El grajo soberbio y el pavon

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
FABULA III.


conténtate con tu suerte.


El grajo soberbio y el pavon.

Para que á nadie se le antoje lucirlo á costa agena, antes bien cada uno se ciña á vivir segun su estado, propuso Esopo este ejemplo.

Un Grajo hinchado de vanidad, recogió las plumas que se le habían caido á un pavon, y se engalanó con ellas. Luego desdeñándose de sus iguales, se metió entre la hermosa manada de los pavones. Ellos despojan de las plumas hurtadas al ave atrevida, y la echan de sí á picadas. El grajo mal parado comenzó á volverse mústio á los de su especie, de los cuales desechado tambien, padeció grave sonrojo. Entonces uno de aquellos, á quienes habia despreciado antes, le dijo: si te hubieras contentado de vivir entre nosotros, y querido pasar con lo que te dió la naturaleza, ni hubieras padecido aquella afrenta, ni en tu calamidad tuvieras que sentir esta repulsa.

notas.

Libeat. Se pone aquí por nequis sit, cui libeat. Ináni gráculus superbiâ Bajo de esta metáfora da Fedro contra el soberbio Sejano, Privado de Tiberio y perseguidor de nuestro Poeta. De la ambicion de Sejano habla Cornel. Tacit. Ann. 4.

Mulcâtus. Otros leen multâtus; pero á nosotros nos parece mas natural mulcâtus á mulco, as, siguiendo el parecer de Jacobo Facciolati, que dice en su Calepino V. multâtus, que con la significacion de herir, castigar, maltratar, mucho mejor leeremos mulcáre, vel mulcâtus: y añade este autor, que este es el sentir de casi todos los Críticos. Malè mulcâtus tiene aquí la misma significacion, que malè exceptus.

Calámitas tua. Se toma por calamitósus, vel tu in calamitáte: en lo cual se comete la figura Metonimia.