Secretos de naturaleza, sorprendentes y de infalible resultado

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El libro de los cuentos de Rafael Boira
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


Secretos de naturaleza, sorprendentes y de infalible resultado.

Para no quedar jamán cesante.

— No ser empleado.

Para que el sol no queme la cara.

— Estar siempre á la sombra.

Para que tenga hijos la mujer mas estéril.

— Que conciba y para, que crie los hijos y no los suelte y los tendrá; y es probado.

Para verse un hombre en alto puesto en pocos instantes, siendo la admiración del pueblo que lo mirará con la boca abierta.

— Que suba en un globo.

Para que aun hombre, aunque sea viejo, le persiga á sol y á sombra la mujer mas linda que encuentre en la calle y no lo quiera soltar hasta conseguir su objeto.

— Cuando encuentres una mujer linda quítale lo mejor que tenga y echa á correr, que ella te seguirá, y es probado.

Para probar que lo son y para que sean real y verdaderamente hijos propios de un marido los que lo son de su mujer, por grande que sea la sospecha en contrario.

— Este es un secreto maravilloso que necesita ciertas precauciones para que produzca resultado. Helas aquí:

Se buscan testigos por ambas partes, y si se quiere, un escribano que levante acta. Estando todo así dispuesto, toma la mujer el hijo en las manos y dice al marido.

— ¿Confiesas y concedes de buen grado que este hijo es mió?

— Sí, contestará el marido. Entonces la mujer pone el niño ó niña en manos de su marido y dice:

— Supuesto que era mió, yo te lo doy, y es tuyo en virtud de esta donación sin que puedas negarlo.

Y es claro que no puede negarlo.

Hé aquí resuelto uno de los problemas mas difíciles y que ha llevado al retortero á toda la raza humana por espacio de seis mil años.

Pero lo mas asombroso es la sencillez con que este problema se resuelve y lo satisfechos que van á quedar todos con este medio de resolverlo.


<<< Capítulo anterior Título del capítulo Capítulo siguiente >>>
El Miércoles de Ceniza Secretos de naturaleza Contra el mal de suegro