Un gorrión y una liebre

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
''Fábulas de Fedro'' (1823) de Gayo Julio Fedro
traducción de José Carrasco
FÁBULA IX.


no insultes al afligido.


Un gorrion y una liebre.
Mostremos en pocos versos, que es necedad no mirar por sí, y dar consejos á otros.
Un gorrion insultaba á una liebre que sorprendida de una aguila, lloraba amargamente. ¿Dónde está, le decía, aquella tu conocida ligereza? ¿Por qué no corres? Mientras hablaba así, le coge bien descuidado un gavilan, y le mata, por mas que chilla en vano. La liebre moribunda, para consuelo en su muerte, dijo: Tú, que poco há tan seguro te reías de mis males, mira cuan presto lloras con semejantes lamentos tu desdicha.

notas.

Quid ita. Algunos dicen, que se comete aquí la figura Eclypsis, ó Ellipsis, segun Facciolati, queriendo suplir ob quid ita; pero esto no es necesario. Porque quid ita se pone varias veces por cur. Cic. pro Roc. Acusatis Sext. Roscium. Quid ita? quia de manibus vestris effugit. Nec opînum es lo mismo, que Inopînum. Verdad es, que algunas veces se halla dividido el nec; como aquí; pero otras se halla tambien junto, stat. Theb. 6. v. 592. Brevemque fugam, nec opîno fine reponunt.

Semiánimus. Es voz usada de los antiguos por Semiánimis.