Lecturas Araucanas/5

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lecturas Araucanas
(narraciones, costumbres, cuentos, canciones, etc.) (1910)
V. PARTE. CARTAS.

V. PARTE

CARTAS

1. Carta que nos ha dictado el joven Kuriñamko de Wente (Missión de Bajo Imperial)

dirigida al Preceptor de un Colegio regentado por Religiosos en Santiago, en el cual había hechos sus estudios.
1. Akutun fau. Kùpatun Purísima antù meu. 1. He llegado otra vez aquí. Vine el día de la Purísima.
Domingo meu á las cinco de la tarde akutun fau. El Domingo á las cinco de la tarde llegué aquí.
Epu antù mu məŋel kùpan. Precisamente dos días eché en venir.
Umalan Temuco, deuma[1] alcanzapan tren; fei meu rupáfemiyu, umalayu feichi Temuco. No me alojé en Temuco, porque alcancé el tren; por eso pasamos de largo, y no nos alojamos en Temuco.
Ñi kompañ mətewe apórawi[2] kùpatualu, fei meu fei umalayu. Mi compañero se apresuró mucho, por eso no nos alojamos allí.
2. Akutun fau. 2. Estoy otra vez aquí.
„Wəñó escribilelaqen, fei meu kimaqeyu puutun“, piféneu Hermano. El Hermano me había dicho: „Escríbeme, entonces sabré de tu llegada.
Kùme kùpatun, rəpù meu ŋelai inautun. He vuelto bien, en el camino no hubo suceso malo.
Feichi Traitraiko n·amun·tu tripárpatun, akutun Karawe n·amun·tu: fei meu fei Karawe konpatun vapor meu. Umapatun Bajo Imperial. De Nueva Imperial salí á pié y de esta manera llegué á Carahue; entonces en Carahue me embarqué en el vapor. Me alojé en Bajo Imperial.
3. Akutun ñi ruká meu, fei kom kùmelérkei ñi familia, ñi pichi altaweñi kùmelérkei, ka ñi pichi ñawe ká fei kùmelei. 3. Llegué á mi casa, toda mi familia estaba buena, el niñito, mi dije, estaba bueno, y buena también mi hijita.
Femŋechi kùme ayùukəlepatun: ñi kiñe manshun· məten l·árkei fau. De manera que estoy otra vez aquí muy contento, solamente uno de mis bueyes ha muerto.
4. Fei meu pefiñ tichi cacique Santiago, fei meu fei piéneu: 4. Encontré, pues, en Santiago á cierto cacique, el cual me dijo esto:
„Mapu meu, cheu tami məlen, anùi[3] təfeichi epu ruka, fiscal entuŋei[4]“. „En el terreno donde estás se han construido dos casas y ha sido declarado fiscal.
5. Fei meu, ñi fei piéteu, avisafemfiñ tañi Hermano Preceptor. 5. Entonces, habiéndome dicho esto, dí aviso á mi Hermano Preceptor:
„Fəreneaqen, escribilelen təfachi dəŋu“, pifiñ. „Hazme el favor, dame por escrito este asunto“, le dije.
6. Fei meu mandaleléneu ñi escribilelaqéteu Hermano Lion, fei escribileléneu ñi dəŋu. 6. Entonces me encargó al Hermano León para que me lo apuntara: éste me escribió mi asunto.
„Fəreneqen, dəŋúñpeaqen[5] tichi diputao meu“, pifiñ. Le dije: „Hazme el servicio de hablarme[5] con este diputado.
Lunes meu entregaiaimi kishu mi papel“, piéneu. „El Lunes entregarás tú mismo tu papel“, me dijo.
7. Entregalan feichi Lunes meu: doy kutrann, fei meu mandaéneu feichi pital meu. 7. Este Lunes no lo entregué: enfermé más y por eso el Hermano me mandó al hospital.
Epu mari epu antù məlemen. Allí me quedé veintidós días.
Fei meu ñi məlemel, llafel, akutun ñi Hermano Federico meu. 8. Después de haber estado allí y sanado, llegué otra vez donde mi Hermano Federico.
Lunes wəla, fei meu entregan tichi papel feichi diputao meu. Señor Chinike Hoakin piŋen tichi diputao. Solamente el Lunes siguiente, entregué el papel al diputado. Señor Echenique Joaquin se llama este diputado.
9. Felérkei mai ñi fiscal entuŋen ñi ruka, ñi mapu. 9. Es, pues, realmente así que mi casa y mi terreno han sido declarados fiscales.
Fentren tuñmaŋen ñi mapu, doy mari cuadra entuñmaŋen ti mapu. Me han tomado mucho de mi terreno; más de diez cuadras me han quitado.
10. Fei meu fentren lládkùkerkei ñi kure, ñi malle ká fei, hasta ŋùmákerkei ñi kure yeŋu, fentren ñi lladkùn ñi kure. „Fewall məleafui ñi fəta, piken“, piéŋeu. 10. Por eso se afligió mucho mi mujer y mi tío también, hasta lloró con mi mujer, porque ella se afligía tanto. Ella dijo hablando de mí: „En fin, si estuviera mi marido aquí, es lo que yo desearía“.
11. Ñi kachilla nùlákənufi feichi kolon, tranca, fei meu koní feichi manshun· ketran meu: áfkəlerkei ñi kachilla, akutun. 11. El colono abrió mi trigal y la tranca; entonces los bueyes entraron en mi siembra: cuando llegué, el trigo estaba acabado.
12. „Tripanulmi ruka meu, petréntəkuayu, pinen[6]“, piéneu ñi malle, akutuel. 12. A mi vuelta me contó mi tío que le dijeron[6] „Si no sales de la casa, te quemaremos con ella.
„Kimnulu kam wiŋka dəŋun, fei meu fentren adkáneu tichi kolon“, pi ñi malle, Ignacio Aŋkañ. „Porque no conozco el habla de los huincas, por eso me ha hecho tanto mal este colono“, dijo mi tío, Ignacio Aŋkañ.
13. Feichi Pitorio Pueñ ká fei „pətreñmaiafiñ ñi ruka“, piŋei. 13. También de Victorio Pueñ se dijo: „Le voy á quemar su casa“.
Farolo Wiŋka piŋelu, ñi peñi, wedókanentuŋei, illkufulu ñi malalmañmaŋen meu ñi rulu. A mi primo, llamado Farolo Huinca. le hicieron muchas heridas en la cabeza porque estaba enojado por habérsele quitado su vega, cercándola.
Feméyeu H. A. Fei kintuleléyeu[7] policial, mandai Empresa ñi wedókaŋeaqel. „L·aŋəml·aŋemtuŋen“, piéneu iñche, ñi akutuel. Esto le causó H. A.. El fué quien buscó[7] la policía, y la Empresa mandó que le lastimaran la cabeza. „Casi me matan“, me contó cuando llegué.
Amule Santiago, elulen ñi umaiam Farola, fəreneqen. Cuando vaya á Santiago Farola, dámele alojamiento, hazme el favor.
14. Fentren ayùfiñ ñi Hermano Preceptor. 14. Quiero mucho á mi Hermano Preceptor.
Pepáneu ñi pu moŋeyel, nùtramkaéneu. „¿Kùmelemeimi Santiago?“, piéneu ñi pu moŋeyel. Vinieron á verme mis parientes, conversaron conmigo. „¿Te ha ido bien en Santiago?“, me dijeron ellos.
„Fentren mai kùme məlemen“, piken mai inche. Kom cacique ramtuéneu, fentren mai dallúntakufiñ ñi kùmellkalemen. Yo digo siempre: „Ahí estaba muy bien“. A todos los caciques, que me preguntaron, les hice mucho alarde de lo bien que me ha ido allí.
15. Mətewe ñi podel, fei meu mai Chillan, ñi modawaqel, féola kimn ñi chaqueta, ñi təkuafel em. 15. Como estaba muy sucio, y al mudarme por eso en Chillan, me acordé que debía haberme puesto mi chaqueta.
Amule feichi Farula, fəreneaqéneu tañi Hermano: mandalelpatuaféneu [8] ñi chaqueta. Cuando vaya Farula, me hará un favor mi Hermano: rogaríale [8], me mandase mi chaqueta.
16. Tripale cosecha, kom pramli[9] ñi cachilla, ñi poñù ká pramli, fei amutuan, pepatuafiñ ñi Hermano Preceptor. Cuando se concluyan las cosechas y tenga guardado [9] mi trigo y mis papas también, entonces me iré otra vez de aquí y volveré á ver á mi Hermano Preceptor.
Memoria kom ñi pu Hermano, pu niño ká fei fentren memoria. Recuerdos á todos mis Hermanos. á los niños también muchas memorias.

2. Lo que el caciquillo Martin Wénchukoy de Wapi,
reunido en la Misión con toda su familia pidió, se comunicara á su hijo Miguel en la Argentina.

1. Masiáo pensaken. Kutránken, tripantu kutrann, féola píchike moŋen. 1. Tengo mucha pena. Estoy enfermo, hace un año me enfermé, ahora estoy un poco restablecido.
Petual ñi fotəm, piken. Ver otra vez á mi hijo, es lo que quiero.
Chem piaqéteu tañi fotəm, „kùpape ñi chau“ ñi piátéu, amuan, piken. „Kupape“ pieli meu, amuan; kùpaleláneu ñi chillka. Cualquiera cosa que me diga mi hijo, si me dice: „Venga mi padre“, estoy resuelto á ir. Si me dice: „Venga él“, iré; me enviará su carta.
2. Kom kùmelei tañi familia. Kine l·ai, ñi pichi ñawe, ñi pichi fotəm moŋelei. 2. Toda su familia está buena. Una hijita suya murió, su hijito vive.
Memoria“. pi tañi kure, María Pashko piŋelu. „Kùmelen. Deuma fùchátremi pəñeñ pichi Martin, yewei dəŋtualu ñi memoria, welu witralei. „Memoria“, dijo su mujer llamada María Pasco. „Estoy buena. Ya es muy crecido el niño Martincito, le da vergüenza decir (su) „memoria“, pero está presente.
3. Kùme kimeláneu, chem wentru ñi akulal, ñi elupaiaqéteu plata, ŋənenkalnoáteu. 3. Que me ponga al corriente qué hombre traerá la plata para que me la entregue sin engañarme.
Úi che kiman. Quiera saber el nombre de la persona.
Feichi chillka „tío“ pikei məten, welu kimŋelai inei ŋen, ñi Painekeu ŋen, kam ñi Panchu Pichiñwal ŋen. La carta dice sola mente „tío“ pero no se sabe quién es, si es Painequeu ó si es Pancho Pichiñwal.
4. „Pelelféneuchi ñi pəñeñ, pikeéyeu ñi chuchu, Kose Kəlliu ñi kure. 4. Su abuela materna, la mujer de José Kəllíu, le manda decir: „Tal vez me ha encontrado á mi hijo.
„Fei ŋefule, eluechi meu dəŋu ñi chuchu. Si es así, deme aviso mi nieto.
Pen mai, piechi meu; fei meu contento ŋean. Que me diga: „Lo he encontrado“, entonces estaré contenta.
Kuifi mai ñamí ñi pəñeñ, pikei tañi chuchu. „Pues hace tiempo se ha perdido mi hijo“, dice su abuela.
5. Kiñe dəŋu pian mai tañi chokəm: Kùpatuai tañi chókəm, pepatuechi meu ñi chókəm! Memoria!“, pikei Kose Kəllíu. 5. „Una cosa, pues, diré respecto de mi sobrino: „Que vuelva mi sobrino, que venga á verme! Memoria!“, dice José Kəllíu.
6. Memoria mai ñi chuchu! Moŋelen mai kai“, pikei Kose Kəllíu ñi kure. 6. „Memoria, pues, á mi nieto, y que estoy con salud“, dice la mujer de José Kəllíu.
Memoria!“. piéyeu Ignacio Painenau. „Moŋelerkei mai ñi məna! Nùñmachi meu ñi memoria“, pikei. „Memoria!“, le dice Ignacio Painenau. „¡Ah! vive, pues, mi primo! Acépteme mi memoria“, dice.
„Moŋelen mai təfa. Ñi memoria ñi pəñeñ!“, pikei Juana Kəllíu, Kose Kəllíu ñi ñawe. „Estoy con salud al presente. Mis recuerdos á mi sobrino!“, dice Juana, la hija de José Kellíu.
„Moŋelei Nicolás Wénchukoy. n·ome amui chayí. „Memoria“ tañi peñi“, pikei. „Esta vivo Nicolás Wénchucoy, hoy fue al otro lado. „Recuerdos á mi hermano!“, dice él.
7. „Moŋelen. Memoria ñi peñi. Moŋelérkei tañi peñi. Welu akutuai ñi peñi. „Estoy vivo. Memorias á mi hermano. ¡Ah! está vivo mi hermano. Pero ha de venir otra vez.
Akutule, kintuwəltuai ñi peñi, ká, akule dəŋu, nùñmaiafiñ ñi chem piaqéteu. Si viene, verá otra vez á su hermano, y, si llega noticia, se impondrá de lo que le diga.
Kùme dəŋu kùpalelechi meu ñi peñi, ñi contentoleam“, pikei Segundo Wénchukoy. Segundo Wénchukoy dice: „Mándeme buenas noticias mi hermano para que esté contentó yo“.


3. Lo que el preceptor de la escuela Misional
hubo de escribir al Misionero ausentado de su Misión á nombre de los indígenas de Wapi.

1. Gracias mai, taiñ fei piéteu taiñ Padre, taiñ ayùn kùme Padre. 1. ¡Gracias! pues, por lo que nos dice nuestro Padre, nuestro Padre querido y bueno.
Al·ùn mañumkefíiñ konəmpaniéteu pu píuke meu. Mucho le agradecemos que se acuerda de nosotros en su corazón.
Ayùfúiñ lelinieafel təfachi antù meu. Lo quisiéramos ver en este día.
Pefilu trokiwiñ, taiñ nùñmafiel meu tañi dəŋu. Nos pareció verlo, cuándo nos enteramos de su asunto.
Masiao mañumíiñ. Dios pile, petuafíiñ taiñ Padre. Mucho le agradecemos. Si Dios quiere, volveremos á ver á nuestro padre.
2. Femŋen mai tañi akun Evangelico Paineñ meu. 2. Es, pues, efectivo que el Evangélico ha llegado donde Paineñ.
Kishu mai tañi kintuel mai ta təfei: iñchiñ mai, taiñ Wapiche ŋen, duamlafíiñ təfeichi dəŋu, lladkùkéiñ mai tañi femn meu təfachi wentru. El mismo, pues, lo ha buscado; nosotros, la gente de Wapi, no queremos esta cosa, por el contrario, nos afligimos por obrar así este hombre.
3. Lladkùtupeáiñ mai taiñ. Padre, pikéiñ mai, məŋel taiñ loŋko, Fùchá Painemilla, Kolùñ, ka, kake pu wecheke loŋko. 3. Probablemente disgustaremos á nuestro Padre, decimos, principalmente nuestro cacique, Painemilla mayor, Coliñ, y los otros jefes, más jóvenes.
4. Newenŋeai taiñ píuke, taiñ konpunoaqel feichi wedwed ŋùlam meu. 4. Estará firme nuestro corazón para no meternos en este error.
Fei meu lladkùtulaiai taiñ Padre inchiñ taiñ duam, feichi dəŋu meu inálladkùtulaiaiñ meu taiñ Padre. Por eso no se disgustará nuestro Padre por causa de nosotros; en este asunto no tendrá que reprendernos nuestro Padre.
Konkeláin iñchiñ mai; ká loŋko ñi ŋùlam meu məléiñ. No entramos, pues, nosotros; estamos bajo el consejo de otro cacique.
Iñchiñ kom kùmeléiñ, ŋelai mai dəŋù. Nosotros todos estamos buenos, no hay novedad.
(Con las palabras siguientes encargaron los que hablaban al preceptor para que comunicara esto al Missionero)
5. Fei meu feichi dəŋu mai pilelmoáiñ taiñ Padre. 5. Entonces nos dirás esto a nuestro Padre.
Memoria taiñ Padre“ pikeiñ, pilelmoáiñ kai. Nos dirás (á nuestro Padre:) „Memorias á nuestro Padre!“ decimos.

Carta de Isabel Painemilla,
alumna del Colegio Sta. Cruz de Bajo Imperial, dirigida al autor.

1. Ñi ayùn kùme Padre, mandalayu təfachi carta tami kimafiel mi kùmelen. Iñche fau kùmelen təfachi kùmeke pu Monjas meu. 1. Mi querido y buen Padre, le mando esta carta para que sepa de ti si estás bueno. Yo aquí estoy buena donde las buenas Monjas.
2. Fei piaqeyu, ekufalŋechi Padre: pu Wapiche fentren lladkùkei eimi meu, ayùŋekefuimi tami peŋetual pu Wapiche meu; fei meu fei pikeiŋn: „Peqka kùpatupe“, pikeiŋn, „taiñ ayùn kùme Padre“. 2. Te diré esto, Rev. Padre: La gente de Wapi tiene mucha pena por ti, se desearía de ti verte otra vez entre los Wapinos; por eso dicen: „Pronto vuelva“, dicen, „nuestro Padre querido y bueno“.
3. Feichi ká kùme Padre, Jerónimo, eimi meu inanelu, fentren poyekefíiñ fentren tañi kùmechéŋen meu, masiao tutewiñ feichi Padre meu. 3. Al Padre Jerónimo, que también es bueno, tu sucesor, lo apreciamos mucho por ser tan buen hombre, estamos muy contentos con el Padre.
4. Welu feichi dəŋu meu məlekilŋe kai Valdivia meu, rəf kùpatuŋe peqka, puedefulmi. 4. Pero no sea éste motivo para que te quedes en Valdivia: sin falta vuelve pronto, con tal que puedas.
5. Ká fei piaqeyu, Padre: Wapi meu weshake dəŋu məlefui. Rafael kutranlu awùkaŋei. Kimnuchi che reke femiŋn mai, culpaiŋn Dios meu mai. Iñche katrùfuiñ, feyentuŋelan. 5.También te digo, que en Wapi han ocurrido desgracias y maldades. A Rafael que estaba enfermo lo maltrataron bárbaramente. Como gente falta de razón lo hicieron, ofendieron á Dios, pues. Yo quería atajarlos, pero no se me hizo caso.
6. Ka, fentren l·ai che: Pichuñ Paillaan, ka Paillafil ñi fotəm ka ñi ñawe. Pascual Pichuñmañ amui Argentina meu. 6. Y, ha muerto mucha gente: Pichuñ Paillaan, y el hijo y la hija de Paillafil. Pascual Pichuñman se fué para la Argentina.
Pichiñ mu ñi amumnum l·ai ñi fotəm. Rapitulŋemei Antonio Lefíu meu. Fentren l·awen· eluŋei; fei meu l·ai, amul ti pichiche, pichi no rume kutrankəlelafui. Al poco tiempo de haberse ido, murió su hijo. Lo llevaron á casa de Antonio Lefíu para darle un vomitivo. Le dieron tanto remedio que por eso murió. Era un chiquillo que ya andaba, ni siquiera había estado enfermo.
7. Iñche ñi chau kimlafui ñi amuun: ká antù wəla kimelŋepai ñi l·an. Feichi antù kimfule ñi chau, eluŋelaiafui permiso, iñche ñi chau kam elelŋerpufulu feichi domo. Ka, kimlu ñi chau, amui yemetuafilu ti l·á, ka elpatufiŋu Painekeu eŋu panteon meu, misañmaŋei Capilla meu. 7. Mi padre no sabía que irían: al día siguiente no más se le avisó que había muerto el niño. Si él lo hubiera sabido en aquel día, no habrían recibido el permiso, pues se había dejado la mujer[10] á cargo de mi padre. Cuando lo supo, fué á traer el cadáver, y él y Painequeu lo enterraron en el panteón; se le dijo una misa en la Capilla.
8. Ká chem dəŋu pilaian. 8. No diré más.
Fei pikei məten Micadela, Manuela ka Carolina: „Peqka mai kùpatuai“. Masiado sentikéiñ tami felepun meu. Sólo dicen Micaela, Manuela y Carolina: „Pronto, pues, volverá el Padre“. Sentimos mucho que te hayas quedado allá.
Iñche lloumaiaqen ñi lladkùn carta, ayun Padre. Me aceptarás mi triste carta, Padre querido.

  1. Deuma „ya“ no sale en la traducción, porque estaría de más en el texto castellano
  2. Apórawi es el verbo „apurarse“, muy usado por los huasos en el sentido de „darse prisa“.
  3. Literalm.: se han sentado
  4. Literalm.: ha sido sacado fiscal.
  5. 5,0 5,1 Literalm.: hábleme
  6. 6,0 6,1 Piŋen significa literamente: „Me dijeron“. En el texto araucano la oración es directa
  7. 7,0 7,1 Kintuleléyeu, literalmente traducido es „buscó para él“, ó aquí „le buscó en su contra“.
  8. 8,0 8,1 El pospretérito en el verbo expresa en mapuche una súplica humilde
  9. 9,0 9,1 Literalm.: subido
  10. La madre del niño muerto. P. Pichuñmañ de quien se ha dicho arriba que fué á la Argentina es el esposo de ella.