Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/214

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
214
CÁMARA DE DIPUTADOS

respecto a los que vengan a establecerse como colonos. Hai, pues, una diferencia entre uno i otro artículo, diferencia a mi juicio, no despreciable. Creo, pues, que debe quedar este artículo para segunda discusión i cuando ésta tenga lugar, me fijaré mas en los términos del artículo 5.° del proyecto de la comision.

Quedó este artículo para segunda discusión.

Se levantó la sesion.

ANEXOS

Núm. 100[1]

La solicitud que el señor Vial ha elevado al Congreso para que se declare libre de derechos el papel destinado al uso de las imprentas, sólo mui impropiamente podria considerarse versando sobre un asunto de interes particular; ella es quizas una de las mas importantes para el país, i afecta mas bien los intereses jenerales del público que los particulares del impresor. Ella tiende a abaratar las producciones de la prensa i por consiguiente a darles mayor estension i jeneralidad en nuestra sociedad. En el dia, pocos son los establecimientos tipográficos que pueden presentar obras a un precio que pueda competir con la librería estranjera; i mucho es lo que se deja de publicar por no poder hacer frente a los gastos de impresión i papel. Desde que una baja en los costos de las primeras materias, entre las que ocupa el primer lugar el papel, pudiese aliviar el costo de las impresiones, estas por el interes mismo de los publicadores, se darían a menor precio i se pondrían al alcance de mayor número de lectores. Ademas es de notarse que el valor del papel viene a ser lo que determina el número de ejemplares de una obra que ha de salir de las prensas de una imprenta; porque el mismo costo de composición hai en 100 que en 1000 copias; a lo que principalmente se atiende en la diferencia de 100 a 1000 es al costo del papel.

Libertado el papel de imprenta del derecho a que se le sujeta en un pais en que no hai industria fabril que protejer, tendríamos, en cambio del pequeño beneficio que por él reporta un fisco que tiene un sobrante considerable en sus arcas, las ventajas reales que traería ensanchar la esfera de luz de la prensa, llevar sus rayos vivificadores a mayor número de cabezas i fomentar la aficion a la lectura, no sujetando este goce a sacrificios pecuniarios superiores a las facultades del mayor número.

En nuestro concepto, la solicitud del señor Vial no puede mirarse como especulativa, sino mas bien como sumamente patriótica. El impresor que al fin es como otro cualquiera especulador, ni gina ni pierde en dar por un medio ménos, lo que tiene un medio ménos de costo; ganará si se quiere en el mayor número de compradores, pero esta pequeña utilidad probable, no es comparable con la ventaja inmensa i cierta que reporta el público.

Los periódicos, como los hombres, tienen horror a la muerte: si su existencia es cara, tienen que procurárseli a toda costa; si es barata, ellos adquieren mas independencia, mas libertad, el público es mejor servido, i todas las clases ganan.

Quizas haya espíritus estrechos, intelijencias miopes que miren con desconfianzas a la prensa, i que consideren que puede haber mal en libertarla aun del peso de un cuartillo; a estos les diremos, que es necesario no llevar mas allá de lo justo i racional la desconfiinza. La prensa siempre producirá mucho mas bien que mal. Las malas pasiones que alguna vez la impulsen, abandonadas a sí mismas, no son capaces de contrarrestar la accion fuerte i saludable de las pasiones buenas; jamas, lo repetiremos mil veces, jamas en una libre discusion, triunfarán las malas ideas i los malos ciudadanos, sobre los ciudadanos bueños i las ideas sanas, siempre que otro elemento que el de la prensa no sea puesto en juego, siempre que una mana estraña no venga a subvertir el órden o aceche su girra sobre algunos de los combatientes.

Este asunto que es sensible no halla tenido su oríjen en la misma cámara, se halla en poder de la comision de peticiones, en donde obtendrá sin duda una acojida favorable, un pronto dictamen, i es de esperarse sea sancionada por ámbos cuerpos lejislativos con arreglo a los intereses del pais ántes de su receso.


Núm. 101[2]

Hace algún tiempo que llamamos la atencion de la lejislatura sobre la necesidad de favorecer la prensa en su carácter de industria nacional, eximiendo de derechos el papel de imprimir, que es la materia primera de que se hace mayor consumo. Una peticion se presentó a las Cámaras al efecto, i esperamos que se resuelva sobre esta materia. Como un hecho que deba contribuir un poco a ilustrar las opiniones, creemos oportuno hacer conocer que hace cosa de seis meses que no se introduce papel en la plaza, i que a consecuencia todas las prensas están a racio de papel, calculando el tiempo que habrá de durarles la provision, i temiendo que su

  1. Este artículo ha sido tomada de El Mercurio de Valparaiso, del 12 Agosto de 1843, núm. 4,887. —(Nota del Recopilador)
  2. Este artículo ha sido tomado de El Progreso del 16 de Noviembre de 1844, núm. 626. —(Nota del Recopilador).