Virus, un mundo microscópico/Enfermedades virales tropicales

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda










ENFERMEDADES
VIRALES
TROPICALES

Existen diversas enfermedades transmitidas por insectos y las enfermedades tropicales de origen viral están dentro de las más relevantes. Estas son transmitidas por la picadura de mosquitos del género Aedes, principalmente la especie Aedes aegypti. Estos habitan zonas urbanas y se resguardan en lugares oscuros como techos, cortinas o debajo de los muebles.

Para completar su ciclo de vida, el mosquito hembra se alimenta de sangre humana. Si pica a una persona infectada con un virus, el mosquito también se infectará y podrá transmitir el virus a otras personas al alimentarse.

Virus, un mundo microscópico 76.jpg
Virus, un mundo microscópico 77.jpg

Los mosquitos tienen un período de vida de entre 15 y 30 días y sus huevos son altamente resistentes a condiciones adversas. Estos insectos son endémicos de zonas tropicales y subtropicales, habitan gran parte de África, el sudeste asiático y en América se encuentran desde sur de Estados Unidos, hasta Uruguay y el norte de Argentina. En Chile era habitual encontrar Aedes aegypti solo en Isla de Pascua, ya que la zona continental no tiene un clima adecuado para la proliferación del mosquito, sin embargo, debido al cambio climático y a la urbanización descontrolada, el hábitat del mosquito se ha extendido, lo que ha provocado que, durante 2019, se hayan detectado insectos de esta especie en la ciudad de Iquique, al norte del país.

ZIKA

La enfermedad por el virus del Zika es causada por un virus de ARN; con cápside esférica y envoltura, que es transmitido, principalmente, por mosquitos del género Aedes.

El periodo de incubación es de tres a catorce días y, aunque la mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas, estos consisten en fiebre, erupciones cutáneas, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, malestar y cefaleas.

El virus se transmite, entre personas, por vía sexual o de la madre al feto y puede producir microcefalia (cabeza de tamaño inferior al normal) y otras malformaciones congénitas que constituyen el síndrome congénito por el virus del Zika. Además, se asocia a complicaciones como parto prematuro, aborto espontáneo y muerte intrauterina. En la actualidad, no hay un tratamiento para esta infección.

Virus, un mundo microscópico 79.jpg
Estructura del virus del Zika
DENGUE

El dengue es una enfermedad viral que rara vez resulta mortal y que se transmite por la picadura de mosquitos del género Aedes. El agente causal del dengue es un virus que presenta ARN, está cubierto por una cápside esférica y tiene envoltura lipídica.

El período de incubación de la infección es de tres a catorce días. La sintomatología consiste en fiebre alta, dolor de cabeza, debilidad general y un intenso dolor muscular, de espalda y articular. Otros síntomas pueden ser erupción cutánea, vómitos, dolor de garganta y congestión nasal.

El dengue grave es una complicación potencialmente mortal porque cursa con extravasación de plasma, acumulación de líquidos, dificultad respiratoria, hemorragias graves o falla orgánica.

La enfermedad no tiene tratamiento, sino solo manejo de síntomas, con analgésicos y consumo de líquidos. En cuanto a la prevención, si bien, en algunos países se ha aprobado una vacuna ―que consiste en tres dosis administradas cada seis meses―, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, esta no es considerada un instrumento de respuesta a brotes epidémicos.

Virus, un mundo microscópico 81.jpg
Estructura del virus del Dengue
CHIKUNGUNYA

El primer caso de esta enfermedad fue reportado en Tanzania, en 1957, y, a partir de 2004, se han informado casos en diversos países del mundo.

La enfermedad se transmite a los humanos por la picadura del mismo mosquito que transmite el dengue. El virus envuelto posee una estructura esférica, con material genético de tipo ARN en su interior. La infección tiene un periodo de incubación de dos a doce días y su sintomatología se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, junto con intensos dolores articulares. Otros síntomas frecuentes son dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas.

La mayoría de los pacientes que contraen el virus chikungunya se recuperan completamente, pero en algunos casos los dolores articulares pueden durar meses e incluso años. De este modo, aunque la enfermedad tiene una baja tasa de mortalidad, cuenta con una alta tasa de morbilidad. El tratamiento, dirigido a los síntomas, es a través del uso de analgésicos.

Virus, un mundo microscópico 83.jpg
Estructura del virus chikungunya
FIEBRE AMARILLA

Esta enfermedad viral es transmitida por artrópodos del género Aedes, endémico de las zonas tropicales de África y América Latina. El agente causal es un virus de ARN, que posee forma icosaédrica y presenta envoltura.

La infección tiene un periodo de incubación de tres a seis días. La sintomatología más común es fiebre, malestar general, mareos, náuseas y vómitos. Cerca del 15 % de los infectados desarrollan la forma grave de fiebre amarilla, la que tiene dos fases. Primero, el paciente presenta fiebre, cefalea, mialgia, náuseas y vómitos. Luego, estos síntomas entran en una fase de remisión de veinticuatro a cuarenta y ocho horas. Posterior a esto, el enfermo entra en la fase tóxica final, que se caracteriza por el retorno de la fiebre, ictericia, hemorragia nasal, hematemesis, disfunción hepática, renal, cardiovascular y muerte.

En la actualidad, no existe un tratamiento para la fiebre amarilla, sin embargo, es posible prevenirla con una vacuna de dosis única que genera inmunidad de por vida.

Virus, un mundo microscópico 85.jpg
Estructura del virus de la fiebre amarilla