El ángel y el niño

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
El ángel y el niño de Jean Reboul
Nota: Traducción de Miguel Antonio Caro incluída en el libro Traducciones poéticas (1889).

Radioso un ángel del cielo
Sobre una cuna inclinado
Mirábase retratado
Como en límpido arroyuelo.

"¡Vén —dice— inocente niño!
No eres para el mundo, no;
Somos iguales, y yo
Te ofrezco y pido cariño.

"Nunca el alma en lo terreno
Halló cumplida ventura:
Tiene la miel su amargura
Y las flores su veneno.

"Nadie con tranquilidad
Gozó de fiesta mundana:
Hoy todo ríe; mañana
Rugirá la tempestad.

"¿Y habrán de nublar enojos
Esa tu cándida frente?
¿Vendrá á empañar llanto ardiente
El limpio azul de tus ojos?

"¡Oh, no! Volemos los dos
Sobre campos de zafir;
Lo que habías de vivir
Va á perdonártelo Dios.

"Nadie por ti lutos vista;
Y todos tu alejamiento
Miren cual renacimiento,
O cual feliz reconquista.

"No haya faz triste, ni sello
Sepulcral que duelo arguya;
Que en edad como la tuya
El día último es más bello."

Tal sobre la cuna dijo
Ángel amoroso y blando,
Y fuese, fuese volando
¡Ay madre! murió tu hijo.