Lecturas Araucanas/6

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Lecturas Araucanas
(narraciones, costumbres, cuentos, canciones, etc.) (1910)
VI. PARTE. VARIEDADES.

VI. PARTE

VARIEDADES

1. Robo de un chancho. Primera versión
referida por el niño Domingo de la Rosa Kallfùl·em

1. Weñéñmaŋei mi sanchu tichi wentru. Amui lelfùn· meu kintualu; fei meu túntəkupui, petu l·aŋəməñmaŋei ñi sanchu pepui. 1. Le robaron su chancho á cierto hombre. Fué á la pampa á buscarlo; entonces topó con él y vió que le estaban matando su chancho.
Fei meu tuí kiñe karoti, fei meu ùtrəftupufí, añéltupufí, mətróŋùpufí kam, kimlan iñche. Entonces tomó un garrote, se lo tiró, ó les amenazó con él, ó les golpeó, no lo sé yo.
2. Fei meu túŋei tichi weñesanchuŋelu. Feméyeu tichi kiñe weñefe, lefkontuéyeu. 2. Entonces fué cogido aquel á quién habían robado el chancho. Esto le hizo uno de los ladrones, le embistió.
Nentupùtrakefui ti sanchu, elfui ñi cuchillo ñi kompañ meu, fei məlekai kintuñmanielu ñi l·á sanchu. Estaba ocupado en destripar el chancho y había dejado su cuchillo donde su compañero, el cual se quedó para cuidar el chancho muerto.
Púulu ŋen·sanchu meu, tranápuwəlfi, wilárùfi, ŋen·sanchu fei pail·ánpramnieŋei. Llegado donde el dueño del chancho lo volteó, le golpeó el cuerpo contra el suelo, se le tenía por debajo.
3. Fei meu mətramuí ti epu weñefe: 3. Entonces se llamaron los dos ladrones (el uno al otro).
„Kùpalŋe an·ai“ pi! „cuchillo kùpalŋe a·nai“, piuí ti epu weñefe. „Ven“, trae el cuchillo“, dijo uno de los ladrones al otro.
Fei meu peupaiŋu. Tichi ŋen·sanchu deuma pail·alefui, tichi weñefe femŋechi tuniéyeu. Entonces se juntaron. El dueño del chancho ya estaba de espaldas. así lo tenía el ladrón.
Fei meu eluwí cuchillo eŋu. Entonces se pasaron el cuchillo.
4. Tichi kùpal-lu epu cuchillo fei rəpukətyepafí ti ŋen·sanchu. 4. Aquel que trajo los dos cuchillos, le dió de cuchilladas al dueño del chancho.
Ñi aŋe kom chùŋarùñmaŋei ti ŋen·sanchu, kom katrùi ñi aŋe; ñi loŋko ká fei rəpukətyeñmaŋei, ká, furi meu chùŋárùŋei, tripai fi n·eyen. Le hicieron heridas en toda su cara, toda fué tajeada; también le apuñalearon la cabeza, y en las espaldas recibió una herida, por la cual salió el resuello.
Fei meu, „kiñetu l·ai“, piŋei; kiñetu l·alu, lefí ti epu weñefe. Entonces dijeron por él: „Está desmayado“. Habiéndose desmayado. huyeron los ladrones.
5. Petu ni rəpukaŋen, tichi ŋen·sanchu kimuwelai; feimu élkənuŋei, lefí ti epu weñefe. 5. Mientras le apuñaleaban todavía, el dueño del chancho perdió el conocimiento; entonces lo abandonaron, los ladrones se fueron corriendo.
Fei meu tichi ŋen·sanchu moŋetui, witrai, ka inántəkufi ti epu weñefe; welu traní pəllé məten, awantalai ñi lefal[1]. En seguida el dueño del chancho volvió en sí, se levantó y persiguió á los ladrones: pero cayó muy cerca del lugar, no tuvo fuerzas para correr más.
6. Tichi epu weñefe amui fùchá Painemill meu quecawalu. 6. Los ladrones fueron á quejarse á casa del viejo Painemill.
Fei meu fei pi fùchá Painemill: Entonces dijo el viejo Painemill:
„Amuaimu soleau meu“, piŋei ti epu weñefe, fei meu dəŋupuaimu soleau meu“. „Id al subdelegado“, se dijo á los ladrones, „entonces declararéis ante el subdelegado“.
Fei meu amuiŋu soleao meu[2]. Después se fueron al subdelegado.
7. Fei meu amulefuiŋu n·ometu, Alejandro ñi ùiyépəle, quien sabe. 7. Entonces iban caminando los dos al otro lado[3], tal vez más allá de Alejandro.
Welu ŋen·sanchu wəné avisapufui ñi dəŋu soleao meu. Pero el dueño del chancho había dado primero su aviso.
Petu ñi amulen ti epu weñefe, kùpalefui epu policial. Mientras seguían su camino los ladrones, venían dos policiales.
Pefí ti policial ti epu weñefe; fei meu lefiŋu, ellkawafulu lefiŋu. Vieron los ladrones á los policiales; entonces huyeron, en lugar de esconderse huyeron.
8. Fei meu peí ti policial, inaŋei kawellu meu eŋu, inaéyeu policial. 8. Entonces los vieron los policiales, fueron perseguidos á caballo, les siguieron los policiales.
„Pənókətyeŋeiŋu“ piŋeiŋu. Fueron pisoteados, dijeron de ellos.
Fei meu yeŋeiŋu cuartel meu, elkənuŋeiŋu cuartel meu. Entonces fueron llevados al cuartel y dejados allí.
Ká wəñomei ti policial, fei meu peŋepai ti allfen, pepáyeu ti policial. Los policiales volvieron otra vez; fueron reconocidas las heridas, las vinieron á reconocer los policiales.


Segunda versión
referida por Pascual Painemilla Ñ.

1. Kontuŋepai ni ruka meu fùchá Wenchu, nentuñmaŋepai kiñe shañwe. 1. Le entraron en la casa al viejo Wenchu y le sacaron un chancho.
Fei meu llùwai ñi yeñmaŋepan, iná ruka niefui ñi shañwe. Notó él que se lo habían llevado, tenía sus chanchos juntos á la casa.
2. Fei meu witrai, inántəkui ñi shañwe, welu kimlafui cheu pəle ñi yeñmaŋepan. 2. Entonces se levantó y siguió á su chancho; pero no sabía hacia donde se lo habían llevado.
Ñi kimnónkechi konpui feichi kiñe ùped meu, pənókonpui ñi l·á shañwe meu. Sin saberlo entró en uno de esos callejones y pisó su chancho muerto [4].
3. Fei meu məlefui feichi epu weñefe. 3. Allí estaban los ladrones.
Mətróŋkapufi kiñe karoti meu. Fei meu kiñe lefí, kaŋelu lefkontupaéyeu, loŋko meu nùpaéyeu, nùŋepai fùchá Wenchu. Los apaleó con un garrote. Entonces uno huyó, el otro le acometió y le agarró de la cabeza, fué agarrado el viejo Wenchu.
4. Fei meu kewaiŋu. Yeŋerpui feichi weñefe, trántuŋei. Fei meu mətrəmfi ñi kompañ: 4. Entonces pelearon. Fué vencido el ladrón y volteado. Entonces llamó á su compañero y le dijo:
„Kùpaŋe an·ai, chùŋárùpafiŋe təfa an·ai, yerpuéneu təfa, féola l·aŋəmafiyu, kishúŋerkei təfa“. „Ven, dale una cuchillada á este, me ha vencido, ahora lo mataremos, está solo él.
5. Kùpai kaŋelu, chùŋárùpafi feichi ŋen·shañwe, fentren chùŋárùn elufí; fei meu ka lefí feichi epu weñefe. 5. Vino el otro y apuñaleó al dueño del chancho, muchas puñaladas le dió: después huyeron los dos ladrones.
6. Feichi wentru miafui ñi fotəm eŋu, ka ñi ká kiñe ŋillañ, káñpəle rumefuiŋu. 6. El hombre andaba con su hijo y con uno de sus cuñados que habían pasado por otra parte siguiendo al ladrón.
Déuma allfùi fùchá Wenchu. Ya había sido herido el viejo Wenchu.
Ká antù amui Naq Imperial meu fùchá Wenchu, dallualu ñi dəŋu. El otro día fué él mismo á Bajo Imperial á interponer su demanda.

Tercera Versión
referida por Carmen Painemilla.

1. Kechánentuñmaŋei ñi sanchu malal meu tichi wentru, fùchá Wenchu Antùmañ. 1. Le sacaron arreando sus chanchos del chiquero á ese hombre, al viejo Wenchu Antùmañ.
Kiñe pichi sanchu puntui ñi ruka meu. Un chanchito volvió á su casa.
2. „¿Cheu meu tripaperkùi mai ñi sauchu? Konkəlkiaukei ni pichi sanchu. 2. „¿Por dónde saldrían mis chanchos? Gruñendo anda uno de mis chanchitos.
Adkintumei, amui ñi malal meu, nùlálerkei ñi malal pepui. Salió á mirar, fué á ver su corral, vió que estaba abierto.
„Ŋerkelai ñi shañwe“, pi, „wéñesanchuŋen. „No están mis chanchos“ dijo, „me han robado mis chanchos.
Iñche amuan təfá pəle“, pifí ñi fotəm, „eimi amuaimi Llepu pəle, wampo nùniepuaimi; məlele wampo, nùpuaimi. Yo iré por esta parte“, dijo á su hijo, tú irás en dirección de Llepu, detendrás la canoa; si está, te apoderarás de ella.
3. Epu amui, ni fotəm eŋu Chaukənu. 3. Fueron dos, su hijo y Chaukənu.
Wenchu amui inaltu l·eufù meu kintualu ñi sanchu. Wenchu fué á la orilla del río en busca de su chancho.
Topántoəkupui petu ñi l·aŋəməñmaqel ñi sanchu, pelafí ñi kiñe llaufen mawida meu. Por suerte dió con él, cuando todavía se lo estaban matando, pero no lo vió por la sombra de un árbol.
Fei meu llóumətroŋùŋei. Entonces le contestaron con garrotazos.
Loŋkotui. Recibió golpes en la cabeza.
Kiñe fùchá maməll meu mətróŋùŋei weñefe. Con un palo grande fué apaleado el ladrón[5]
4. Fei meu kiñe amutufui tichi weñefe. 4. Entretanto uno de estos ladrones se había ido.
„Wəñoŋe“, piŋei, „¿chumal lefimi? Matuke kùpaŋe“. „Vuelve“, se le dijo, „¿para qué huyes? Ven pronto“.
Ya estaba tendido el dueño del chancho, cuando llegó el otro y le apuñaleó.
Pichin meu ka puwí tichi epu wentru, tichi Wenchu ñi fotəm ka, fei ñi kompañ. Al poco rato llegaron allí también aquellos dos hombres, el hijo de Wenchu y su compañero.
5. „Kùpai che“, pi weñefe, „amutuyu“, pi. 5. „Viene gente“, dijo uno de los ladrones, „vámonos“, dijo.
Fei meu inafui ŋen· sanchu tranapui; fentren amui ñi mollfùñ, fei meu awantalai. Les había querido seguir el dueño del chancho, pero se cayó; tanto se lo corrió la sangre, por eso no aguantó.
Dəŋulai, akulŋetui ruka meu. Tripai ñi n·eyen furi meu. Quedó sin habla y fué traido á su casa. Le salió el resuello por las espaldas.


2. Un pleito.

Ref. por el ciego José Francisco Kolùñ
1. Iñche ñi chau, fei piñmaŋen, kiñe mapu niei, ketrapei, kùdawí kiñe kon·a, Fulano piŋelu, kine malaltəkulechi mapu. 1. Se me dijo que mi padre tenía un terreno, lo barbechó, lo trabajó un mocetón, llamado Fulano, un terreno cercado.
Iñche ñi chau dəŋuŋelai. „Eluan mapu“ pilai tichi wentru iñche ñi chau meu; kishu ŋənewn kùdawí ñi wápoŋen meu, entulafí orden ñi ketraial feichi maláltəkuŋechi mapu meu. Con mi padre no hablaron. Este hombre no dijo á mi padre: „Dame el terreno“; lo trabajó arbitrariamente, por su impertinencia no sacó orden para barbechar este terreno cercado.
2. Iñche ñi chau fei meu lladkùi; amui, pepufí Fulano, dəŋupufí. 2. Mi padre se afligió por eso, se fué, pasó á ver á Fulano, habló con él.
„¿Chumal kùdawimi təfachi mapu?“. piŋepui Fulano. „¿Por qué trabajas en este terreno?“, se dijo á Fulano.
Fei meu fei pi Fulano: „Iñche ¿chumal kùdawn? Chumŋelu kùdaulaiafun? Kishu ñi mapu iñche, fei meu kùdawn“, pi ta Fulano. Entonces dijo Fulano: „Yo ¿por qué trabajo? ¿Por qué no había de trabajar? Es propio terreno mío, por eso trabajo“, dijo Fulano.
3. Iñche ñi chau illkulai, re kùme dəŋui məten, ñochi dəŋui. 3. Mi padre no se enojó, sólo de buen modo habló, habló tranquilamente.
Fulano illkui. Fulano se enojó.
Fei meu fei pi Fulano: „Eimi ¿chem llùkaiayu?“, pi ta Fulano. „Ñall ùl·menŋen meu llùkaiayu? Kùdawan məten. Llùkalaiayu. Eimi mi loŋkoŋen meu puulaian, eimi meu puulaian, fillantù puulaian eimi meu“, pi ta Fulano. Entonces dijo Fulano: „¿A ti te temeré algo?“, dijo Fulano, ¿Por ventura porque eres un noble, te temeré? Trabajaré no más. No te temeré. A ti como cacique no llegaré (más); nunca llegaré donde ti“, dijo Fulano.
4. Petu kewatuchi che meu puun iñche. 4. Mientras peleaban, yo llegué á ellos.
„¿Chumal kewaimu?“, pipun iñche. „Kùmelai kewan“, pin iñche. „Təfachi Fulano doy wedwédkəlei. „¿Chumal kewafimi təfachi fùchá che?“ „¿Para qué peleáis?“, dije yo al llegar. „Es malo pelear“, dije yo: „Este Fulano está más irritado. ¿Por qué peleas con este hombre viejo?“
Iñche ká fei pifiñ: „Təfachi culpaimi[6], yafkaimi;[6] por que rumelaiafimi[7] dəŋu meu, yerpulaiafimi[7] dəŋu meu, iñche ñi chau yerpuŋelaiai“, pifiñ Fulano iñche. También le dije yo: „A éste le ofendiste; porque no le vencerás en el pleito, mi padre no será vencido“, dije yo á Fulano.
„Eimi mai doy mentaŋekelaimi təfachi mapu meu, eimi ñidolkəlelaimi təfachi mapu meu“, pifiñ. „A ti no te mientan tanto en esta tierra: tú no eres jefe en esta tierra“, le dije.
Kùdauŋe məten, welu re falta kùdawaimi.“ „Trabaja no más. pero de balde trabajarás.
5. Fei meu fei pi Fulano „Kùdawan, kùdawan. ¿Kùdawərkelan, kùdawərkelan am fe? Llùkauaiñ am?“ pi Fulano „Kom deumaafiñ ñi kùdaufiel. 5. Entonces dijo Fulano: „Trabajaré, trabajaré. ¿No trabajo, no trabajo de veras? ¿Os tendré miedo?“ dijo Fulano. „Haré mi Trabajo hasta concluir“.
6. Ká dəŋun iñche: „¡Bueno! Kùdaufiŋe mai. ¿Tuchi kam doy tocapei mapu, eimi yeŋu təfachi fùchá che?“ 6. También hablé yo: „¡Bueno!“ Trabájalo, pues. ¿A quién toca más el terreno, á ti ó á este viejo?“
Fulano fei pifiñ: „Eimi iñche ñi chau eŋu ¿tuchi doy falipei ñi dəŋu? Iñche ñi chau mai doy falí, eimi no, eimi ñidolkəlelaimi, ŋen· ŋelaimi,“ pifiñ Fulano iñche. A Fulano dije: „¿Cuál vale más, lo tuyo ó lo de mi padre? Lo de mí padre, pues, vale más; lo tuyo nó, tú no eres jefe, no eres dueño“, dije yo á Fulano.
7. Kùdawi Fulano, mayilai katrùŋelu. „Kùdaulaiafimi iñche ñi mapu, fenté kùdawafimi, doy kùdaukifilmi,“ pi ta iñche ñi chau, piŋei Fulano. 7. Trabajó Fulano, no consintió en que se lo prohibiesen; „No trabajarás en mi terreno, cesarás de trabajarlo, no lo trabajes más.“ dijo mi padre, se dijo á Fulano.
Pilai Fulano, siempre kùdawí, kom deumai, kom dewí. No quiso Fulano, siempre trabajó, lo acabó todo, todo quedó hecho.
8. Ka fei pifiñ iñche: „¡Bueno! kùdaufimi təfachi mapu mai, welu re falta kùdaufimi təfachi mapu; eimi tulaiafimi təfachi mapu. Kishu tami wedwédŋen meu mayilaimi katrùtuŋen meu. 8. Además le dije yo: „¡Bueno! has trabajado este terreno, pues, pero en vano lo has trabajado; tú no adquirirás derecho sobre este terreno. Por tu propia locura no quisiste que te lo prohibiesen.
9. Deumai ñi kùdau Fulano. Kùpai soleao meu: „Ketráñmaŋen tañi mapu“, pipai tañi chau. 9. Acabó su trabajo Fulano. Vino al Juez: „Me han arrado en mi terreno“. dijo mi padre.
Fei meu fei pi soleao: Entonces dijo el juez:
„¿Tuchi doy ñidólkəlei mapu meu?“ pi. „Iñche mai“, pi ñi chau. „¿Quién es el jefe de la reducción dijo. „Yo, pues“, dijo mi padre.
Kùpape tichi Fulano“, pi soleao. „Venga este Fulano“, dijo el juez.
10. Kiñe papel yepai, mətrəmfalŋei Fulano. Eluŋepui papel Fulano. 10. Llevó un papel, en que se mandó llamar á Fulano. Entregaron el papel á Fulano.
„Amoaimi mai soleao meu“, piŋei Fulano. „Pilan“, pi. „Irás, pues, al juez“, dijeron á Fulano. „No quiero”, dijo.
„¿Chumŋelu pilaimi“ piŋei. „Mainulmi amual, yepaiaimeu polícia. ¿Doy ayùfimi yepaiáteu policial?“ piŋei Fulano. „¿Por qué no quieres?“ le dijeron. Si no quieres ir, vendrá la policía y te llevará. ¿Te gusta más que venga el policial y y te lleve?“ dijeron á Fulano.
Féola mayí kùpaialu fau. Entonces consintió en venir acá.
11. Kùpaiŋu dəŋualu. Ramtuŋei Fulano, ramtuéyeu soleao. 11. Vinieron á tratar. Se preguntó á Fulano, le preguntó el juez.
„Inei doy „ñidólkəlei Wápimapu meu? piŋei Fulano;“ ¿eimi wənen ŋeimi?“ piŋei Fulano. „¿Quién es el mayor en Wápimapu?“ se dijo á Fulano; „¿tú eres el primero?“ se dijo á Fulano.
„Iñche nu“, pi Fulano; təfa mai wənénkəlei“, piŋei soleao, pi Fulano. „Yo nó“. dijo Fulano: „éste pues, es el primero, se dijo al juez, se lo dijo Fulano.
„¿Chumal kam kewafimi təfachi fùchá che?“ pi soleao, piŋei Fulano. „¿Por qué peleaste con este hombre anciano?“ dijo el juez, se dijo á Fulano.
12. Iñche ñi chau ká ramtuŋei, ramtuéyeu soleao. 12. Mi padre también fué preguntado, le preguntó el juez.
„¿Kùme wentruŋepei chei tichi Fulano?“ „¿Es hombre bueno este Fulano?“
„Kùme wentru ŋelai“, iñche ñi chau fei pi, „masiao picáro ŋei təfa“, pi. „Weñefe ŋei“, pi. „Fenten pléituŋekei, kullikelai təfa, siempre weñekei məten, ŋənen ŋei“, piŋei Fulano. „No es hombre bueno“, dijo mi padre. „es muy pícaro éste“, dijo. „Es ladrón“, dijo. „Tantos pleitos tiene; no paga éste, siempre roba no más; es falsificador“. se dijo de Fulano.
13. „Elutuafimi tichi mapu“, pi soleao, piŋei Fulano. 13. „Le devolverás ese terreno“. dijo el juez, se dijo á Fulano.
„Pilan“, pi Fulano, deuma kùdaufiñ, deumafiñ ñi kùdaufiel. ¿Chumal wəltuafiñ?“ „No quiero“, dijo Fulano, ya lo labré, he acabado mi trabajo. ¿Para qué lo devolveré?“
„Wəltuaimi məten“. piŋei: „kishu mi wedwédŋen kùdaufimi“, pi soleao, piŋei Fulano. Lo devolverás no más“, se le dijo, „por tu propia locura lo ha trabajado“, dijo el juez, se dijo á Fulano.
„Maláltəkulelu ¿chumal ketrafimi?“ pi soleao. „Mi wápoŋen, parece toro eimi“, pi ta soleao. „Fachantù wəltuafimi“, piŋei Fulano. „Ká kewalmi, presoaimi féola“, pi ta soleao, piŋei Fulano. „Estando cercado ¿para que lo has arado?“ dijo el juez. „En tu guapeza pareces toro tú“. dijo el juez. „Hoy lo devolverás, se dijo á Fulano. „Si otra vez pelean, será puesto preso inmediatamente“, dijo el juez, se dijo á Fulano.
14. Fei meu wəltui ñi mapu. Yérpuŋei (weuŋei); iñche ñi chau wewí, tutui ñi mapu. 14. Entonces devolvió el terreno. Fué vencido (ganado); mi padre ganó, recobró su terreno.
Afí. Iñche ñi wema fei piel, fem tripai dəŋu. Se acabó. Así como yo había dicho antes, así salió el asunto.
Féola akui Fulano iñche ñi chau meu, „puulan“ píuma, akui siempre. Ahora llega Fulano á mi padre: aunque había dicho que no iría, siempre viene.


3. Un pobre loco
Ref. por el niño Domingo de la Rosa Kallfùlem

1. Lelínieiel[8] ñi kuq, fei meu kiñe lel ayérumekei, welu ni chumnon. Ayekei nùtramkayùm, welu leqkelai, wéluniekei, kùmelkalai nùtrámkan. 1. Mira [8] su mano, entonces de repente suelta la risa, pero ríe sin motivo. Ríe al conversar, pero no tiene sentido (lo que dice), toma una cosa por otra, no hace bien su conversación.
2. ¿Chumŋekei? Pascual ni fotəm, Fulano piŋelu, fei meu məlekefui, fei meu pəralen kawellu piéyeu Fulano: „¡Trillalen[9]!“, piŋei wedwed che yem. 2. ¿Qué cosas no hacen con él? El hijo de Pascual, que se llama Fulano, con éste estaba; entonces montado á caballo, le dijo Fulano: „¡Trilla para mí!“ se dijo al pobre loco.
3. Trilló: entonces hizo pasar las yeguas sin interrupción por la era. Subió con su caballo sobre un gran montón, pero no se cayó; se fué de espaldas con el caballo.

4. La muerte de un caballo

Ref. por el mismo.
1. Kudékudetufui kawellu, lefpeichi, leflaichi ni piŋen təfa: nekulélkantuŋei, pesáŋei[10] ñi lefn chi, ñi lefnon chi. 1. Había corrido el caballo con otro por ensayo para que se pudiera decir (de él) si corría bien ó nó, lo echaron á correr por prueba, lo ensayaron por si corría ó nó.
2. Deu lepəmkantuel kùpálŋetui, trapélkənuŋepatui təfei meu (itrótripai meu); yeŋei ko meu ñi pətokolŋeal. 2. Después de echarlo á correr, lo trajeron acá y lo amarraron (allí al frente); después lo llevaron al agua á darle de beber.
3. Deu pətokolŋemelu kùpálŋetui feichi kawellu, trapélkənuŋepatui təfeichi pichi wau meu; trapelkənuŋelu, fei meu naqərkei, fei meu ŋachódùpui ñi pel·, fei meu l·ai. 3. Después de haber sido llevado á beber lo trajeron otra vez, y lo amarraron en aquel vallecito; ya amarrado, cayó, dobló su cuello, y murió.

5. Sucesos en el camino.

Referido por el ciego José Francisco Kolùñ.
1. Kimərpulmi aŋka rəpù meu tami ŋoimafiel lashu, fei meu fei piaimi tami pichi kon·a: 1. Si estando ya en camino notas que has olvidado el lazo, dirás así á tu mocito:
Yemetuŋe lashu an·ai. Ŋoimárken lashu, fochəm; ruka meu tranákənukarken, élkarken ruka mu ŋa“. „Trae el lazo. Olvidé el lazo, hijito; lo dejé botado en la casa. lo dejé en la casa“.
2. Déuma ká mapulelmi mi ruka meu, fei piaimi: 2. Si estás ya lejos de tu casa, dirás esto:
„¡Ai! məná wesharkai, ŋoimárken ñi kutama[11]. Wəñopean mai təfa. Kintumetuafiñ tañi wéshakelu[12], ŋoimárkefiñ. „¡Ai! qué malo que haya olvidado mi cutama[11]. Tendré que volver, pues, aquí. Iré á buscarla, la olvidé.
3. Llaŋkùməlmi kiñe wéshakelu rəpu meu, fei[13] fei[14] piafimi kompañ: 3. Si se te ha caído alguna cosa en el camino, dirás á tu compañero:
„Amuyu an·ai, kintukənumetuen tañi weshakelu. Llaŋkùmərparken[15] tañi wéshakelu. Amuyu, fochəm“. „Vamos, ayúdame á buscar una cosa que estaba traendo. Se me ha caído una cosa. Vamos, hijito.
4. Ñuiawəlmi, fei femŋechi ramtuafimi kiñe che: 4. Si andas perdido, preguntarás así á alguna persona:
„¿Cheu rumei rəpù? Miaukelan iñche fápəle“. „¿Por donde pasa el camino? Yo no suelo andar por esta parte“.
Lloudəŋuai tichi wentru: Ayépəle rumei“, maichíkənuai[16] ñi kuq. Contestará el hombre: „Por allá pasa“ y hará seña con la mano.
Fei meu fei piafimi: Entonces le dirás:
„Fəreneqen, ŋiyulkənumetuen, peŋelkənumetueu rəpù; təkulkənumetuaqen kùme rəpù meu. Feichi rəpù meu təkuaqen, təkulmetuan playa meu“. „Hazme el favor, guíame, muéstrame el camino, déjame en el camino bueno. Llévame á ese camino, déjame en la playa.
5. Nùtramalu mi ñuiaufel femŋechi dəŋuaimi: 5. Para contar que te habías perdido en el camino, hablarás de esta manera:
„Ká rəpù meu amurkefun. Kaŋeitufiñ rəpù, fei meu wəñómetun[17]. „Andaba por otro camino Desconocí el camino, entonces volví.
Fei meu kanítripan, amun willikùrəfpəleŋechi. Entonces me volví por otra parte, caminé para el sur.
Willikùrəfpəleŋechi tripan, an·ai kompañ. Salí para el sur, compañero.
Féola pepun, tuputun[18] ñi rəpù, konputun ñi rəpù meu. Ahora encontré mi camino, lo tomé otra vez, entré otra vez en mi camino.

6. Crecimiento del haba, del maíz, de la arveja y del trigo

Referido por dos indígenas de Wapi


1. Crecimiento del haba.
Awar lleqkei. El haba nace.
„Laflafùi“ piŋekei, wədalu[19] ñi tapəl. „Brotó“, se dice de ella cuando han salido[19] sus hojas.
Wədaforónkei. Se macolla.
Ká pichi tremlu, fei meu wəlwikei. Cuando ha creido otro poco, aparecen los botones.
Rayùkei. Florece.
Chomùrayeni: rupan rayùlu aŋkùrumekei ñi rayen. Se han marchitado sus flores: esto es: después de florecer se secan sus flores.
Fei meu „choŋófùi[20]“, piŋekei. Entonces dicen: chóŋofùi[20].
Fei meu wilílkei awar. Entonces comienzan á mostrarse las vainas.
Rupan wililchi awar ká traŋəllkuqkei, təkufən·kei, pofkei. Después de esto, „se hace dedo“ el haba, empieza á granar, grana bien.
Rupan poflu məlei ñi aŋkùaqel. Cuando está con el grano formado, tiene que secarse.
Kol·pii awar, aŋkùi. Se amortiguó, se secó.
Aŋkùlu, fei meu tuŋekei, koŋiŋekei. Cuando ha secado, se la cosecha.

2. Crecimiento del maíz.
Uwa[21] nədəfŋekei awədŋen kùyen· meu. El maíz se siembra á trechos en el mes (llamado) awədŋen.
Lleqkei. Nace.
Wəlonùi, pichi fùchalu. Encañó, cuando ya está un poco grande.
Wawai, déuma weflu ñi rayen. „Wawai“ se dice de él, cuando ya aparecen las flores.
Pəñaqi[22], wefpalu cheu ñi məleam choclo. Muñequea[22] el choclo, cuando se conoce ya donde va á estar.
Fei meu məlei karù uwa. Después hay maíz verde.
Wùtrùŋekei. Se acolcha, se hace huitrin.
Chapéŋekei. Se trenza.
Kelluadkənuŋekei kiñe fùchá wima meu ñi aŋkùam. Se cuelga contrapesado en un varón para secar.

3. Crecimiento de la arveja.
Allfid ŋan·ŋekei; fei meu lleqkei. Las arvejas se siembran esparciéndolas; después nacen.
Lleqlu lafláfùkei, ká fei meu wəlúikei. Ya nacidas, se abren sus hojas y después guian.
Rayùkei. Florecen.
Rayùlu, fei meu traftráfùkei, llaŋkokei ñi rayen, menchúqkei. Después de floreces, caen sus flores.
Peŋekei pichike kapi; fei meu təkufən·kei, fei meu pofkei. Se ven vainas chicas, después echan semilla, despuée grana bien.
Rupan poflu, aŋkùkei; aŋkùlu, fei meu koŋiŋekei, pərámŋekei. Ya con grano lleno, secan; ya secas se cosechan y se suben al sobrado.

4. Crecimiento del trigo.
Kachilla ŋan·ŋekei, lleqkei. El trigo se siembra esparciéndolo, y nace.
Lleqlu, fei meu wədatapəlkei. Ya nacido, se parten sus hojas.
Fei meu llikədùkei[23]. Entonces se macolla.
Fei meu witrákei. Después crece hacia arriba.
Witralu ká tróikei. Ya crecido se forman las coyunturas.
Fei meu pakədùkei[23]. Después comienza á espigar.
Tripáloŋkokei, trùr lóŋkokei, loŋkoi. Principia á abrir la espiga, se espiga bien, tiene cabeza.
Loŋkolu, fei meu ráyùkei, fei meu təkufən·kei. CuaNdo tiene espigas, florece, y después echa semilla.
Təkufən·lu, məlei karù fən·kachilla. Cuando ya tiene semilla, hay granos verdes de trigo.
Ká fei meu áŋkùkei. Aŋkùlu katrùŋekei. En seguida se seca. Ya seco, se corta.
Ká fei meu pənólŋekei, fei meu pichùlŋekei pala meu. Femŋechi líftuŋekei. Después se trilla y se avienta con palas. De esta manera se limpia.
Iñaŋechi yeŋekei ruka meu, təkúlŋekei saku meu. En fin lo llevan á casa y lo echan en el saco.
Feichi saku epu trəlke waka ŋei, trafñidəf trəlke waka, niekei kayu faneka, kam trəlke kawellu ŋei, niekei kùla chi, meli chi faneka. Este saco es de dos cueros de vaca, unidos por costura, contiene seis fanegas, ó de cueros de caballos, contiene de tres á cuatro fanegas.
Saku trəlke waka ñidəfŋekei[23]: kiñe pañilwe meu katáŋekei kam wechódŋekei, wəla shùñùlrulelŋepakei koron kuq meu. Este saco de cuero de vaca se cose: con un fierro perforan ó agujerean el cuero, después le pasan las correas con la mano.

7. Afketun.

Rupalu fentren kùmeke dəŋu meu ka fentren wedake dəŋu meu, kom kùmeke dəŋu; ka kom wedake dəŋu kimfilu, „afkentun kom dəŋu meu“, pikei. Si uno ha pasado por muchos sucesos buenos y malos, si por experiencia conoce todo lo bueno y todo infortunio: dice: „Tengo experiencia en todas las cosas.“
„Afkentun kom mapu meu, iñche ká fei afkentun fill mapu meu: Femŋechi dəŋukeiŋn tañi malmáuken tañi nùtram meu. „He viajado sin cesar por todas las tierras, yo también he pasado por todas las tierras. Así dicen al gloriarse en la conversación.

8. Málmaŋelu, pramuwnŋelu.

1. Málmaŋelu kishu məten kùme che ŋelu trokiukei, kake che illamkefí, weshá chelkakefí. 1. El jactancioso se tiene solamente á sí mismo por persona buena, desprecia á los demás, los tiene por malos.
Ñi ùl·men ŋen meu, nien meu kùme ruka, ka, al·ùn mapu, al·ùn kulliñ nien meu, fei meu malmáukei. De ser rico, tener buena casa, y mucho terreno, de tener muchos animales, de eso se jacta.
2. Kuñifalŋelu rume tañi plata meu, kom ùl·men wéshakelu meu, fei ñi duam rume ayùkelai ñi weshá kon·a ñi piŋeaqel, „ká fei iñche kai kimn“, pikei, „feichi ùl·men ŋelu rume ŋənelaiáneu, kon·ayelaiánen“, pikei, „kishu ŋənéukəlen“, pikei — pramuwn ŋei. 2. Mas, aunque uno sea pobre en plata y toda clase de riquezas, sin embargo no quiere que lo llamen un mal mocetón, „yo también sé algo“, dice, „aquél, aunque sea rico, no tiene que mandarme no me tendrá por sirviente“, dice, „yo me gobierno por mí mismo“, dice — es altanero.

9. Kishu ŋənéun ŋei.

„Kishu ŋəneun ŋei“ piŋekei kiñe wentru konkenulu chem dəŋu meu no rume, kishu ñi kùdau meu məlekei, ayùkelai inei no rume ñi ŋəneateu, kam ñi konal wedake dəŋu meu. „Soy independiente“, dícese de un hombre que no se mete para nada coa los otros, trabaja solo, no quiere ser dominado por nadie, no quiere meterse con nadie para evitarse disgustos.

10. Dakeltun.
Hacer trato sobre la compra de una cosa.

Dəŋútukənoŋekei kiñe wentru. Fei meu „vendelayu“ pikefí. Se habla con un hombre, y éste le dice: Te lo venderé.
Wəla ká dəŋutuŋekei ká wentru meu; fei meu wəltukefí ká wentru meu. Después otro hombre habla con el vendedor; entonces le vende á él (el animal).
Fei meu tichi wentru dakeltukənúuma ŋemetuai ñi ruka meu. Entretanto el hombre que habia tratado primero, se irá a su casa.
Fei meu pepatuafí tichi wentru cheu ñi dakeltukənumom manshun·. Entonces irá otra vez á ver al hombre con quien había tratado el buey.
Fei meu: „Káñpəle ŋilláñmaŋen, káñpəle wəlfiñ“, pituai. Entonces dirá éste contradiciéndose: „Me lo han comprado en otra parte“.
„Welu dakeltukənuñmafeyu ñi manshun·, fei pikənueyu, „ŋillañmaeyu mi manshun·“, pieyu“. „Pero ya había cerrado contigo el trato de la venta del buey, yo te había dicho antes ya: „Te voy á comprar el buey“.

11. Feyélfeyeltun.

Kine wentru kùpale, iñche trokiafimi. Welu fei nó, iñche ñi ad femŋefui tami kintuwəlfiel mu al·ù mapu, kam raŋi che; welu iñche nó təfei: fei təfa „feyelfeyeltun“ pikei. Si por ahí viene un hombre creerás tú que soy yo. Pero así no es, él era parecido á mí en el exterior, porque lo viste de lejos, ó entre la gente: pero yo no soy aquél: esto es lo que se llama: confundir una persona con otra.
„Iñche feyelfeyeltufiñ feichi wentru, Segundo femŋei ñi pefiel meu al·ù mapu, welu feyərke nó“. „Yo le confundí con aquel hombre, era parecido á Segundo al verlo de lejos, pero veo que no es.

12. Pleito.

1. Mətrəmŋei Montupill, kekawí Ignacio Kallfùñ soleau meu. Fué llamado Montupill, Ignacio Calfun entabló una queja ante el subdelegado.
Fei meu ramtuŋei Ignacio Kallfùñ: Entonces fue interrogado Ignacio Calfun:
„¿Chem dəŋu meu kam mətrəmfimi təfachi Montupill?“ „¿Para qué asunto has llamado á este Montupill?“
Fei meu fei pi Ign. Kallfùñ: Entonces dijo Ign. Calfun:
„Auka kechantəkuñmáneu, Montupill femí, kiñe tripantu rupai déuma“. „Me arreó las yeguas adentro. Montupill lo hizo, ya va de eso un año.
Fei meu „Epuwe kùpaiaimi“, piŋei. Entonces le dijeron: „Pasado mañana vendrás.
Montupill yadtəkufí feichi auka ñi culpaiam Kallfùñ, fei meu kullí Kallfùñ. Montupill había correteado estas yeguas y echado al sembrado de un tercero, para que fuera culpado Calfun, y por eso había pagado Calfun.
Seña antù elélŋei Montupill, ñi akual epuwe. Se ha puesta un día señalado á Montupill para que llegue en dos días.

13. Una traducción al araucano,
hecha por Pascual Painemilla Ñamkucheu.
La hormiguita.

1. Había vez y vez una hormiguita tan primorosa, tan concertada, tan hacendosa, que era un encanto. 1. Məlefui kiñe rupa kiñe domo kollella, fentren kùmelu, fentren kùmelkalelu ñi təkuluwn, ka fenten təŋkenulu ñi kùdawn, afmatufal ŋefui.
2. Un día que estaba barriendo la puerta de su casa se halló un ochavito. 2. Kiñe antù lepùlepùŋefui ñi wəl·ŋiñ ruka meu, pei kiñe ochavito.
Dijo para sí: ¿Qué haré con este ochavito? ¿Compraré piñones? Nó, que no los puedo partir. Fei meu fei pi ñi duam: ¿Chumkənupeafiñ təfachi ochavito? ¿Ŋillaian mai ŋellíu? Fei no, pepí wədamlafiñ.
3. Pensólo más, y se fué á una tienda donde compró un poco de arrebol; se lavó, se peinó, se aderezó, se puso su colorete, i se sentó en la ventana. 3. Yom rakiduami, ka amui kiñe ŋillafakafe ruka meu, cheu ŋillai pichin kolotúe: kəllùmtui, peinetui, kùme elwí[24], təkui ñi kolo ka anùkənui ñi ventana ruka meu.
4. Ya se vé: como que estaba tan acicalada i tan bonita, todo el que pasaba se enamoraba de ella. Pasó un toro i la dijo: 4. Déuma peŋei: fenten kùme aifiñtuukəlefulu ka fenten kùme adŋefulu, kom rupárupaŋechi che meu ayùŋerpakefui. Rupai kiñe toro ka pirəpaéyeu:
¿Hormiguita, te queres casar conmigo? ¿Kollella, ayùimi nieafiel iñche?
¿Y cómo me enamorarás? respondió la hormiguita. ¿Chumŋechi inaukutupeaqen iñche? pi ta kollella.
5. El toro se puso á rugir; la hormiga se tapó los oídos con ambas patas. 5. Feichi toro waqlùtui; feichi kollella kom takukənui ñi epuñple pilun.
Sigue tu camino, le dijo al toro; que me asustas, me asombras, i me espantas. Inaŋe mi rəpù, fei pifí feichi toro; fenten trepeulen, re llùkalkaen məten.
6. Y lo propio sucedió con un perro que ladró, un gato que maulló, un cochino que gruñó, un gallo que cacareó. 6. Ká fei meu ká waŋkùléyeu kiñe trewa, ka, kiñe narki ñauñauwəléyeu, kiñe shañwe wùrwùrùléyeu, kiñe alka dəŋuléyeu.
Todos causaban alejamiento á la hormiga, ninguno se ganó su voluntad, hasta que pasó un ratonperez que la supo enamorar tan fina i delicadamente que la hormiguita la dió su manita negra. Itrokom al·ùmapuleafui, pi ñi duam feichi kollella, kiñe no rume weulai ñi ayùfel meu. Feolake rupai kiñe dewù, feike fenten kùmelkai inaukutun, kollella eluéyeu ñi pichi kurù kuq, femŋechi niewiŋu[25].
Vivían como tortolitas, y tan felices, que de eso no se ha visto desde que el mundo es mundo Kiñe mùr maikoño reke moŋelefuiŋu, ka fenten kùmelefuiŋu, deu ñi elŋemom mapu peŋelai femŋechi dəŋu.
7. Quiso la mala suerte que un día fuese la hormiguita sola á misa, después de poner la olla que dejó al cuidado de ratonperez, advirténdole, como tan prudente que era, que no menease la olla con la cuchara chica, sino con el cucharón; pero el ratonperez hizo, por su mal, lo contrario de lo que le dijo su mujer: cogió la cuchara chica para menear la olla, y así fué, que sucedió lo que ella había previsto. 7. Maí feichi wedá pəllin, kiñe antù kishu amui collella misa meu, wema təkukənuyefui ñi challa, elfálkənufi ñi ŋəneitunieal dewù, ka, fei pifí: Eimi fenten llùwafe ŋelu kam, diwùllùlaiafimi challa pichi cuchara meu, fùchá wùtrù meu məten femaimi. Dewù welúlkai ñi fei piféteu ñi kure, wedáfemi, dullí pichi cuchara ñi diwùlltəkuam ñi challa: femŋechi femŋei ñifei pimum ñi rakiduam kollella.
Ratonperez, con su torpeza, se se cayó en la olla, como en un pozo y allí murió ahogado. Dewù ñi adəmuunun meu tranákoni challa meu, kiñe rəŋan ko meu femŋechi, ka, fei meu ùrfinkechi l·ai.
8. Al volver la hormiguita á su casa, llamó á la puerta. Nadie respondió ni vino á abrir. 8. Wəñomelu kollella mətrəmpatui ñi wəl·ŋiñ ruka meu. Inei no rume lloudəŋulai, kùpalai ñi nùlalŋeal wəl·ŋiñ ruka.
Entonces se fué á casa de una vecina para que la dejase entrar por el tejado. Pero la vecina no quiso, y tuvo que mandar por el cerrajero que le descerrajase la puerta. Fei meu amui kárukatu meu, ñi təkulelŋetual ñi ruka meu. Feichi ñi kárukatu domo pilai, ka, məlefui ñi werkùal feichi rùtrafe, ñi nùlalŋeam wəlŋiñ ruka.
9. Fuése la hormiguita en derechura á la cocina; miró la olla, y allí estaba ¡qué dolor! el ratonperez ahogado, dando vueltas sobre el caldo que hervía. La hormiguita se echó a llorar amargamente. 9. Nor amui ñi kùtralwe meu, konkintupui ñi challa meu, ka —fenten kutranduamnŋefui— feichi dewù fei meu ùrfilefui, chiwədkiaufui feichi wádkùpechi korù meu. Kollella fùchá ŋùmautui.
10. Vino el pájaro, y la dijo: 10. Pepaéyeu feichi ùñəm, fei pipaéyeu:
¿Por qué lloras? ¿Chumŋelu kam ŋùmakeimi?
Ella respondió: Fei llondəŋui:
Porque ratonperez se cayó en la olla. Dewù tranákoni challa meu, fei meu femken.
Pues yo, pajarito, me corto el piquito. Fei meu mai iñche ñi pichi ùñəmŋen katrùan ñi wən·“.
Vino la paloma y le dijo: Pepaéyeu paloma fei рipaéyeu:
¿Por qué, pajarito, te has cotado el pico? „¿Chumŋelu kam, pichi ùñəm, katrùimi wən·?
Porque el ratonperez se cayó en la olla, y que la hormiguita lo siente y llora. Dewù tranákoni challa meu, kollella fenten lladkùi ka ŋùmakei, feimu femn.
Pues yo, la paloma, me corto la cola. Iñche ñi paloma ŋen meu katrùan ñi kəlen.
11. Dijo el palomar: 11. Fei pi paloma ruka:
¿Por qué tú, paloma, cortaste tu cola? ¿Chumŋelu kam eimi, paloma katrùimi kəlen?
Porque ratonperez se cayó en la olla, y que la hormiguita lo siente y lo llora, y que el pajarito cortó su piquito, y yo, la paloma, me corto la cola. Dewù tranákoni pu challa, kollella fentren lladkùi ka ŋùmakei; feichi pichi ùñəm ka katrùi ñi wən·, feimu fəla iñche ñi paloma ŋen katrùan ñi kəlen.
Pues yo, palomar, voyme á derribar. Fei meu iñche ñi paloma ruka ŋen ùtrəfnaqəmuwan..
Dijo la fuente clara: Fei pi lif maŋiñ ko:
¿Por qué, palomar, vaste a derribar? ¿Chumŋelu kam, paloma ruka ùtrəfkuluumeaimi?
Porque el ratonperez se cayó en la olla, y que la hormiguita lo siente y llora, y que el pajarito cortó su piquito, y que la paloma se corta la cola, y yo, palomar, voyme á deriibar. Dewù tranákoni challa meu ka fei mu kollella fentren lladkùi ka ŋùmai, feichi pichi ùñəm ka katrùi ñi wən·, ka feichi paloma katrùai ñi kəlen, feimu fəla inche ñi paloma ruka ŋen ùtrəftəkuluumean.
12. Pues yo, fuente clara, me pongo a llorar. 12. Fei meu iñche ñi lif maŋiñ ŋen yechi ŋùman.
Vino la infanta á llenar la cántara. Akui ùllcha domo apolafiel ñi metawe.
¿Por qué, fuente clara, póneste á llorar? ¿Chumŋelu, lif maŋiñ ko, yechi ŋùmaimi?
Porque el ratónperez se cayó en la olla, y que la hormiguita lo siente y llora; y que el pajarito se cortó el piquito, y que la paloma se corta la cola; y que el palomar fuése á derribar, y yo, fuente clara, me pongo á llorar. Dewù tranákoni challa mu, ka fei meu kollella fentren lladkùi ka ŋùmai, pichi ùñəm ka katrùi ñi wən·, ka feichi paloma katrùai ñi kəlen, ka feichi paloma ruka ùtrəftəkuluumei, fei meu fəla iñche ñi lif maŋiñko ŋen yechi ŋùmaian.
Pues yo, que soy infante, romperé mi cántara. Fei meu iñche ni ùllcha domo ŋen trafokənuan ñi metawe.
Y yo que lo cuento acabo en lamento, porque el ratonperez se cayó en la olla; y que hormiguta lo siente y lo llora! Ka iñche ñi apéufe ŋen lladkùn meu rupan nùtramkaian: dewù mai tranákoni challa mu ka fei mu kollella fentren kùi ka ŋùmai.

  1. ñi lefal=lefalu
  2. Al día siguiente lo hicieron.
  3. del río Budi
  4. era de noche
  5. por el dueño del chancho
  6. 6,0 6,1 Culpaimi y yafkaimi son sinónimas
  7. 7,0 7,1 Rumelaiafimi y yerpulaiafimi son sinónimas.
  8. 8,0 8,1 El loco
  9. Tr pronúnciese como la respectiva combinación castellana
  10. del verbo castellano „pesar“
  11. 11,0 11,1 Saco arreglado como alforja.
  12. mi cosa
  13. entonces
  14. eso
  15. =llaŋkùmərpan.
  16. ó dichókənuai
  17. ó wəñon
  18. ó tutun
  19. 19,0 19,1 Literalm.: cuando se han separado etc.
  20. 20,0 20,1 Ignoramos el término equivalente en castellano.
  21. Algunos escriben „Wa“.
  22. 22,0 22,1 Principió á formarse el choclo.
  23. 23,0 23,1 23,2 es palabra esdrújula
  24. verbo elu con transición refleja.
  25. De esta manera se casaron.