Enciclopedia Chilena/Folclore/Piedra de moler

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar
ECH 544 10 - Piedra de moler.djvu
Para ver el documento original completo, haga clic en la imagen.

Piedra de moler
Artículo de la Enciclopedia Chilena

Flag of Chile.svg

Este artículo es parte de la Enciclopedia Chilena, un proyecto realizado por la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile entre 1948 y 1971.
Código identificatorio: ECH-544/10
Título: Piedra de moler
Categoría: Folclore


Piedra de moler, La.

 Folk.

 Utensilio domestico campesino que desempeña básicamente la función de molino manual.

 Consta de dos partes: la piedra propiamente tal y la mano. La primera, cuidadosa o abundantemente canteada, tiene una planta de forma rectangular. Su parte inferior, que actúa como base y la mayoría de ella tienen a sus lados resaltos que hacen de palas. La parte superior es rugosa para facilitar la operación de moler y de un margen de 4 a 6 cm. en el extremo junto al cual se sitúa la persona que efectúa la operación. Si sumamos a estas características la menor altura del extremo opuesto, advertiremos que la materia molida encuentra un cauce en declive para su depósito en un recipiente que la recibe.

 Las dimensiones de esta pieza sueles ser 50 a 60 cm. de largo, 25 a 35 cm. de ancho, 12 a 14 cm. en el extremo más alto, 8 a 10 cm. en el más bajo.

 La mano, del mismo material, posee una forma cilíndrica, achatada en la parte inferior con que presiona los elementos puestos sobre la piedra. La técnica de su uso implica su deslizamiento en dirección a la longitud de aquella, cogida con las dos manos.

 Moler grano es la tarea para la cual se utiliza propiamente este utensilio, como su nombre lo señala, y ella es ejecutada por la habilidad, fuerza y paciencia femeninas, salvo ocasionales excepciones, obteniéndose harina, chuchoca, mote, pasta de humitas, sirve además para machucar charqui o triturar sal.

 Pese a la paulatina aparición de molinos eléctricos, que abastecen de harina a las poblaciones rurales, y a los molinillos mecánicos adquiridos por muchas familias campesinas, la vigencia de la piedra de moler se comprueba en la mayor parte de nuestro territorio.

 Su importancia en la cultura material y su proyección en campos de la espiritual, como el de las creencias, de las adivinanzas, de los refranes, le confieren a esta especie folklórica valiosas posibilidades de aplicación en la Pedagogía y en el Turismo, en relación directa con los lugares donde aún de emplea; además del interés que ofrece a los estudios de Economía y Artesanía regionales, y, en particular a la Historia, ciencia ésta que encuentra por intermedio de nuestra rudimentaria piedra de moler, la mantención de costumbres indígenas americanas que datan de la época precolombina, trasculturadas pero fuertes todavía en México, Perú, Argentina y Chile, y en las cuales está el origen de este molino.



Bibliografía

Feliu C., Guillermo. "Imágenes de Chile". Stgo., 1933.


Valenzuela R., Bernardo. "El horno campesino y su función panificadora". "Boletín de Filología" del Instituto de Filología de la Universidad de Chile, Tomo XIII. Stgo., 1961.