobre familia, oriunda de la villa de Montejo, en la diócesis de Segovia; pasó en 1514 á Tierra Firme con Pedrarias Dávila; trasladóse de allí á Cuba; fué en 1518 con Juan de Grijalva al reconocimiento de la costa de Yucatán, y en 1519 con Hernán Cortés á la conquista de la Nueva España. Asistió á la fundación de la Villarica de la Veracruz, y siendo alcalde de su primer Cabildo le comisionó Cortés para que, con Alonso Fernández Portocarrero, llevasen al Emperador Carlos V la relación del descubrimiento: se embarcaron en julio, y llegaron á la corte en octubre del mismo 1519, pero no pudieron ser atendidos hasta el regreso del Emperador, que en 1522 confirmó á Cortés en su cargo y confirió á Montejo el de alcaide de la fortaleza de la Veracruz. Con este titulo volvió al lado de Cortés, de quien obtuvo muy buenos repartimientos de indios, y en 1526 otra comisión cerca del Emperador. Entonces se retiró y fundó mayorazgo en su tierra natal, pero á muy poco tiempo, viendo que no podía abandonar aún la vida activa, capituló con el Emperador en Granada, á 8 de diciembre de 1526, la conquista de Yucatán; obtuvo el 15 de febrero de 1527 el título de Adelantado, y con él y 500 hombres, acomodados en tres buques, se embarcó á mediados de aquel año, ó en la primavera del de 1528, en el puerto de Sevilla para la Isla Española, y de ésta para la de Cozumel y costas del territorio de Yucatán, que con la cooperación de los refuerzos que su hijo D. Francisco de Montejo llevó de Mexico pudo acabar de someter hacia 1541, cuando la muerte de Alvarado, con quien tuvo algunas diferencias en 1536 sobre límites de jurisdicción en la parte de Honduras, donde en 1544 se estableció la Audiencia de los Confines, en la ciudad de Gracias á Dios.—En 1546 fué Montejo residenciado con su hijo y su sobrino, y lastimado por el proceder de los leguleyos de esa Audiencia, pasó á España, donde se cree falleció después de 1548. Le heredó en el adelantamiento su hija D.ª Catalina, casada con el Licenciado Alonso Maldonado.

Montezuma, págs. 15, 7I á 74, 76, 118, 119, I.—Moctezuma, Muteczuma, Moteczuma, Montezuma, Motecuhzuma y Motezuma, se llamó por diferentes historiadores al segundo emperador mexicano de este nombre y el que regía aquel imperio cuando emprendió su conquista Hernán Cortés, desde el 15 de setiembre de 1502 que sucedió á Ahuitzotl ó Autzol, octavo emperador azteca y hermano de su padre Axayacatl. De carácter guerrero, Moctezuma emprendió varias conquistas, así que ascendió al trono, por la parte de Tehuantepec para penetrar en Guatemala, y derrotado, continuó la antigua lucha con sus vecinos los tlaxcaltecas, que ayudaron á los españoles en la de Mexico. A poco de penetrar Cortés en esta capital aprisionó en su alojamiento á Moctezuma, que murió de una pedrada en el levantamiento popular de los mexicanos hacia mediados de 1520, y cuando les dirigió la palabra en defensa de los españoles. Dejó dos hijos legítimos, á Axayaca ó Asupacaci, que fué muerto por su primo Cuchutimoc, Guatimoc ó Guatimocín, y á D.ª Isabel que tomó por mujer, siendo muy niña, el mismo Guatimoc, y á la muerte de este casó con el conquistador Pedro Gallego, y luego con el historiador Juan Cano natural de Cáceres y sobrino de un escribano del Principe D. Juan hijo de los Reyes Católicos.

Montoya (Fr. Lope de) pág. 75, II.—Religioso dominico, uno de los primeros predicadores del Evangelio en el valle de Sacattepeques á raíz de la conquista, que estuvo en Chiapas recorriendo y doctrinando aquellos pueblos, donde la suerte le libró de la visita de una formidable serpiente. Se le cita en el libro de los milagros de la Virgen de Chiantla.

Montufar (D. Antonio de), págs. 212, 214, I.—Pintor natural de Guatemala, diestro y aventajado en el arte y autor de las pinturas de la iglesia del Santuario del Calvario fundado por D. Jaime del Portillo y Sosa.

Morales (Antón de), págs. 105, I; 157, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y capitán de una de las siete compañías que en 1526 formó Portocarrero para la sumisión de los reyes Sinacam y Sequechul. Los descendientes de Morales, unos con este apellido y otros con el de Guerra de Morales, estaban representados en Guatemala á fines del siglo xvii por D. Diego, D. Antonio y D. Nicolás de Morales, y por hembra en D. Francisco Guerra de Morales y en Váscones de Morales, todos de notoria calidad, pero de suma pobreza.

Morales (Francisco de), pág. 101, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Moreira (Fr. José de), pág. 234, I.—Religioso franciscano que á fines del siglo xvii refería la tradición de la procedencia y milagros de la imagen de Nuestra Señora de Loret.

Moreno (Juan), pág. 98, I .—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Moreno (Pedro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Moscoso (Eugenio de), pág. 82, I.—Primer alcalde nombrado por S. M. de la fortaleza levantada en Santiago de los Caballeros de Guatemala; el cual Moscoso se presentó á tomar posesión de su cargo en 27 de marzo de 1534 y no se le dió, porque tales funciones, y las de provisión del destino correspondían al Cabildo de la ciudad.

Moscoso (Eugenio de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado: llegó su descendencia á los rebiznietos D.ª María y D.ª Francisca de Moscoso, y habiendo muerto éstas, quedó á fines del siglo xvii en el Licenciado D. Tomás de Lyra y Moscoso, presbítero, hijo de la D.ª María.

Muñoz Garrido (Juan), pág. 265, I; 2, II.—Nombre de un labrador, vecino del valle de Canales en 1610, que en la sementera llegó á sacar más de ciento por uno; y nombre de otro vecino de Guatemala, acaso hijo de aquél, que en 1677 estableció por si y sin autorización del Cabildo una carnicería en la capital, que aprobó la Audiencia invadiendo las facultades municipales.

Muñoz (Hernán), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Nietos de Guzmán, pág. log, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur, que contribuyeron á conquistar.

Niño (Juan), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Noé, pág. 43, I.—El patriarca bíblico, padre de Cham, de quien suponen algunos que sean descendientes los indios Tultecas fundadores del reino de Guatemala.

Nuñez de Mendoza (Pedro), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Narvaez (Pánfilo de), págs. 84, 118, 119, 129, I; 111, II.—Natural de Navalmanzano, partido de Cuéllar, provincia de Segovia; pasó á la Isla Española y de ésta á la de Jamaica con Juan Esquivel en 1509, y al saber que su compatriota Diego de Velázquez conquistaba á la de Cuba, se trasladó allá en 1512 con unos treinta flecheros y se le nombró capitán de conquista, en la que prestó señalados servicios. Velázquez le comisionó para pasar á España en 1514 á mirar por sus intereses cerca del Obispo de Burgos Juan Rodríguez de Fonseca; volvió á Cuba en 1520 y se le puso entonces al frente de una armada contra Hernán Cortés, quien al llegar á las costas de la Nueva España supo hacer suyas las gentes de Narvaez y aprisionar á éste en la fortaleza de Veracruz, donde estuvo largo tiempo. Vuelto á España, se quejó al Emperador del proceder de Cortés, y para acallarle se le concedió en 1526 la conquista del Río de las Palmas á la Florida. Se embarcó en Sanlúcar el 17 de junio de 1527; se proveyó de bastimentos en las Antillas, y dirigióse á la Florida en 12 de abril de 1558, donde tuvo su expedición un desgraciado fin. Un negro esclavo de Narvaez introdujo las viruelas en Mexico, que luego se comunicaron á Guatemala.

Naxao (Monsieur de), pág. 113, I.—Por su intercesión y favor con el Emperador Carlos V se le concedió á Fray Bartolomé de las casas la gobernación de Cumaná, en que tan poco lucimiento tuvo.

Néstor, pág. 156, I.—Rey de Pilos, el único de los hijos de Neleo que salvó de la cólera de Hércules, y uno de los argonautas; asistió al sitio de Troya, donde se hizo notar por su prudencia, y volvió á Mesenia, donde murió de dilatados años. Compárasele con D. Pedro de Alvarado.

Obispo (Reverendo señor), págs. 160, 174, 175, I.—Refiérese á D. Francisco Marroquín, primer Obispo de Guatemala.

Ocones-Trillos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Ochoas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Ojeda (Alonso de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Olivares (Francisco de), pág. 104., I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Olmedo (Fr. Bartolomé de), págs. 120, 227, 228, I.—Venerable religioso que acompañó á Hernán Cortés en la conquista de la Nueva España, y á D. Pedro de Alvarado en la de Tutepec y Guatemala, llevando la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, que consagró en el templo del convento de Redentores de Guatemala Fr. Angelo María, Arzobispo de Mira, que á negocios de la Santa Sede se hallaba en aquella ciudad el 1.º de mayo de 1628.

Olmos (Pedro de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Oñate (Cristóbal de), págs. 154, 155, 157, I.—Capitán que quedó al frente de ciertos soldados al partir Francisco Vázquez Coronado desde la Nueva Galicia al descubrimiento de las siete ciudades de Cibola, y que estrechado en los peñoles de Nocbistlán por los indios que debía someter, llamó en su auxilio á D. Pedro de Alvarado, que tenía sus gentes en la costa de Xalisco para emprender la jornada á las Molucas, quien fué allá en junio de 1541 y tuvo el día 24 la desgracia que le ocasionó la muerte diez días después. En auxilio de Oñate envió luego el virrey D. Antonio de Mendoza al Licenciado Alonso Maldonado, que desbarató á los indios rebeldes.

Ordoñez (Fr. Diego), pág. 147, I.—Uno de los cinco primeros frailes franciscanos que fueron á establecer su religión en la ciudad de Guatemala en el mes de noviembre de 1540.

Orduña (Francisco de), págs. 98, 128, 131, 132, 133, 137, 276, I; 157, II.—Natural de Tordesillas, conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y capitán en 1526 con Pedro Amalia y 120 infantes, que dejó Portocarrero en el sitio de Tianguiz del valle de Chimaltenango, mientras iba á someter á los rebeldes Sinacam y Sequechul.—Cuando la primera Audiencia se instaló en Mexico, y mientras D. Pedro de Alvarado hacía su primer viaje á España, consiguió Orduña que se le nombrase Visitador y juez de residencia del teniente gobernador de Guatemala Jorge de Alvarado; fué allá en 1529; empezó perturbando el Cabildo de la capital en 14 de agosto, quitando alcaldes y nombrando á sus camaradas de conquista, y en 15 de noviembre declarando nulos todos los acuerdos del teniente gobernador. Por fortuna para Guatemala, se dirigió á poco á aquel Reino, desde el de Mexico, el Adelantado D. Pedro de Alvarado, y al saberlo el Visitador, huyó de donde tantas tropelías había cometido sin terminar la visita, temeroso del castigo que sin duda le hubiera aplicado el conquistador.

Orozco (Francisco de), págs. 104, 119, I.—Conquistador de la Nueva España con Hernán Cortés, y que, encontrándose de capitán en Oaxaca cuando D. Pedro de Alvarado fué á someter el territorio de Tutepec, le cedió veinte soldados. Luego figuró Francisco de Orozco entre los conquistadores y pobladores de Guatemala, y unida su casa con la de Francisco Castellanos, primer oficial de la Real Tesorería nombrado por S. M., tuvo por descendientes á los Enriquez de Castellanos Orozco, familia ilustre, pero de escasos recursos en el siglo xvii, enlazada con las más principales de aquel Reino. Francisco Orozco fué el primero que sembró en territorio de Guatemala el trigo de Castilla.

Ortiz (Gonzalo), págs. 162, 181, I.—Poblador de Guatemala: siendo primer alcalde ordinario de la capital en 1541, votó el 9 de setiembre por que no se concediese el gobierno del Reino á D.ª Beatriz de la Cueva, viuda de Alvarado, y el 27 del mismo mes, por que la nueva ciudad se edificase en el sitio del Tianguecillo del valle de Chimaltenango.

Ortis (Pedro), pág. 104, I .—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ortiz de Zafra (Alonso), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ovalle ó Dovalle (Gonzalo de), págs. 80, 97, 131, 133, 141, 318, I; 82, 90, II.—Conquistador de Guatemala con don Pedro de Alvarado. En 1527, siendo primer alcalde ordinario de la capital, en la sesión del Cabildo del 21 de noviembre, prevaleció su voto designando el sitio de Coctemalán para fundar la ciudad; en 1529 fué otra vez primer alcalde, puesto por el visitador Orduña, que habia sido su camarada en las conquistas, y desde entonces no mostró buena voluntad al adelantado D. Pedro de Alvarado; aunque con la aquiescencia de éste volvió á ser alcalde en 1539. La descendencia de Ovalle en Guatemala se confirmó por varón hasta fines del siglo xvii, y la representaba entonces D. Antonio de Ovalle.

Oviedo (Bernardino de) pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Oviedo y Baños (D. Juan), pág. 204., I.—Hijo del reino de Guatemala; fué el primero que recibió el grado de doctor de aquella Real Universidad de San Carlos el 11 de setiembre de 1689; habiéndose graduado de bachiller en Filosofía, licenciado y doctor en Teología cuando no contaba mas que diez y nueve años de edad.

Paces ó Paz de Quiñones, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala, antes de reducirse la costa del Sur.

Paces ó Paz de Toledo, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Paez, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Paez (Juan), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. La sucesión de Paez, tenida siempre por familia noble, se conocía á fines del siglo xvii en el apellido de Paez de Grajeda, que no muy próspera se había retirado á vivir al pueblo de Guazacapán.

Panaguali,—Penaguali, págs. 81, 89, 91, 93, II.—Jefe de los indios rebeldes del pueblo de Sacattepeques, al que don Pedro Portocarrero, al someter aquel pueblo en 1526, le hizo conducir á su presencia y mandó darle garrote en la plaza pública por motor del levantamiento de aquel valle. El sedicioso se disculpaba con haber sido inspirado por el dios Camanelón.—En el mismo valle de Sacattepeques y otros puntos del de Guatemala tenían el ídolo Penaguali en representación del demonio, ó acaso del mismo revoltoso que los españoles castigaron.

Paredes, pág. 110, I.—Los de este apellido fueron pobladores de Guatemala antes de someterse los habitantes de la costa del Sur. De Antonio de Paredes, que fué recibido en Cabildo el 16 de enero de 1536, procedió el Padre Fr. Francisco Vázquez, cronista de la religión franciscana.

Paredes (Pedro de), pág. 101, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Paredes (Pedro de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Parma (Duquesa de), pág. 163, I.—La infanta D.ª Margarita, hermana natural del Rey Felipe II y viuda del Duque de Parma, á la que confió su hermano el gobierno de los Países Bajos en 1559. El historiador de Guatemala compara á la Duquesa con D.ª Beatriz de la Cueva, viuda de Alvarado.

Pedro (Don), pág. 114, II.—Cacique en territorio de Sacattepeques de los Mames que Fr. Bartolomé de las Casas presentó, como procedente de los indómitos Lacandones, para hacer ver que había sometido á éstos.

Pelayo (Don), pág. 233, I.—Refiérese al restaurador y libertador de España, á quien se supone salvó la vida una imagen de Nuestra Señora de Loret que llevaba consigo y que se conserva en Guatemala.

Peñaranda (Conde de), pág. 223, I.—D. Gaspar de Bracamonte, colegial en el mayor de San Bartolomé, segundo Conde de Peñaranda, del Consejo de Estado, presidente de los de Ordenes y de Indias, de que tomó posesión en 1653; pasó por plenipotenciario á la paz de Múnster en 1657 con retención de la presidencia, que dejó en 1671 por haber pasado á la de Italia. Murió el 13 de diciembre de 1676. Desatendió el Conde al gobernador de Guatemala D. Sebastián Alvarez Alfonso Rosica por haber tratado con excesiva severidad al fiscal de aquella Audiencia, acusado del delito de baratería, D. Pedro de Miranda Santillán.

Peralta (D. Juan de), pág. 274, I.—Corregidor del valle de Guatemala en 1683, al que mandó tomar residencia el presidente gobernador D. Juan Miguel de Agurto y Alava.

Peredo (Juan de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Pereira-Dovmos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse los habitantes de la costa del Sur.

Pereña (Francisco), pág. 270, I.—Corregidor del valle de Guatemala, nombrado en 1584 por el presidente y gobernador Licenciado García de Velarde, usurpando las facultades del Cabildo de la capital, á quien correspondía la provisión del cargo; por lo cual reclamó, y para que se corrigiera el abuso, Francisco Díaz del Castillo, hijo de Bernal Díaz y bisabuelo del historiador Fuentes y Guzmán.

Pérez (Alonso), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Pérez (Hernán), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Pérez Dardón (Juan), págs. 95, 162, 323 I; 82, 85, 90, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. En 1526 fué con D. Pedro Portocarrero á someter á los reyes rebeldes Sinacam y Sequechul, mandando el cuerno izquierdo del ejército en la batalla de Secattepeques, y luego auxilió al leal cacique Cazhualam contra los infieles petapanecos. Sirvió los cargos de alcalde ordinario de Guatemala en 1529, 34, 37, 39, 45, 49, 55, 63 y 1573: esta última fecha prueba que murió de muy avanzada edad. En 1541 salió fiador de la gobernación y residencia de D.ª Beatriz de la Cueva.—La descendencia de Pérez Dardón la representaba á fines del siglo xvii, el doctor D. Lorenzo Dardón y el licenciado D. Luis.

Pérez de Lugo, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse los naturales de la costa del Sur.

Pesquera (Fr. Diego de), pág. 147, I.—Uno de los cinco frailes franciscanos que en noviembre de 1540 fueron á establecer su religión en la ciudad de Guatemala.

Pineda (Melchor de), pág. 42, II.—Vecino del valle de Mixco en el último tercio del siglo xvii.

Pizarro, Pizarro (D. Francisco), págs. 135, 160, I.—Natural de Trujillo, hijo bastardo del coronel Gonzalo Pizarro llamado el Largo, el Tuerto y el Romano, y de Francisca González, mujer de humilde cuna. Sirvió con su padre en Italia, con Alonso de Ojeda en Tierra Firme y con Pedrarias Dávila en el Darien, acompañó á Vasco Núñez de Balboa en el istmo de Panamá y descubrió el Perú en 1524, que conquistó de 1530 á 1554. En este año desembarcó en aquel reino D. Pedro de Alvarado con 800 expedicionarios, de los que cedió 500 y algunos buques á Pizarro y Almagro por una compensación de 120.000 pesos de oro. El 26 de junio de 1541 fué asesinado Pizarro por los partidarios de Almagro en venganza de la injusta muerte de aquél.

Pizarro, Pizarro (Hernando), págs. 97, 126, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y segundo regidor del Cabildo de la ciudad que nombró el caudillo á su regreso de la expedición á Honduras.

Ponce (Diego), pág. 101, 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Polanco (D. Fernando), pág. 96, I.—Último descendiente por varonía directa del conquistador de Guatemala Gaspar de Polanco.

Polanco (Gaspar de), págs. 96, I; 82, 157, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. En 1526 fué capitán de una de las siete compañias del ejército reunido por D. Pedro Portocarrero para someter á los reyes rebelados Sinacam y Sequechul. La descendencia de Polanco por varón terminó en D. Fernando, continuandola por hembra D.ª Bárbara de Polanco y Castillo, que á fines del siglo xvii la representaban sus hijos legitimos y de D. Martín de Alvarado Villacreces Cueva y Guzmán.

Polanco (Gregorio de), pág. 362, I.—Alcalde ordinario de Guatemala en 1567, 70, 73, y cuando en 1580 se nombró patrón de la ciudad á San Sebastián para que conjurase las erupciones volcánicas que tan furiosos terremotos produjeron en 1565.

Polanco y Castillo (D.ª Bárbara de), pág. 96, I.—Sucesora del conquistador de Guatemala Gaspar de Polanco, que á fines del siglo xvii pasó la sucesión por matrimonio con D. Martín de Alvarado Villacreces Cueva y Guzmán.

Ponce (Licenciado), pág. 126, I.—V. Ponce de León (Luis).

Ponce (Luis), pág. 127, I.—V. Ponce de León (Luis).

Ponce de León (Luis).—Caballero de Córdoba que en 1526 fué enviado á la Nueva España para residenciar á Hernán Cortés, y murió antes de tornar la residencia; dejando en el testamento todos sus poderes á Marcos de Aguilar, que estaba ya gobernando en Mexico cuando D. Pedro de Alvarado fué desde Guatemala á aquella ciudad con los conquistadores que regresaban de Honduras á las órdenes de Luis Marín y de Bernal Díaz del Castillo.

Pontazas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Porres (Francisco de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. La descendencia de Porres tuvo fin por los años de 1660 á 1666 con la muerte de las doncellas D.ª Inés y D.ª Leonor, biznietas de Francisco. Los Porres que llevaban este apellido á fines del siglo xvii serían descendientes de criados del conquistador.

Porres (Bachiller Miguel de), pág. 37, II.-Presbítero dedicado á la industria de la miel de abejas, que llegó á poseer más de ochocientos corchos en el valle de Mixco.

Portal Artadia (D. José), pág. 46, II.—Maestre de Campo, gobernador de la provincia de Nicaragua, que en el siglo xvii procuró desvanecer y castigar las supersticiones de los indígenas.

Porres y Sosa (D. Jaime del), pág. 2I2, I.—Fué canónigo tesorero en 1618, y chantre en 1623 de la catedral de la segunda ciudad de Guatemala, y deudo de los nobilísimos Salazares Sosas, de ilustre familia, á que estaba unida la de Fuentes y Guzmán; el cual D. Jaime fundó el santuario del Calvario, situado al frente de la Alameda de aquella ciudad.

Portocarrero (D. Pedro), págs. 95, 126, 174, 175. I; 83, 84, 86, 87, 88, 90 á 93, 156 á 158, II.—Primo del Conde de Medellín, conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y primer marido de la hija natural de éste doña Leonor de Alvarado Xicotencatl Tecubalsi, que después casó con D. Francisco de la Cueva. Al volver Alvarado de Honduras en 1526, nombró á Portocarrero regidor del Cabildo de Guatemala, y luego en 26 de agosto primer alcalde ordinario; y al trasladarse en el mismo año el caudillo á Mexico y ocurrir el levantamiento de los indios, dirigido por los reyes Sinacam y Sequechul, reunió Portocarrero un ejército para someterlos, prendió al cabecilla Paneguali en Ucubil, sometió á los de Sacattepeques, y aprisionó á los reyes sublevados, con lo cual dió fin á la rebelión. Gómara dice en su historia que Portocarrero había tenido amores ilícitos con la hechicera Agustina (V.), mujer de Francisco de la Cueva, de la que recibió muerte violenta; y esto es inexacto, porque el conquistador murió tranquilamente y de buena edad en Guatemala.

Portugal (Domingo de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Pulgar (Alonso del), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Quijada (Diego), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Quinteros (Miguel), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Quiñones (P. M. Fr. Francisco de Paz), pág. 61, II.—Administraba espiritualmente en 1690 el pueblo de San Juan del valle de Sacattepeques.

Quiñones, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Quiñones Osorio (D. Alvaro de), pág. 222, I.—Caballero del orden de Santiago, señor de la Casa de Lorenzana, etc., presidente y gobernador de Guatemala desde 1634 á 1642. (V. este tomo, pág. 178.) Algún tiempo antes de morir erigió su sepultura en la capilla de Nuestra Señora del Socorro de la catedral de Guatemala á la banda del Sur, donde se vela en una estatua puesta de rodillas, con la inscripción que demuestra haberse puesto en 1641, como pronosticando su lamentable fin; pues en 1642, navegando desde Guatemala á Panamá naufragó el bajel en que iba, sin salvarse mas que el capellán D. Tomás de Carranza.

Quio (Frater Ioannes), pág. 228, I.—Secretario del Arzobispo de Mira Fr. Angelo María, que refrendó la cédula de consagración, verificada en 1.º de mayo de 1628 por este prelado, de la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes de Guatemala.

Quirós (D. Antonio de), pág. 61, II.—Capitán en Guatemala hacia 1690.

Quirós (Francisco de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ramos (Juan), pág. 105, I.-Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ramires de Vargas, pág. 105, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Reinoso (Bartolomé de), pág. 101, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Reinoso Sacristán Sacaisrín (Juan de), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Remesal, págs. 66, 67, 162, 163, 166, I.—Fr. Antonio Remesal, natural de la villa de Allariz en Galicia, hijo del convento de dominicos de Salamanca, donde profesó en 1593, pasó á la ciudad de Guatemala en 1613, y en 1616, casi concluida ya su obra de la historia de la provincia de San Vicente de Chiapa y Guatemala, pasó á la provincia de Oaxaca, donde la terminó, y de allí á Mexico para consultarla con el P. Torquemada, historiador franciscano; y obtenida su aprobación se dirigió á Madrid, donde la imprimió en 1619. Según el historiador Fuentes y Guzmán, divulgó Remesal especies inexactas al decir que la ciudad de Guatemala estuvo situada entre los dos volcanes, y al hablar de la aceptación del gobierno por doña Beatriz de la Cueva, después de la muerte de su esposo D. Pedro de Alvarado.

Remón (R. P. M. Fr. Alonso) págs. 8, 12, 14, 57, I.—Editor de la historia escrita por Bernal Díaz del Castillo. Dice Fuentes y Guzmán que el reverendo Fr. Alonso, del sagrado militar orden de Nuestra Señora de la Merced, redención de cautivos, adulteró la historia del conquistador en los capitulos 164 y 171 y en otras partes, y faltó á la exactitud en lo relativo á la muerte del rey Sequechul; y que tales faltas le obligaron, en defensa de su antecesor Castillo, á escribir la Recordación Florida ó Historia de Guatemala.

Resino ó Recino (Juan), págs. 101, I; 84, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y caudillo en el ejército que D. Pedro Portocarrero reunió en 1526 para someter á los reyes rebelados Sinacam y Sequechul. Tuvo Resino sucesión continuada hasta fines del siglo xvii, que la representaba el bachiller D. Nicolás Resino de Cabrera, canónigo en 1673 y en 1699, y comisario que fué del Santo Oficio: otros descendientes residían en la provincia hoy república de San Salvador.

Rey (El), pág. 144, I.—Refiérese al Emperador Carlos V.

Rey (Baltasar), pág. 52, II.—Indio muy piadoso y rico del valle de Mixco, que hizo cuantiosas donaciones á su iglesia.

Ribera (D. Diego de), págs. 268, 269, I.—Caballero togado que fué del reino de Chile, que al ser nombrado oidor de Manila estuvo de tránsito en Guatemala al tiempo en que era presidente de su Real Audiencia D. Fernando Altamirano Velasco.

Rivera (Fr. Juan de), pág. 119, II.—Religioso dominico, cura del pueblo de Santa Ana Chimaltenango á fines del siglo xvii, y amigo del historiador Fuentes y Guzmán.

Ribera (D. Fr. Payo de), pág. 302, I.—Reverendo Obispo de Guatemala y luego Obispo de Mexico. (V. este tomo, pág. 203.) Poseyó una muela, encontrada al arar la tierra, que se creía de los gigantes que habitaron en el pais; la cual muela tenía un volumen tan grande como los dos puños cerrados.

Rivas (P. M. Fr. Diego), pág. 61, II.—Provincial de la orden Mercenaria en Guatemala hacia el año de 1690.

Robles (Gutierre de), pág. 99, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Roca (Andrés de la), pág. 107, II.—Natural de Cataluña, que en 1690 poseía el territorio donde se descubrió la entrada de la famosa cueva de Mixco en el reino de Guatemala.

Roca (Luis de la), págs. 104, 105, 110, 111, I.—Natural de Cataluña, y dueño hacia el año de 1690 del territorio del valle de Jilotepeques, á la entrada del de Mixco, llamado de los Cimientos, por las muchas ruinas de edificios que se encontraron. En la hacienda del mismo Roca fué el sitio de Mixco, y en ella se daba al río Pancacoyá el nombre de Cacaguatal, por atravesar plantaciones que producían cacao.

Roca (Fr. Tomás de la), pág. 107, II.—Hijo del catalán Andrés de la Roca, y religioso de Nuestra Señora de las Mercedes á fines del siglo xvii.

Rodríguez (Alejo), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez (Bartolomé), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez (Francisco), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez (Juan), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez (Martín), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez (Pedro), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rodríguez de las Barrillas (Lope), pág. 362, I.—Alcalde ordinario de Guatemala cuando en 1580 se nombró patrón á San Sebastián para que conjurase las erupciones volcánicas que tan terribles habían sido en 1565.

Rodríguez Cabrillo de Medrano (Juan), págs. 200, 233, 234, I.—En 1577 fué segundo alcalde ordinario de Guatemala; al siguiente año de 1578 recibió á las primeras monjas que, procedentes de Mexico, fundaron el convento de la Concepción de aquella ciudad; pasó después á España, y deseoso de poseer la imagen de la Virgen de Loret de la villa de Alcántara, de que era muy devoto, la robó de acuerdo con el sacristán, á quien sedujo por dinero, y la llevó á Veracruz, después de salvarse de una tempestad, y luego á Mexico y á Guatemala; en 1584 y 1592 volvió á ser alcalde de esta capital, y teniendo necesidad de trasladarse al Perú á recoger la herencia de un pariente, dejó la imagen en depósito á D. Pedro Marín de Solorzano; y éste, al saber la muerte de Cabrillo, la entregó al venerable varón Fr. Pedro de Arboleda.

Rodríguez de Fonseca (D. Juan), págs. 84, I; 113, II.—Obispo de Palencia y de Burgos, primer Presidente del Consejo de Indias, que gobernó en Sevilla lo que tocaba al despacho de flotas y armadas hasta que el Rey Católico le llamó para que presidiese en la corte los negociados de Indias, y desempeñó este cargo hasta que el Emperador Carlos V dispuso que el doctor Mercurino Gatinara, su gran chanciller, fuese superintendente de todos los Consejos. Fonseca por favorecer á Diego de Velázquez se manifestó muy contrario á los intereses de Hernán Cortés.

Rodríguez Picón (Cristóbal), pág, 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Rojas (Diego de), págs. 95, 126, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, quien le nombró alcalde ordinario el 25 de julio de 1524 y desempeñó este cargo hasta el 8 de enero de 1525; en 30 de enero de 1526 fué elegido primer alcalde, y al regresar Alvarado de Honduras y prepararse para ir á ver á Cortés en Mexico, nombró, en lugar de Rojas, al que equivocadamente se le apellida Becerra (pág. 187 de este tomo), primer alcalde á D. Pedro Portocarrero con fecha de agosto del mismo año. Rojas pasó al Perú en 1534 y contribuyó á la conquista de aquel reino.

Rojas (Manuel de), pág. 84. I.—Uno de los procuradores enviados á la corte por Diego Velázquez, gobernador de la isla de Cuba, para calumniar á Hernan Cortés cerca del Emperador y conseguir que se desaprobase su conquista de la Nueva España.

Ronquillo (Gonzalo); págs. 146, 147, I.—Veedor del Cabildo de Guatemala, que poco conforme con el nombramiento de D. Francisco de la Cueva para suplir á D. Pedro de Alvarado en sus ausencias, lo contradijo en el Cabildo del 7 de noviembre de 1539 é hizo dejación de su oficio. Un año después, en 19 de mayo de 1540, cuando Alvarado anunció al Cabildo su determinación de emprender la jornada á las Molucas y de dejar á D. Francisco de la Cueva en su lugar, Ronquillo, que era regidor, pidió que afianzase D. Francisco á satisfacción del mismo Cabildo, á lo que se opuso el Adelantado en vista de la Cédula real que le excusaba, y aunque se impelió á Ronquillo para que volviese á su oficio no quiso condescender.

Ruiz (Cristóbal), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ruiz (Marcos), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ruiz (R. P. presentado Fr. Marcos), pág. I.—Religioso de la orden de la Merced, cura doctrinero de la Sierra, que dió aviso al corregidor de Totonicapa y Gueguetenango de que los indios de San Juan Atitlán, de aquella jurisdicción, adoraban á un indio mudo y asqueroso del pueblo de Comalapa del valle de Guatemala.

Sarnz de Mañosca y Murillo (Ilmo. Sr. Dr. D. Juan de Santo Matía), págs. 199, 205, 223, 276, 281, 323, I.— Obispo de Guatemala desde 1668 á 1675 (V. pág. 203 de este tomo). Trató de hacer ayuda de parroquia el curioso y rico oratorio de Espinosa; en 1670 hizo división de feligresías en el pueblo petapaneco, señalando cura secular á los indios ladinos, con iglesia parroquial aparte, con el título de la Concepción, y cuando desde aquel año hasta el de 1675, que murió, tuvo á su cargo la gobernación de aquel reino devolvió al Cabildo municipal todas sus facultades, y hubo verdadera libertad en la elección de los cargos concejiles. Tuvo tan comedido al clero de la diócesis que suprimió la cárcel de clérigos, diciendo que «los defectos del clero de Guatemala se castigaban con el amago de un papirote.»

Sajeras (Juan de), pág. 105 , I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salamanca (Antón de), pág. 104, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salamanca (Juan de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salazar, págs. 127, 129, I.—Factor, oficial real enviado á la, Nueva España en 1525, y revolvedor de la paz de Mexico en unión del veedor Chirinos, desde que Hernán Cortés partió para la jornada de Honduras, por haberles dado poder para que ambos gobernasen si el tesorero Estrada y el contador Albornoz, á quienes había dejado en su lugar, gobernaban mal. Salazar insistió en sindicar á Cortés, cuando éste hizo su primer viaje á España, por los despojos del tesoro de Guatemuz, y porque después de vencido Pánfilo de Narvaez se había apoderado de cuanto llevaba en su ejército.

Salazar (Antonio de), págs. 99, 162, 181, I; 71, 142, 152, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado; cabo de diez arcabuceros y de mil guatemaltecos, cuando desde Atitlan fué á someter á los rebelados en el valle de Sacattepeques; capitán de una de las siete compañias del ejército que D. Pedro Portocarrero llevó en 1526 para reducir á los reyes Sinacam y Sequechul; regidor de la capital en 1539 que mejoró el camino que iba á la costa del mar, y fiador en 1541 con Pérez Dardón y Zorrilla de la gobernación de D.ª Beatriz de la Cueva. Después de la inundación de la ciudad vieja de Guatemala quedó descendencia de Salazar, que á fines del siglo xvii estaba representada por varonía en D. Juan de Salazar Monsalbe, y por hembra en el capitán D. Tomás Delgado de Nájera y su hermano el bachiller D. Pedro, sacerdote de acreditadas prendas.

Salazar (D. Cristóbal), pág. 42, II.—Caballero deudo del historiador Fuentes y Guzmán, que vivía en Guatemala á fines del siglo xvii.

Salazar (El capitan D. Gabriel Esteban), pág. 42, II.—Alguacil mayor que fué en la Audiencia de Guatemala, y propietario de tierras en el valle de Mixco.

Salazar-Sozas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Salinas (García de), pág. 101, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salinas (Gonzalo de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salvatierra (Alonso de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salvatierra (Cristóbal de), págs. 102, 162, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. En el Cabildo del 9 de setiembre de 1541 votó por que se concediese la gobernación del Reino á la viuda del Adelantado D.ª Beatriz de la Cueva.

Salvatierra (Diego de), pág. 102.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Salvatierra (Juan de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Samano (Juan de), pág. 144, I.—Caballero de la orden de Santiago, señor de algunas villas, prestamero mayor de Vizcaya y secretario del Emperador Carlos V y del Rey Felipe II en el Consejo de Indias. Refrendó como tal la Real cedula expedida en Valladolid á 22 de octubre de 1538 dispensando á D. Pedro de Alvarado del juicio de residencia.

Sánchez (Alonso), pág. 103, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sánchez (Bartolomé), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sánchez (herrero, Diego), págs. 98, 146, I; 144, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Diapuso este hacia 1540 que se hiciesen molinos en el sitio de Atmulunga de la ciudad vieja; cedió un ejido que allí tenía al Diego Sánchez, quien dedicado á la mineria tuvo molino de metales en el río llamado del Molino del valle de Alotenango, del que se veían vestigios el siglo xvii en el trapiche de D. José del Castillo.

Sánchez (Gonzalo), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sánchez Ballestero (Bartolomé), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sánchez de Carranza (Jerónimo), pág. 109, I.—Caballero del hábito de Santiago, muy diestro en el manejo de las armas, progenitor de los Carranzas de Guatemala.

Sánchez de Huelva (Juan), pág. 96, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y descendiente de Alonso Sánchez de Huelva, el piloto que dió las demarcaciones á Colón.

Sánchez (Pedro), pág. 37, II.—Propietario de Guatemala, que á fines del siglo xvii contaba en su hacienda del valle de Mexico mil setenta colmenas.

Sánchez Montesinos (Pedro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sánchez de Ortega (Diego), pág. 101, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Sandoval Sandoval (Gonzalo de), pág. 117, I.—Capitán de Hernán Cortés en la conquista de la Nueva España y descubridor, por aquella parte, de la mar del Sur, de que tomó posesión con las formalidades de costumbre. Parte del tercio de Sandoval estuvo á las órdenes de D. Pedro de Alvarado en el sitio y toma de Mexico.

Sandoval (Licenciado Rodrigo de), págs. 138, 139, I.— Nombrado por D. Pedro de Alvarado para que le sustituyese en el gobierno de Guatemala mientras iba á someter los pueblos de indios sublevados en tiempo del visitador Orduña y hacia su jornada á Yucatán y Cozumel para arreglar los limites de Honduras con D. Francisco de Montejo, Sandoval se presentó en Cabildo en 23 de febrero de 1536, y no debió gobernar mucho tiempo, porque con cédula de 27 de octubre de 1535 se presentó á poco el Licenciado Alonso de Maldonado á residenciar á Alvarado, y por haber hecho este su segundo viaje á España quedó con el gobierno hasta el regreso, que verificó en 1539.

San Fernando (Rey), pág. 9, I.—Compáranse las proezas de Fernando III, en la conquista de Sevilla, con las de Alvarado en Guatemala.

San Sebastián (Joana de), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Santa Clara (Diego de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Santiago (Francisco de) pág. 199, I.—Secretario de la Audiencia de Mexico, que envió á su costa á la ciudad de Guatemala las primeras monjas que allí pasaron y fundaron en 1578 el convento de la Concepción.

Santiago (D. Francisco de), pág. 207, I.—Uno de los tres fundadores en Guatemala del colegio, depósito y casa de nobles huérfanas, donde se las educaba hasta la edad en que podía dárseles estado ó colocación proporcionada.

Santiagos-Chaves, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Santisteban (Pedro de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Santizos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Sancto Matía (Doctor D. Juan de), pág. 37, I; 139, 140, II.—V. Saenz de Mañosca y Murillo (IImo. Sr. D. Juan de Santo Matía).

Sequechul-Siquechul. págs. 51, 55, 57, 126, 148, 149, 157, 317, 322, 323, I; 155, 156, 158, 159, II.—Rey de Quiché, del linaje Tecum, que tenía su corte en Utatlán, á donde fué D. Pedro de Alvarado desde Quetzaltenango al tiempo de la conquista del territorio de Guatemala. Por traidor mandó Alvarado quemar á Sequechul en 1524, y pasó el señorío á su hijo, llamado también Sequechul, quien tuvo casas de hospedaje en la primitiva población donde se asentó la capital de Guatemala y tenía las suyas Sinacam, rey de los Cachiqueles. Ambos señores, después de sometidos, se levantaron contra los españoles en 1526 con todos los indios de sus respectivas comarcas, y derrotados y presos por el ejército de D. Pedro Portocarrero, continuaron en prisiones hasta que Alvarado, al emprender la jornada á las Molucas en junio de 1540, los llevó consigo para evitar que sirviesen otra vez de bandera de rebelión. Al morir el Adelantado en el peñol de Nochistlán, de la provincia de Xalisco de la Nueva España, á primeros de julio de 1541, desaparecieron Sinacam y Sequechul, sin que se supiera nunca dónde fueron á parar.

Serrano (Fr. Alonso), pág. 61, II.—Religioso de la orden Mercenaria, que vivia en Guatemala hacia 1690.

Sierra Osorio (Licenciado D. Lope), pág. 281 , I.—Oidor de la Audiencia de Mexico, visitador en 1678 del presidente D. Fernando Francisco de Escobedo, y gobernador interino del reino de Guatemala hasta 1682, que se le promovió á plaza del Consejo y Cámara de Indias. Durante su interina gobernación concedió la mayor libertad á las elecciones municipales de la capital del Reino.

Sinacam, págs. 61, 62, 123, 126, 148, 149, 157, 314, 316, 317, 318, 323, I; 69, 134, 155, 156, 158, 159, 161, II.—Rey Cachiquel ó de los Cachiqueles de Guatemala, que tenía su plaza de armas en Tecpanguatemala y su residencia frecuente en el punto de la antigua Guatemala, que después fué el pueblo de Tzacualpa. Cuando en los primeros meses de 1524 dominó D. Pedro de Alvarado á los Quicheles en Utatlán y Olimtepeque, le llamó á Guatemala el rey Sinacam, que le prestó obediencia y continuó leal á los españoles, hasta que, por ciertas injusticias, ocurrió el levantamiento general de los indios, del que se pusieron al frente los reyes Sinacam y Sequechul, que presos por D. Pedro Portocarrero, en la cima de un cerro sufrieron ambos la prisión quince años, y hasta que en 1540 los llevó consigo Alvarado á la expedición de las Moluchas; se embarcaron para los puertos de la Nueva España, y muerto el Adelantado por la desgracia del peñol de Nochistlán, no se volvió á saber de ellos.

Sirgabo (Pedro), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Solís (Cristóbal de), pág. 207, I.—Uno de los tres fundadores del colegio, depósito y casa de nobles huérfanas doncellas de Guatemala, donde se educaban hasta la edad en que podía dárseles proporcionado estado.

Solís (Gonzalo de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Solís, pág. 51, II.—Este apellido llevaban á fines del siglo xvii los descendientes del último rey de Mixco que en la conquista aprisionaron los españoles.

Solorzano (Dr. D. Juan), pág. 94, I.—D. Juan de Solorzano Pereira, autor de la Política indiana y de otros apreciabilísimos libros sobre Indias, impresos en latín y castellano desde 1639 á 1679.

Solorzanos, pág. 236, I.—Los de este antiguo apellido en Guatemala tenían su sepultura debajo del pavimento de la capilla de Nuestra Señora de Loret, venerada en el convento de San Francisco.

Soltero (Alonso), pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Suárez (Melchora), pág. 171, I.—Una de las dos doncellas servidoras de D.ª Beatriz de la Cueva que salvaron de la inundación de Guatemala de la madrugada del 11 de setiembre de 1541.

Su Santidad, pág. 139, I.—Refiérese á la de Paulo III, Pontifice romano desde 1534 á 1549, que dió dispensa á Don Pedro de Alvarado para casarse con D.ª Beatriz de la Cueva. hermana de su primera esposa D.ª Francisca.

Tapia (Cristóbal de), pág. 84, I.—Partidario de Diego de Velázquez y uno de los calumniadores de Hernán Cortés, excitado por el Obispo de Burgos D. Juan Rodríguez de Fonseca, presidente del Consejo de Indias.

Tecum, pág. 51, I.—Rey de los Sequechules que, según se dijo por algunos fanáticos del tiempo de la conquista de Guatemala, sucumbió del mismo golpe y herida de lanza que el aguila muerta por D. Pedro de Alvarado en Quetzaltenango, suponiendo aquéllos que el demonio, metido en el cuerpo del águila ó quetzal, le representaba.

Tobilla y Gálvez (D. Fernando de la), págs. 239, 273, I.—Segundo alcalde ordinario de Guatemala en 1676 y 1677, durante el mando del gobernador Escobedo, que intervino en el asunto del Corregimiento del Valle y del cargo de juez repartidor de indios que ejercía indebidamente D. Antonio de Jaimes Moreno.—Fué Tobilla muy devoto de la imagen del Ecce-Homo que se veneraba en la iglesia del convento de San Francisco, y gastó mucho en el rico retablo de la capilla.

Tobillas-Estrada, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Tobilla (D. Martín Alonso dela), pág. 114, II—Alcalde mayor de la provincia de la Verapaz y autor de una historia de aquel territorio que manuscrita leyó el historiador Fuentes y Guzmán.

Torquemada, págs. 19, 27, 30, 66, 67, 172, I.—Fr. Juan de Torquemada, religioso y ministro provincial de la Orden de San Francisco en la provincia del Santo Evangelio de Mexico en la Nueva España, autor de la historia intitulada Monarquía indiana.

Torres (Juan de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Torres-Medinilla, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Trujillo (Miguel de), pág. 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Tubilla y Gálvez (D. Fernando de la), pág. 239, I.—Véase Tobilla y Gálvez (D. Fernando de la.)

Ulloa, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Ulloa (Andrés de), pág. 102, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Ulloa (Gómez de), págs. 100, I; 82, 157, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y capitán de una de las siete compañías del ejército organizado por D. Pedro Portocarrero en 1526 para someter á los rebeldes acaudillados por los reyes Sinacam y Sequechul.

Umbría (Gonzalo de), pág. 84, I.—Uno de los emisarios que tenía en la corte el gobernador de la isla de Cuba Diego Velázquez, protegido del Obispo de Burgos D. Juan Rodríguez de Fonseca, para calumniar cerca del Emperador á Hernán Cortés, y conseguir que desaprobase su conquista de la Nueva España.

Usagre, pág. 45, I.—Así se llama al artillero que dirigía los cuatro tiros ó cuatro piezas llevadas á la conquista de Guatemala por Alvarado.

Usagrez (Diego de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Vaca (Fernando), pág. 9, II.—Tuvo y labró en la sierra de Canales del reino de Guatemala, y en el sitio que por su apellido se llamó de Vaca, una rica mina que dejó tapada al pasar á España en el siglo xvii, y habiendo muerto á la partida de la flota y perdídose los papeles legados á su hijo con noticia del punto de la demarcación, no se volvió á encontrar la bocamina por más diligencias que se hicieron.

Vaca (Francisco), pág. 9, II—Hijo de Fernando, dueño de la rica mina de la sierra de Canales, en Guatemala.

Valcárceles, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Valdivieso (Juan de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Valdivieso (Pedro de), págs. 99, 321, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado; segundo alcalde ordinario de aquella ciudad desde 4 de octubre de 1525 en que reemplazó á Gonzalo de Alvarado, y expedicionario en 1526 con D. Pedro Portocarrero para someter á los rebeldes acaudillados por los reyes Sinacam y Sequechul. En la batalla que se riñó con aquellos en el asalto del peñol de Jalpatagua sustituyó Valdivieso al capitán Hernando de Alvarado, muerto de una pedrada por los indios, y el mismo Valdivieso murió en la noche de aquel día de las muchas heridas de saeta y de piedra que recibió en la lucha.

Valle (Fr. Andrés del), pág. 76, II.—Dominico, compañero del ejemplar varón Fr. Lope de Montoya.

Valle (Francisco), pág. 198, I.—Hijo de Francisco del Valle Marroquín y sobrino del primer Obispo de Guatemala D. Francisco Marroquín.

Valle (Juan del), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Valle (Marqués del), pág. 26, II.—En la expedición á Honduras se detuvo en la orilla del Río Grande porque iba muy crecido.—V. Cortés (Hernán).

Valle Marroquín (Francisco del), págs. 198, 267, I.—Hermano del Obispo D. Francisco Marroquín, regidor del Ayuntamiento de Guatemala y luego procurador del Reino en la corte de España.

Vargas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Varillas (Fr. Juan de las), 147, I.—Al regresar de la expedición á Honduras é ir á Guatemala la gente de Cortés con la de Alvarado, se fundó en la ciudad vieja el primer convento dedicado á Nuestra Señora de las Mercedes por Fr. Juan de las Varillas.

Varillas-Dávilas, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Varona (Sancho de), págs. tot, 181, I.—Sancho de Varona ó de Barahona, conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, fué primer alcalde de la capital en 1535, segundo en 1538, y otra vez primero en 1543, reemplazándole en 18 de abril, acaso por muerte, Juan del Espinar. La descendencia de Varona se dividió entre sus dos hijos D. Gaspar y D. José. El D. Gaspar de Varona y Loaisa, caballero de la orden de Alcántara, pasó á España, sirvió á S. M. en Extremadura durante trece años, y quedó en su mayorazgo y señorío de Fuente del Maestre. D. José tenia por descendiente en Guatemala, á fines del siglo xvii, á D. Pedro, y en los hijos de éste al Licenciado D. Antonio de Varona, cura de Chiquimula, y don García de Varona, religioso franciscano.

Vázquez (Fulano), pág. 73, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado y uno de los que asistieron á lo de Sacattepeques.

Vázquez (Rdo. P. Fr. Francisco), págs. 231, I; 143, II.—Autor de la Chróníca de la província del Santísimo nombre de Jesús de Guatemala del orden de nuestro serájico Padre San Francisco en el reino de la Nueva España.

Vázquez (Juan). pág. 97, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. La descendencia de Juan Vázquez, conocida por Vázquez y Cabrera y reputada por familia noble y virtuosa, tenía á fines del siglo xvii representada la varonia en D. Antonio Vazquez de Cabrera.

Vázquez (Juan), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.—Progenitor del Rdo. P. jubilado Fr. Alonso y de Fr. Esteban Vázquez, religiosos del orden de San Francisco.

Vázquez-Coronado, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Vázquez Coronado (Francisco), pág. 154, I.—Natural de la ciudad de Salamanca; pasó á la Nueva España hacia el año de 1540, donde contrajo matrimonio con la hija del gobernador Alonso de Estrada; durante el Virreinato de D. Antonio de Mendoza se le nombró gobernador de Nueva Galicia, y en 1539 jefe de la expedición para la conquista de Cjbola y de las Siete Ciudades imagina- das por Fr. Marcos de Niza, ó mal comprendidas por las relaciones que sobre ellas le hicieron los "indigenas de aquellas partes.

Vázquez de Molina, pág. 98, I.—V. Molina (Vázquez de) y Vázquez (Juan).

Vázquez de Osuna (Juan), pág. 104, 105, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Veintemilla (Alonso de), pág. 98, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. La sucesión de Alonso de Veintemilla pasó á D.ª María de Veintimilla, casada con Lorenzo Guerra, natural de Gran Canaria, y de ahí los Guerras Veintimilla.—Los hijos varones de este matrimonio murieron eclesiásticos de buena edad, y á fines del siglo xvii se conservaba, la descendencia en D.ª Nicolasa y D.ª María Guerra Veintimilla, ambas doncellas.

Velasco (Alonso de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Velasco (D. Luis). pág. 122, II.—Impuso el arbitrio de un tostón á los indios de Guatemala dedicados á la industria de la sal en las playas de la mar del Sur.

Velásquez (Bernardino), pág. 84, I.—Uno de los calumniadores contra Hernán Cortés que tenía en la corte Diego de Velázquez, gobernador de la isla de Cuba.

Velásquez (Diego), págs. 113, 114, 119, I.—Natural de Cuéllar, provincia de Segovia; pasó á la isla Española con Cristóbal Colón en 1493, donde tuvo repartimiento de indios y redujo á los súbditos de la reina Anacaona. Sus buenos servicios le valieron la amistad del comendador Nicolás de Ovando y la protección del almirante D. Diego Colón, que le encomendó la conquista de la isla Fernandina ó de Cuba, á donde pasó en 1511, la sometió y fundó varias poblaciones. Desde allí envió expediciones al inmediato continente: en 1517 á Francisco Hernández de Córdoba; en 1518 á Juan de Grijalva y á Cristóbal de Olid, y en 1519 á Hernán Cortés, conquistador de la Nueva España. Envidioso Velázquez de la gloria de Cortés, envió contra él á Pánfilo de Narvaez en 1520, que fué derrotado, y sin poder tomarse la venganza en que soñaba, murió Velázquez en su gobernación de Santiago de Cuba el año de 1524.

Vélez, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de someterse los naturales de la costa del mar del Sur, y enlazados allí, y descendientes, los del siglo xvii, de Pedro González de Nájera, soldado de Alvarado en la conquista de aquel reino.

Venancio (Juan), pág. 102, I.—C0nquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Verástigui (Joanes de), págs. 102, I; 84, II.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y caudillo el año de 1526 en el ejército reunido por D. Pedro Portocarrero para someter á los reyes rebelados Sinacam y Sequechul.

Vermudos, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Viaio (Andrés de), pág. 107, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado.

Vides, pág. 110, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Villalobos (Doctor Pedro de), pág. 200, I.—Séptimo presidente y gobernador de Guatemala, de 1573 á 1578. (V. pág. 176 de este tomo.) En el último año de su mando se instalaron en Guatemala las primeras monjas, procedentes de la ciudad de Mexico.

Villalobos (Un caballero), págs. 153, 154, 156, I.—Rui López de Villalobos, deudo del virrey D. Antonio de Mendoza; fué designado por este en 1541 , después de la muerte de D. Pedro de Alvarado, para que con los mejores buques de la armada que éste había reunido en Guatemala hiciese la expedición á la China y las Molucas. Se hizo á la vela Villalobos en noviembre de 1543; visitó el Archipiélago Filipino y las Molucas, y en la isla de Amboino, á ochenta leguas de la de Terrenate, murió de enfermedad, durante la cual le asistió el P. Francisco Javier, que después fué hecho santo.

Villafuente, pág. 91, II.—Conquistador de Guatemala, y el único que fué muerto en la sangrienta batalla que contra los indígenas se riñó en el punto, después ignorado, de Ocubil ó Ucubil.

Virrey, pág. 154, I.—Refiérese al de la Nueva España don Antonio de Mendoza.

Vicar (Luis de), pág. 106, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. La descendencia de Vivar se unió con los Montúfar; á fines del siglo xvii se apellidaba Montúfar Vivar y Quiñones, y recayó la de varonía en D. Francisco Antonio de Montúfar Vivar y Quiñones.

Witiza, pág. 233, I .—El rey visigodo de España que reinó desde el año 700 al 710, y que se ha supuesto fué tío de D. Pelayo.

Xicotenga Tecubalsi (D.ª Luisa), pág. 171, I.—Hija del señor y guerrero de Tlaxcala Xicotencatl, que la cedió al entrar los españoles en aquella república á D. Pedro de Alvarado, quien tuvo en ella á D.ª Leonor de Alvarado Xicotencatl, que casó con D. Francisco de la Cueva, á D. Pedro, que murió en un naufragio, y á D. Diego, en las guerras civiles del Perú.

Ximenez de Urrea (D.ª Manuela), pág. 235, I.—Madre del historiador Fuentes y Guzmán; la cual señora tenía noticias por tradición de la procedencia y milagros de la imagen de Nuestra Señora de Loret, adorada en el templo de San Francisco de Guatemala.

Xirón (Francisco), pág. 152, I.—Vecino de Guatemala, que se embarcó á principios de junio de 1540 en la armada reunida. en el puerto de Acaxulta de la mar del Sur con D. Pedro de Alvarado, y se dirigió con él á la costa de la Nueva España para emprender la jornada á las islas de la Especería.

Xirón (D.ª Francisca), pág. 96, I.—Primera mujer de Jorge de Alvarado, con quien casó en Guatemala.

Xirones, pág. 109, I.—Fueron los de este apellido pobladores de Guatemala antes de reducirse la costa del Sur.

Xuxuic (D. Pedro), pág. 91, II.—Guerrero tlaxcalteco que peleaba al lado de los conquistadores de Guatemala, y murió en la sangrienta batalla de Ucubil.

Zamora (Alonso de), pág. IoS. I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado. Dejó al morir gran suma de oro á sus hijos y nietos, sacado de los lavaderos de Santiago Zamora, fundación suya; pero dados al ocio ó por contrastes de fortuna, acabaron los descendientes en la última pobreza.

Zorrilla (Francisco), pág. 162, I.—Vecino y regidor del Cabildo de Guatemala, que en la sesión del 9 de setiembre de 1541 votó por que se concediese la gobernación del Reino á D.ª Beatriz de la Cueva, viuda de D. Pedro de Alvarado, y aun se ofreció á ser su fiador.

Zubisarreta (Domingo), pág. 95, I.—Conquistador de Guatemala con D. Pedro de Alvarado, y uno de los primeros regidores del Cabildo de la capital.


Datos biográficos