Página:Sesiones de los Cuerpos Lejislativos de Chile - Tomo XXXIV (1844).djvu/523

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Esta página ha sido validada
522
CÁMARA DE DIPUTADOS

curables, convalecientes i locos. Este nuevo arreglo se pondrá en ejecucion con toda prontitud posible i es probable que en el presente año no sólo queden acopiados los materiales, sino tambien principiada la obra. Ha sido éste para el Gobierno un asunto de detenidas meditaciones, tanto por la importancia del objeto, cuanto por los serios resultados que tendrá cualquiera medida que se adopte con relacion a este punto, porque de ella dependerá sin duda la mejora o completa decadencia de tan útiles e indispensables establecimientos.

El hospicio de indijentes que existe en la capital ha sido tambien uno de los asilos piadosos que mas ha correspondido al fin de su instituto. El Gobierno ha cuidado de reglamentarlo para mejorar su réjimen i facilitar su administracion a los celosos ciudadanos que la tienen a su cargo: i ahora me cabe la satisfaccion de anunciaros que a causa del aumento que han recibido sus rentas por los varios arbitrios que se han tocado i sobre todo por un legado considerable que le ha otorgado un ciudadano piadoso, cuya memoria es digna del aprecio público, ha sido posible llevar a efecto la esperanza que os indiqué el año anterior de estinguir el ramo de lotería pública que, a pesar de su pernicioso influjo, se ha tolerado por la entrada que proporcinaba para atender al sustento de los indijentes recojidos en aquel establecimiento.

Para llevar a efecto el pensamiento que como sabéis tiene el Gobierno de establecer iguales casas de piedad en todos o la mayor parte de los departamentos de la República, se ha pedido a los Intendentes algunos datos sobre el número de mendigos que existen actualmente en sus respectivas provincias, i como de la mayor parte de ellas ya se han recibido contestaciones adecuadas, me lisonjeo de que mui en breve podré dedicar mi atencion a tan importante objeto.

El Gobierno cree de su deber mejorar la condicion de los indijentes, facilitando en lo posible su subsistencia a fin de contribuir a separarlos de las tentaciones del crímen, i no puede ménos de confiar en que vosotros, apreciando debidamente este pensamiento, os presteis a realizar sus miras votando un impuesto casi insensible segun las bases que se os presentarán, para formar un fondo que baste al sosten de los establecimientos de que os acabo de hablar. Miéntras no se verifique ésta, estoi persuadido de que serán insuficientes con mucho las medidas que se han tomado i que pueden tomarse a fin de amparar a los verdaderos indijentes i de impedir que la mendicidad sea para los holgazanes un recurso de especulacion, asunto que en todos los pueblos civilizados ha merecido una especial solicitud por ser de verdadero interes social.

Me es satisfactorio haceros presente en este lugar que el Gobierno acaba de espedir un decreto prometiendo cooperar de cuanto modo pueda a la realizacion del filantrópico proyecto concebido i realizado en parte por los ilustrados esfuerzos del celoso Intendente de esta provincia i de varios funcionarios i particulares para establecer un asilo de piedad en la capital, a fin de recojer i amparar a las familias de pobres vergonzantes, que llevan una vida difícil entre las privaciones de la indijencia. El Gobierno ha acojido este propósito con el interes que exije su importancia i no dudo que mui pronto sea aquel establecimiento uno de los que mas honran la piedad ilustrada de sus protectores.

Otra de las instituciones que mas ventajas ofrece para prevenir la indijencia, inspirando a la clase ménos acomodada hábitos de economía i de prevision es el Banco de Ahorros, que no ha mucho tiempo se ha establecido en Santiago, mediante los esfuerzos de la filantrópica Sociedad de Agricultura i Beneficencia, que con infatigable celo i laudable desinteres se contrae siempre, no sólo a fomentar la industria agrícola, sino tambien a promover los distintos i multiplicados objetos que son de alguna utilidad a la nacion. Previendo el Gobierno que aquel establecimiento ha de ser un dia centro de otros muchos de igual naturaleza, i viéndolo desenvolverse e incrementarse de un modo lisonjero, le ha suministrado un moderado ausilio de los fondos nacionales para que pueda regularizar sus procedimientos, i está dispuesto a prestarle toda la proteccion que sus atribuciones le permiten.

Sobre los Cementerios de las poblaciones de la República, no tengo que agregar a lo que os espuse en mi anterior Memoria, porque si bien continúan las Municipalidades i Gobernadores departamentales en el mismo empeño que hasta aquí han tenido por fundar estos establecimientos en donde no existen, la falta de fondos es siempre el obstáculo en que fracasan éstas, como la mayor parte de las empresas útiles i piadosas.

Sin embargo, en el año a que me refiero se han dictado reglamentos para el Cementerio de La Serena, para el de Concepcion i para otros de menor importancia, a fin de regularizarlos de una manera adecuada a su fin, i para proveer a su permanencia i aseo se han fijado los aranceles respectivos, estableciendo módicos derechos en uso de la autorizacion que al efecto dió el Congreso al Presidente de la República, en lei de 10 de Enero del presente año. El panteon de la capital recibe siempre mejoras en su arreglo i mui pronto se pondrá en ejecucion un nuevo reglamento, que está ya formado, para perfeccionaren lo posible su servicio.

Concluiré esta noticia del estado actual en los establecimientos de beneficencia, dando cuenta de que el Gobierno ha creido de urgente necesidad tomar algunas medidas a efecto de remediar los males que ocasiona el sistema actualmente practicado en la Casa de Espósitos de esta ciudad, en cuanto se confia la crianza de los huérfanos a personas que residen fuera del estableci