De Murcia al cielo: 11

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda


VI[editar]

De la región empírea cuando llegó a la altura,
dejó a Myriam el ángel delante del Señor:
miróla Dios: y absorta sintió la criatura,
sin miedo ni sonrojo, que la juzgaba Dios.

Dios vió que su alma virgen de tacha estaba pura,
que no fermenta en ella de Adán la levadura,
y en la mansión celeste lugar la señaló,
dejándola en el pórtico de la edenial ventura
en el lugar del ángel, a quien llevóse en pos.

La criatura humana tornóse en ser divino;
su corporal materia se inmaterializó;
y la feliz huertana que al Paraíso vino,
de su cancel guardiana y en su pensil quedó.

...............................................

Y hay kábilas y tribus de las de Murcia oriundas
hoy día vagabundas por Fez y por Tlemzém,
que creen que no es el ángel sino la hurí murciana
quien abrirá a sus almas las puertas del Edén.


De Murcia al cielo de José Zorrilla

De Murcia al cielo

A los señores…

En Murcia

I - II - III - IV

En el cielo

I - II - III - IV - V - VI