Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
11
SESION EN 3 DE JUNIO DE 1844

Ramón Renjifo, Diputado-Secretario. —A S.E. el Presidente de la República.


Núm. 6

Esta Cámara ha abierto sus sesiones ordinaria a las doce i media del día de hoi.

Dios guarde a V.E. —Santiago, Junio 1.° de 1844. —Juan de Dios Vial del Rio. —Francisco Bello, Pro-Secretario. —A S.E. el Presidente de la Cámara de Diputados.


Núm 7 [1]

Ya otra vez trató la redaccion de El Progreso de esplicar lo que era la teoría del Senado en todos los paises constitucionales, sin esceptuar Norte América, en donde hai ménos tradiciones que respetar, ménos intereses del pasado a cuya conservacion proveer.

No entraremos esta vez a profundizar lo que llamaríamos teoría de la Cámara de Diputados, Representantes o Comunes, segun las diversas denominaciones que en cada pais toma.

La Cámara de Diputados, como todos saben, tiene por objeto confesado de su instituto dar a la mayoría de la Nacion un órgano para hacer prevalecer su voluntad en las decisiones que han de influir sobre la marcha de los negocios públicos. La manera de espresarse esta voluntad reviste, sin embargo, peculiaridades tales en los diversos paises que no bastaría para esplicarlas, examinar las diferencias esenciales que hai entre unas i otras leyes electorales, que son las que en efecto constituyen la parte de la Nacion cuya voluntad quiere la Constitucion hacer que prevalezca.

En Inglaterra, por ejemplo, entra a integrar esta voluntad nacional de un modo permanente i por decirlo así, eterno e invariable en ciertos intereses, la representacion por projenituras de las antiguas familias aristocráticas, las altas dignidades de la Iglesia dominante i la nacion propietaria en jeneral, desigualmente representada por ciudadanos o condados no siempre en relacion con los habitantes que tendrían los requisitos necesarios para ser electores, sino por el derecho acordado de ser representados por mayor o menor número de miembros en la Cámara de los Comunes. En esto i en cuanto al medio material de la representacion i por lo que respecta al pensamiento, la Inglaterra es gobernada por uno de los grandes partidos en que de tiempos atras está abanderizada la Nacion, i que predominando en las Cámaras, lleva sus caudillos al Ministerio, desde donde proveen a la par de los grandes intereses nacionales, a la conservacion de una mayoría que les sea siempre adicta, a fin de perpetuar su dominacion i su influencia. El oríjen del poder está en Inglaterra en la mayoría de las Cámaras, de donde pasa a concretarse en las manos de los Ministros.

En Francia las mismas instituciones en la forma poco mas o ménos, producen resultados diversos. La lei electoral, sin ser pródiga de derechos que no concede sino a la burguesía, distribuye mas ordenadamente la representacion por todo el territorio del Estado; siendo punto ménos que nominal, en cuanto a los efectos, la division de la representacion en dos Cámaras.

Mas, en Francia el sistema parlamentario está aun bajo la tutela o el freno que una cabeza poderosa le impone. Un Rei que ha sido el eslabon que une a la Francia actual con la Francia de la restauracion i del Imperio, no se deja así no mas dominar por la opinion pública, sin dar su parte a la voluntad del descendiente, del que decia (entónces decia bien): "El estado soi yo".

En Francia el poder está en manos del Rei; de ahí desciende el Ministerio que él crea i del Ministerio pasa a apoyarse en la mayoría de ámbas Cámaras, que el Rei i el Ministerio cuidan de conservar, ya por resortes públicos i confesados que la lei pone en su poder, ya por medios indirectos i subterráneos fáciles en un pueblo en que las instituciones libres están todavía mas cimentadas en las ideas de las jentes escojidas que en las costumbres i en la gran masa de los propietarios.

Las huellas de la monarquía absoluta, del terror, del Imperio, i de la restauracion están todavía demasiado frescas, para que la revolucion de Julio dé todos sus frutos.

Todavía en Norte-América el sistema parlamentario da en la práctica resultados diversos. Pueblo veterano en el uso de estas formas encarnadas en la sociedad i sin embargo, sin tradiciones como sin pasado; Nacion de ayer, sin mas intereses que los del momento, cambiando de límites i ensanchándose por centenares de leguas todos los años, la propiedad i el individuo representan allí la voluntad nacional. De la muchedumbre de los ciudadanos pasa el poder directamente a un Presidente, que en seguida lo distribuye por todos los confines de la administracion: Ministros, Cámaras, empleados, Ejército, Marina, todo sufre la influencia personal del Presidente, porque este Presidente procede de un millon de votos que en su favor han triunfado en las elecciones, que por cinco años reconcentra en un individuo el querer de sus partidarios.

He aquí, pues, el poder procediendo de otro punto diverso que en los dos casos precedentes. En estos últimos años se ha dejado sentir, mas

  1. Este artículo ha sido tomado de El Progreso del 5 de Junio de 1844, núm. 486. —(Nota del Recopilador).