Tratado de Alquimia Sexual: CAPÍTULO VIII

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Tratado de Alquimia Sexual:
CAPÍTULO VIII
CAPÍTULO SOBRE DAR AIRE EN EL SUBMUNDO

de Samael Aun Weor



l-Dice Nu triunfador:

"Soy el Chacal de los Chacales, y aire obtengo de la presencia del Dios de la Luz, y lo conduzco los limites del firmamento, y a los confines de la Tierra, y a las fronteras de los extremos del vuelo del ave Neben. Así se otorgue aire a estos jóvenes Seres divinos" (Cap. LIX de «El Libro de los Muertos»).

2-El Chacal de Chacales es el Jefe de los Arcontes del destino, es Anubis, el Dios de cabeza de Chacal.

3-Anubis lleva los libros del Karma, en el submundo.

4-El templo de Anubis es el templo de los señores del Karma.

5-Cada, ser humano tiene su libro de negocio.

6-Aquellos que aprenden a manejar su Ka, (el cuerpo Astral), pueden visitar el templo del chacal de Chacales, para consultar su libro y hacer sus negocios.

7-El que tiene con qué pagar, paga y sale bien en los negocios.

8-El que no tiene con qué pagar, tiene que pagar con dolor.

9-Haz buenas obras, para que pagues tus deudas.

10-También se pueden solicitar créditos a los Señores del Karma.

11-Todo crédito hay que pagarlo.

12-Cuando el Logos del Sistema Solar me entregó la túnica y el manto de Hierofante de Misterios Mayores, me dijo: "Aquí te pago lo que te debo, por las prácticas que habéis enseñado".

13-El que quiere luz debe dar luz, para que reciba su pago.

14-El Chacal de Chacales conduce la luz por todos los limites del firmamento, y llega hasta las fronteras del ave Nebeh, la enorme Serpiente, uno de los cuarenta y dos jueces de Maat en el juicio.

15-Ese Gran Juez es LOGOS del Sistema Solar.

16-El Chacal de Chacales trabaja bajo las órdenes de este gran Juez.

17-Estos jóvenes seres divinos que trabajan con Anubis, son los Señores del Karma.

18-El alquimista debe aprender a manejar su Ka, para visitar el templo del Chacal de Chacales y arreglar sus negocios.

19-En nuestro trabajo con la Piedra Bendita, es indispensable aprender a manejar conscientemente nuestros negocios.