Sitios públicos (MAQ)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


SITIOS PÚBLICOS.[editar]

Visita las cárceles, las carnicerias y las plazas: que la presencia del gobernador en lugares tales es de mucha importancia, consuela á los presos que esperan la brevedad de su despacho, es coco á los carniceros, que por entonces igualan los pesos, y es espantajo á las placeras por la misma razon. [1]

  1. Preciso es confesar mal que nos pese la oportunidnd con que los estrangeros, aunque siempre exageradores en punto al atraso social en España, suponen que habiendo vuelto Adan hace pocos años al mundo y recorriendo la Europa, de tal modo la encontró mudada; que no pudo reconocer la Francia, Inglaterra, Italia &c. pero que no bien puso el pie en España cuando esclamó "Ah! si: esta es España, la encuentro del mismo modo que la dejé."
    Este donaire, que en rigor solo puede pasar como tal, es disimulable si se aplica á ciertos abusos que aun subsisten en nuestra patria. Tales como los que diariamente se veian en los sitios públicos cuya policia recomienda Don Quijote. Seguro es que si Cervantes volviese tambien como se supone en Adan á visitar los sitios públicos de ventas en esta corte y otras poblaciones diria al notar lo que en ellos pasa. "Esta es España; la encuentro del mismo modo que la dejé."