Gramática de la Lengua Castellana: 1.04

De Wikisource, la biblioteca libre.
Saltar a: navegación, buscar

Gramática de la Lengua Castellana
Parte I: Del número, propiedad, y oficio de las palabras
Capítulo IV: Del pronombre

de Real Academia Española


Artículo I: De su definicion.

EL PRONOMBRE es una palabra, ó parte de la oracion que se pone en lugar del nombre, como: yo en lugar de Pedro: en lugar de Antonio.

Esta es la comun definicion del pronombre, como la misma voz lo declara, aunque algunos gramáticos pretenden al contrario, que el nombre se pone en lugar del pronombre; y fundan esta opinion en que las cosas son mas antiguas que sus nombres, y ántes que le tuviesen se denotaban por lo que hoy llamamos pronombres, como: esto, aquello: Dicen que esta palabra yo no puede referirse á otra persona que á la que habla, como se puede diciendo Juan, ó Francisco, y que si las palabras que se ponen en lugar de nombres, fuesen pronombres, lo deberían ser el Rey, el Duque, el Maestro, y lo serian tambien el Orador, y el Poeta, que se ponen en lugar de Ciceron, y Virgilio.

Sin embargo de estas razones, se halla casi generalmente establecida la opinion contraria; y no mudando el nombre al pronombre no se podrá mudar su definicion: ni se adelantaria mucho en mudarla, porque esta, y otras qüestiones semejantes no son esenciales para saber mejor la Gramática.

Los pronombres se dividen en personales, demostrativos, posesivos, y relativos.


Artículo II: De los pronombres personales.

PRONOMBRES PERSONALES son los que se ponen en lugar de nombre que significa persona, ó cosa que hace su oficio, como: yo, tú, él. Yo sirve para la primera persona, que es quien habla: para la segunda, que es á quien se habla: él para la tercera, que es de quien se habla.

Los pronombres personales admiten mas variedad en la terminacion que los nombres; pues (como ya se dixo en su lugar) los nombres no la varían sino de singular á plural, pero estos pronombres la varían tambien dentro del singular: de esta suerte.

En la primera persona yo, mí, me, conmigo, y así se dice: yo hablo: de se quexan: á mí me llaman: ven conmigo.

En la segunda: tú, tí, te, contigo, y así se dice: tienes la culpa: de murmuran: á tí te escuchan: contigo hablan.

Los pronombres de estas dos personas primera, y segunda son comunes á varones, y hembras.

La tercera persona tiene dos significaciones, una directa, y otra recíproca. En la significacion directa tiene estas variaciones: él, y le para el masculino: ella, le, y la para el femenino: ello, y lo para el neutro; y así decimos: él es: hablémosle: á ella le está bien, díganla lo que quieran: ello parece fácil, pero no lo es.

Las terminaciones el, la, lo, los parecen equívocas con los artículos; pero se distinguen facilmente, porque quando son artículos se ponen siempre ántes de nombres, como: el hombre, la muger, los hombres, lo bueno, lo fácil; pero quando son pronombres, se ponen siempre ántes, ó despues de verbos, como: él habló, ó habló él: la dixeron, ó dixéronla: los castigaron, ó castigáronlos: no habia que comer, y lo buscaron, ó buscáronlo.

La misma tercera persona en su significacion recíproca tiene las variaciones si, se, consigo, comunes á los tres géneros masculino, femenino, y neutro, y á los dos números singular, y plural de la significacion directa, y así decimos: él piensa bien de , se estima á mismo: trae consigo lo que necesita: ella se viste por : ellos hacen para : ello lo dá de : ello se está dicho: ello lo trae consigo.

El plural de la primera persona es nos, y nosotros para el masculino; y nos, y nosotras para el femenino; y el de la segunda vos, y vosotros para el masculino, y vos, y vosotras para el femenino.

El primero no admite variedad de terminacion: el segundo pierde algunas veces la primera letra, diciendo os en lugar de vos, como: yo os lo mando.

El de la tercera persona en significacion directa es ellos, les, y los para el masculino; y ellas, les, y las para el femenino, como: á ellos les dixeron, que los castigarian: á ellas les pareció que las miraban.

La terminacion les se usa bien quando no termina en este pronombre la accion del verbo, y quando termina en él se usa bien de la terminacion los: v.g. en estos exemplos: hiciéronles mucho perjuicio: dixéronles palabras afrentosas: contáronles cosas inciertas: en el primer exemplo termina la accion del verbo hacer, en el nombre perjuicio: en el segundo termina la accion del verbo decir, en el nombre palabras: en el tercero termina la accion del verbo contar, en el nombre cosas. Y si se dice: acusáronlos del robo: pusiéronlos en la carcel: visitáronlos en su casa: en estos exemplos termina la accion de los verbos acusar, poner, visitar, en el pronombre los.

El pronombre neutro ello no tiene plural, y quando se junta con la preposicion de suele esta perder la e diciendo dello: y lo mismo sucede quando se junta aquella preposicion con ellos, ella, ellas; pero no la pierde quando se junta con este pronombre él, pues entonces se acostumbra pronunciar todas las letras de él para no confundir la contraccion que se hiciese de preposicion, y pronombre con la que se hace de preposicion, y artículo, quando se dice: del Rey.

Los plurales nos, y vos (quando no se juntan en composicion con el adjetivo otros, y otras) sirven para varones, y hembras; y sin embargo de ser plurales por su naturaleza, suelen por el uso juntarse con algunos nombres de singular, particularmente en provisiones reales, y despachos de curias eclesiásticas: v. g. quando el Rey dice: Por quanto por parte de vos (Fulano) nos há sido hecha relacion. Y un Prelado: Nos D. N.... Obispo de... A nuestros venerables hermanos Dean, y Cabildo... hacemos saber.

Aunque ya queda dicho de estos pronombres todo lo que parece necesario, es tan vario, y tan fácil de equivocar el uso, y oficio de ellos en las terminaciones me, te, se, que no sobrará alguna mayor explicacion.

Lo primero, sirven estos pronombres para denotar quando se nos dá, ó dirige alguna cosa, ó se nos sigue algun daño, ó provecho, como: me pagaron el dinero: te escribieron la carta: el niño se dió un golpe.

Lo segundo, para denotar que se termina en nosotros mismos la accion de los verbos activos, como: yo me amo: tú te alabas: él se atormenta.

Lo tercero, para significar los efectos que hacen en nosotros algunas causas externas, como quando decimos: me espanto: me atemorizo. Porque aunque estos verbos sean activos no se entiende que nosotros mismos nos causamos espanto, ni temor, sino que los recibimos de otra causa.

Lo quarto, sirven para juntarse con los verbos neutros quando se usan como recíprocos, como: me salgo: te duermes: se muere: y con los mismos recíprocos, como: me amaño, te arrepientes, se amanceba.

Finalmente, esta palabra se, sirve tambien para denotar la pasiva de los verbos, como: se hace la paz: se escriben las cartas.


Artículo III: De los pronombres demostrativos.

PRONOMBRES DEMOSTRATIVOS son aquellos con los quales demostramos, y señalamos alguna persona, ó cosa. Su género, número, y terminacion se observan en los exemplos siguientes.

Este, sirve para mostrar, ó señalar al que está cerca del que habla. Ese, al que está cerca de aquel á quien se habla. Aquel, al que está algo apartado de ambos: v. g. Este es mi padre: ese es mi hermano: aquel es mi amigo.

Quando estos pronombres no se refieren á personas, sino á otros vivientes, ó á cosas materiales, no solo significan la misma cercanía, ó distancia, sino también lo que se tiene asido, ó en la mano, como: este papel: esa carta: aquel libro. Y quando señalan cosas incorpóreas, como: este pensamiento: esa opinion: aquella sentencia, significan tambien en cierto modo cercanía, ó distancia respecto de las personas á quienes se atribuyen aquellas cosas, ó de la anterioridad, ó inmediacion con que se hacen, ó dicen.

MASCULINOS.
SINGULAR. PLURAL.
este. estos.
ese. esos.
aquel. aquellos.
FEMENINOS.
SINGULAR. PLURAL.
esta. estas.
esa. esas.
aquella. aquellas.
NEUTROS (SOLO TIENEN SINGULAR).
esto.
eso.
aquello.

Los dos primeros pronombres este, y ese, forman composicion con el adjetivo otro, perdiendo los pronombres en el singular masculino, la última letra; y en el femenino, la última en el singular, y las dos últimas en el plural: de esta suerte.

MASCULINO
SINGULAR. PLURAL.
estotro. estotros.
esotro. esotros.
FEMENINO
SINGULAR. PLURAL.
estotra. estotras.
esotra. esotras.

El pronombre aquel recibe tambien despues de sí el mismo adjetivo, pero sin formar composicion, como: aquel otro: aquella otra.

Los pronombres neutros esto, eso, aquello, no tienen plural, y sirven para significar cosas, ó acciones indeterminadas, que no son de género masculino, ni femenino, como: esto que digo es cierto: eso no lo es: aquello está bien dicho.


Artículo IV: De los pronombres posesivos.

PRONOMBRES POSESIVOS son los que denotan posesion, ó pertenencia de alguna cosa, como: mio, tuyo, suyo. Algunos gramáticos los llaman, no sin razon, adjetivos pronominales, porque tienen la forma y significacion de adjetivos. Pónense enteros despues de los sustantivos, como: padre mio: patria tuya: fortuna suya: pero quando se anteponen á los sustantivos pierden la última letra, ó sílaba, y así se dice: mi padre, tu patria, su fortuna. Las terminaciones de estos pronombres son las siguientes.

Pospuestos á los sustantivos.

MASCULINOS. FEMENINOS.
Singular. Plural. Singular. Plural.
mio. mios. mia. mias.
tuyo. tuyos. tuya. tuyas.
suyo. suyos. suya. suyas.
Antepuestos á los sustantivos.
SINGULAR. PLURAL.
comun á los dos géneros. comun á los dos géneros.
mi. mis.
tu. tus.
su. sus.

Nuestro, y vuestro no se diferencian de los adjetivos que tienen dos terminaciones, pues se dice: nuestro, nuestra, nuestros, nuestras. Estos dos pronombres nuestro, y vuestro que denotan pluralidad de personas no deberian referirse á una sola; pero el uso lo permite en algunos casos, pues el Rey dice en sus provisiones: Don Carlos &c. A todos los Corregidores de estos nuestros reynos; y un Obispo,: A nuestros venerables hermanos... hacemos saber.


Artículo V: De los pronombres relativos.

PRONOMBRE RELATIVO es el que hace relacion á persona, ó cosa que ya se ha dicho; y esta persona, ó cosa ya dicha, se llama antecedente. Son pronombres relativos, que, qual, quien, cuyo. Los tres primeros son comunes á todos los géneros, pues se dice: el año que viene: la semana que entra: lo que haces; el qual, la qual, lo qual: hombre es quien viene: muger es quien sale. Cuyo tiene terminacion masculina y femenina para concertar con la cosa de que se habla; pero no con la persona á que se refiere, y así se dice: aquel, ó aquella cuyo sea el dinero, le cobre: aquel, ó aquella cuya sea la hacienda, la cuide; donde se vé que aunque cuyo, y cuya conciertan con dinero, y hacienda, son relativos de una persona, sea hombre, ó mujer, á quien pertenezca el dinero, ó hacienda y es lo mismo decir cuyo, ó cuya, que si se dixese: la persona de quien, ó de la qual sea el dinero.

El relativo que, no tiene plural, pues solo se denota con el artículo que se le junta, como: el que, los que. Qual, quien, y cuyo tienen plural, pues se dice: vinieron unos hombres, los quales eran de quienes se hablaba, cuyos nombres no se saben.

A estas quatro clases se reducen todos los pronombres, pues los que algunos llaman interrogativos, los forma solamente el tono, y se reducen á los relativos, como quien es? que quieres? Si estos se reputasen como pronombres interrogativos, seria necesario hacer otra clase de pronombres admirativos, pues se dice: que gordo que estás! que bueno que vienes! Los pronombres que otros llaman indefinidos, se reducen tambien á los relativos; pues solo tienen la adicion material de la palabra quiera, tercera persona singular del presente de subjuntivo del verbo querer, que se pone en su natural significacion, y así se dice: qualquiera, ó quienquiera. Si esta terminacion pudiese formar distinta clase, deberian llamarse adverbios indefinidos: dondequiera, siquiera, y comoquiera.

Esta palabra álguien puede llamarse pronombre indefinido, porque no se refiere á persona ni cosa determinada: no tiene género ni número: conviene igualmente á hombres que á mugeres, pues se dice: hay álguien? viene álguien? y vale lo mismo que: alguna ó algunas personas.

Nadie, alguno, y ninguno, tambien se suelen usar como pronombres indefinidos, y así decimos: nadie viene: alguno dirá lo contrario: ninguno corre tras tí.


Gramática de la Lengua Castellana de Real Academia Española

Introducción - Prólogo
Parte I : I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII
Parte II: I - II - III