Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/245

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
245
SESION EN 7 DE AGOSTO DE 1844

sólo de acojerlos sino tambien de darles un despacho oportuno. Sobre si las relaciones en que esta Sociedad está con el Gobierno o con otras corporaciones son o no convenientes, esta es una cuestion sobre la que no puede formarse juicio desde luego, cuestion que pertenece a los individuos de ella misma i que debia promoverse en el seno de ese mismo cuerpo; es en suma la cuestion de si los estatutos que esa misma Sociedad se ha dado son o no acertados.

Me ha parecido del caso hacer estas observaciones para poner al cabo a todos los señores Diputados, del modo como se considera por el Gobierno lo concerniente a la Sociedad de Agricultura; porque seria bien sentible que hubiese algun motivo para creer que una sociedad, a mi juicio tan impotante, no encontraba en el Gobierno simpatías para protejerla i fomentarla.

El señor Palazuelos. —Voi a esplicar algunas dudas a que dió lugar mi discurso anterior. Yo no he querido decir que el Gobierno niegue a la Sociedad los recursos que necesite para espedirse; nó, el Gobierno ha sido pródigo para con ese cuerpo, ha sido mui jeneroso. ¿Cómo podría decir yo tal cosa cuando la proposicion que he sentado es que no hai relacion de intelijencia entre el Gobierno i la Sociedad de Agricultura? ¿cómo podria decir esto si privadamente he dicho que la Sociedad se ve en la triste obligacion de engañar al Gobierno, sí, de ergañarlo, i el Gobierno a la Sociedad; ámbos están en la necesidad de engañarse? Es verdad que siempre que la Sociedad ha concluido sus trabajos los ha sometido al Gobierno, como sucedió con el informe que dió el año pasado sobre un proyecto de colonizacion que se discutió largo tiempo i de que no se ha vuelto a hablar; es verdad que sobre el mismo asunto pidió el Gobierno a otra comision, que yo no sé el objeto que tuviese dicho informe, a no ser que fuese sólo el plan principal, sobre el cual le informó, creyendo dar todos los datos necesarios; pero tambien es cierto que tanto éste como todos los otros trabajos de igual naturaleza que la Sociedad pasa al Gobierno quedarán sin efecto, miéntras los ministros no quieran presidir esas sesiones, dirijir los trabajos de ese cuerpo. Señor, hai mucho que decir sobre esto. Nosotros empezamos ahora no mas esa teoría de las asociaciones, no tenemos las aptitudes que son necesarias en esta parte en la que todavía no ha llegado a la perfeccion el público ingles ¿i ya queremos nosotros poseerlos? Repito que la Sociedad de Agricultura no tiene las aptitudes necesarias; i que si bien se encuentra en ella patriotismo i talentos, no se conocen los medios de conducirlos a un fin provechoso. Este es un orgullo que cada dia venios mas desengañado. Por eso he dicho que este es un instrumento sin vida, ¿i cómo es posible que le confiemos una obra tal cual la que le tenemos encomendada, como es la creacion i direccion esclusiva de un ramo tan importante? El gobierno tendrá otros órganos para recibir mejores noticias sobre el estado del pais en agricultura ¿i por qué no se acerca siquiera a presidir las sesiones de esa Sociedad i ponerla en el camino en que es preciso que marche? pues como he dicho, no somos para la obra todavía.

Yo no he oido decir nada que combata directamente mi primer discurso. Señor, no tiene jugo el discurso de mi compañero el honorable Diputado (Risas). Yo no sé si podiá tener mas jugo el otro, pero si aquel es mas jugoso no es mas verdadero. Mi discurso se dirije a la Sociedad, no a sus miembros; se reúnen estos, es verdad i se convierte en una merienda de negros (Risas), sí, señor, en este caso se encuentra la Sociedad de Agricultura; hai en este cuerpo conocimientos i virtudes, patriotismo ; pero todo perdido, i esto es lo que no nos atrevemos a decirlo. Somos mui apredices, señor. He dicho.

El señor Larrain. —(Hizo leer el por menor de esta partida). Por lo que acaba de leerse, se ve que la Sociedad no tiene que hacer ningun gasto, por lo cual los que se rejistran en esta partida deberán llamarse gastos de la Quinta Normal; puesto que ésta es quien verdaderamente los hace: así me parece que debiera decirse en lugar de para la Sociedad de Agricultura para la Quinta Normal. De este modo cesarán los temores de un señor Diputado sobre los trabajos de esta Sociedad, que se reune con el objeto de hacer el bien del público i que si no lo hace, será por no tener los medios suficientes. Hago pues, indicacion para que se diga en lugar de la Sociedad de Agricultura, para les gastos de la Quinta Normal.

El señor Gandarillas. —Yo pido que la partida se apruebe como está, es decir, que se conserve la espresion, para la Sociedad de Agricultura, porque ella es quien ha promovido varias sociedades como la Caja de Ahorros i otras varias.

Se ha dicho que los ingleses no conocen la perfeccion de las asociaciones; i si es así ¿cómo queremos aspirar a ella nosotros?

Con lo que se ha hablado en la Cámara es bastante para que se muevan a hacer algo mas los miembros de esa Scciedad.

Yo pido que quede la partida tal cómo está.

Por considerarse que no se habia hecho oposicion a esta partida, por haber dicho el señor Palazuelosque su discurso no habia sido oponiéndose a ella, i que sólo habia dicho que le negaba su voto, mas que se lo daria supuesto que se habia dicho que la suma era para el jardin, se procedió a votacion i resultó aprobada por unanimidad de 31 votos.

El señor Presidente. —Ruego a los señores Diputados, tengan la bondad de no retirarse para que podamos tener segunda hora.

Se suspendió la sesion.

A segunda hora.