Venus y Adonis (fragmentos)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Pensamientos, máximas, aforismos y definiciones
entresacados de todos los poemas, sonetos, comedias, historias y tragedias de William Shakspeare con adición de los trozos más selectos contenidos en sus diversas obras (1879)
traducción de Matías de Velasco y Rojas
Trozos selectos: Venus y Adonis
Nota: Se respeta la ortografía original de la época
EL CABALLO DE ADONIS.

Una y otra vez se alza de manos, relincha, bota, y en un segundo deshace el tejido de sus cinchas. Con el duro casco hiere la sufrida tierra, cuyas profundas entrañas resuenan como el trueno celeste, y quebranta con sus molares el hierro de su bocado, imponiendo su dominio al que antes lo dominaba.

Sus orejas son puntiagudas, las pendientes ondas de su crin se presentan erizadas sobre su arqueado cuello; sus narices aspiran el aire y lo arrojan acto continuo cual los vapores de un horno; sus ojos altivos, que lanzan chispas como el fuego, muestran su ardiente condicion y su vivo trasporte.

A veces trota, cual si contara sus pasos, con dulce majestad y con modesta arrogancia; otras se encabrita, salta y corcova cual si quisiera decir: «Ved, tal es mi pujanza; y todo esto lo hago para cautivar los ojos de esa arrogantísima yegua.»


Casco redondo, articulaciones flexibles, cernejas largas y nutridas, ancho pecho, ojos grandes, cabeza pequeña, abiertas narices, cruz alta, orejas, cortas, piernas rectas y más que robustas, crin escasa, cola espesa, anca lucida, pelo suave: reunia todo lo que debe tener un caballo, excepto un arrrogante ginete sobre su arrogante lomo.

Ora se aparta un largo trecho y lanza desde él miradas de espanto; ora se estremece al movi- miento de una pluma; ora le dá por desafiar al viento, y no se sabe si es que corre ó que vuela. El aire en masa silba a través de su crin y de su cola, aventando las cerdas, que ondean como emplumadas alas.— Ven. y Ad.: Est. 45, 46, 47, 50 y 51.

VÉNUS IRRITADA,
PREDICIENDO CONTRA EL AMOR.

El amor tendrá desde hoy por compañero al dolor; los celos serán su escolta; hallará dulzuras en su comienzo y hastíos en su terminacion; muy exaltado ó muy decaido, jamás en equilibrio, la suma de sus dichas no contrapesará sus penas.

Será voluble, pérfido, mentiroso á lo sumo; un soplo le dará vida y un segundo la muerte; esencia concentrada de veneno, revestirá su exterior con dulzuras que engañarán á los ojos expertos; del más fuerte hará el más débil; convertirá al sábio en mudo y enseñará á hablar al imbécil.

Será. á la vez económico.y. aficionado, al des-. órden; viejo caduco, aprenderá á hacer piruetas; mantendrá en reposo al desconfiado perverso; arruinará al rico y llenará al pobre de riquezas; será loco de atar y apacible hasta la inocencia; hará del jóven un hombre provecto y del anciano un niño.

Entrará en sospechas sin motivos de temor; nada temerá en casos de gran recelo; será compasivo y riguroso en grado sumo y tanto más falso cuanto aparezca más sincero. Cubrirá su maldad con capa de deferencia é inspirará miedo al valiente y osadía al pusilánime.

Será causa de guerra y de funestos percances; introducirá la discordia entre el hijo y el padre; será tan servil esclavo de los disgustos como lo es el combustible seco de la llama.— Ven. y Ad.: Ests. 190, 191, 192, 193 y 194.