Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/394

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
394
CÁMARA DE DIPUTADOS

poder ocuparse en ella, pues no tratamos de lejislar; i así pido, pues, señor, que la Cámara declare como proyecto de acuerdo el que tiene celebrado para proveer una de sus exijencias domésticas, lo mismo que provee por un mero acuerdo a los gastos de secretaría i demas exijencias de la Cámara.

El señor Montt. —Cuando se votó el presente acuerdo creí que se votaba en concepto a que iba a ser un proyecto de lei; porque algunos de los señores de la Comision dijo que era tal, i bajo este concepto, hice anticipadamente la pregunta de si se miraba como proyecto de lei o como acuerdo de la Cámara, i aunque le negué mi voto, como a proyecto de lei, habria tenido mas razon todavía para negársele como acuerdo de la Cámara; porque por el se fija un sueldo a empleados i fijar sueldos es obra esclusiva de una lei, i la lei no puede tener efecto sino mediante la aprobacion de ámbas Cámaras i del Presidente de la República.

La asignacion de que hasta ahora han gozado los taquígrafos, ha sido un verdadero sueldo creado en virtud de una lei, porque aunque la lei no ha dicho que los taquígrafos gocen tanto, dijo que el Presidente de la República gastase 4,000 pesos en la redaccion taquigráfra de las sesiones, en lo que iba envuelta la autorizacion de dotar los empleados necesarios, de manera que esta autorizacion se fijó por lei especial del Congreso i ninguna de las Cámaras podrá aprovecharse. No obstante que se ha acordado la suma de 4,000 pesos, se hace una variacion sustancial al decir las Cámaras que los taquígrafos gocen tal o cual cantidad.

Ningun gasto por pequeño que sea, aun cuando pertenezca a aquellos que se llaman domésticos para una Cámara, me parece que puede decretarlo una sola, sino es en virtud de una lei. Si ahora se cree autorizada la Cámara para señalar para este objeto una cantidad por sí sola, mañana se creerá tambien autorizada para votar una recompensa sobre la partida de 10,000 pesos presupuestados en el Ministerio del Interior para gastos de beneficencia i utilidad pública; yo no veo porque sucederia lo uno i no lo otro.

Sacando estas cantidades de partidas ya votadas i dando por razon que no se imponía nuevo gravámen al erario, tendríamos a una parte del Congreso señalando recompensas por sí sola i sin la aprobacion del Presidente de la República. Mi opinion es, en consecuencia de lo espuesto, que el proyecto aprobado por la Cámara debe pasar al Senado para que sea aprobado i examinado en él.

El señor Palazuelos. —Tengo entendido, señor, que no se ha facultado precisamente al Presidente de la República para que sólo pueda distribuir la cantidad que ha destinado el Congreso para los gastos de la redaccion taquigráfica de las Cámaras. Dice la partida, si mal no me acuerdo: "Deduciéndose de los 16,000 pesos que se conceden al Gobierno para suscricion a periódicos, 4,000 pesos con el objeto de costear la redaccion taquigráfica de las sesiones de ámbas Cámaras".

Desde el momento que esta cantidad se ha destinado para estos gastos especiales de una i otra Cámara, cada una de ellas se encuentra en el mismo caso respecto de esta suma que respecto de las demas que estaban destinadas para sus gastos especiales. Si éstas piden, cuando lo necesitan, una cantidad cualquiera al Gobierno para cubrir a sus gastos domésticos, no sé ni puedo descubrir cómo no pueda estar facultada para pedir igual cantidad para otro de sus gastos como es el de empleados de que se trata. No parece, señor, que deberá ser objeto de una lei el acuerdo de este gasto, porque no seria posible, por ejemplo, que la Cámara de Senadores pudiese valuar el servicio que prestan en la Cámara de Diputados sus dos taquígrafos, tanto mas cuanto que la Cámara sólo puede valuar la intensidad de sus trabajos. Pero sea de esto lo que fuere, no quiero estimar esta razon última que he dado como de gran consecuencia. No me cansaré ni cansaré tampoco a la Sala presentando de otro modo el pensamiento que como ya he tenido el honor de manifestarlo. Los gastos éstos están aprobados; de consiguiente, ha desaparecido la razon para ser objeto de una lei el acuerdo sobre este gasto. La razon porque son objeto de una lei las dotaciones de empleos es la misma porque no es permitido a las Cámaras disponer de los fondos nacionales que no están especialmente destinados para un objeto suyo; pero cuando el gasto está ya aprobado por la lei, no es aplicable la razon porque es verdad que la Constitucion no ha querido que poder alguno determine por sí solo un gasto que no está aprobado por una lei; mas, en este caso, creo que la Cámara no hace mas que hacer uso del mismo deiecho que tiene cuando necesita pedir una cantidad para sus gastos de alumbrado, secretaría, etc.; este es un gasto de la Cámara como cualquiera otro; así lo tengo entendido yo.

El señor Toro. —No estoi de acuerdo con la opinion de mi amigo el señor Diputado; creo que la Cámara ha votado $4,000 para redaccion taquigráfica; pero ha dejado a disposicion del Gobierno el rentar los empleados, como que está mas al cabo de las exijencias i de lo que puede pagarse a un empleado; i tan cierto es eso, que si una Cámara dijese: "mis taquígrafos deben gozar $1,000", cada nombramiento disminuiría mucho la cantidad i no podríamos pagarlos todos. Creo que este es un proyecto de lei; al ménos tal fué mi opinion cuando firmé el informe, i como artículo de lei deben pasar al Senado para ser aprobado i seguir los trámites consiguientes.

El señor Larrain. —(Hizo leer la partida). Habla de las sesiones del Congreso, luego habla tambien de la del Senado. Se dijo que el Se