La melodía predilecta

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La melodía predilecta de Anónimo
Nota: Traducción de Miguel Antonio Caro incluída en el libro Traducciones poéticas (1889).


BALADA INGLESA

¡Oh, tócame el aire sencillo y sonoro
 Que tanto en mis días floridos amé!
Despiérta, si puedes, los sueños de oro
 Que entonces cruzaban mi mente en tropel.
 Tierna tristeza cubrió mi alma,
 Y las señales dejó en mi faz;
 Tristeza en sombra, tristeza en calma....
 ¡Ay! ¿dónde ahora, ¡ay! dónde está?
Mas tócame ese aire tan dulce; pues brilla
 Al alma entre sueños la prístina edad
Cual una lejana fantástica orilla
 Que nunca los ojos á ver tornarán.

¡Oh, cuál cada nota trae á mi memoria
 Alguna esperanza ó encanto feliz,

Que hace, alumbrando mi pasada historia
 Sus lágrimas mismas hermosas lucir!
 El nuevo sér que correspondido
 El primer voto del amor da,
 Rubor, recelo, dulce gemido....
 ¡Ay! ¿dónde ahora, ¡ay! dónde están?
Mas prolonga el dulce cantar, que sería
 La mayor ventura, al plácido són,
En sueños de infancia, de luz y armonía,
 Decir á la vida para siempre adiós.

Anónimo.