Charles James Fox (Juicios)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


FOX (Carlos Jacobo) ministro ingles. [1]


En Fox el corazón inflamaba el genio. Era sincero, tenía rectitud en sus miras, y conocía los verdaderos intereses de su país. No se ha de buscar en la antigüedad el modelo de Fox; él debe servir a aquella, y su escuela tarde o temprano ha de dirigir el mundo. Seguramente la muerte de este ministro es una de las fatalidades de mi carrera. Si él hubiese vivido, los negocios hubiesen tomado otro giro diferente; la causa de los pueblos lo hubiese conseguido, y hubiéramos fijado un nuevo orden de cosas en Europa. Fox vino a Francia inmediatamente después del tratado de Amiens. Se ocupaba en escribir una historia de los Estuardos, y me pidió permiso para registrar nuestros antiguos archivos diplomáticos. Ordené que todo se pusiese a su disposición. Le recibía con frecuencia; su renombre me había hecho pensar en sus talentos; bien pronto reconocí en él una alma bella, un buen corazón, miras extensas, generosas, liberales, un ornamento de la humanidad; le amaba. Conversábamos comúnmente sin ninguna preocupación sobre una multitud de objetos; cuando lo quería contradecirlo le hablaba sobre la máquina infernal [2]; le decía que sus ministros me habían querido asesinar; él me combatía con calor, y acababa siempre diciéndome en su malísimo francés". Primer cónsul apartad, pues, este pensamiento de la cabeza. Pero sin duda alguna el no estaba convencido de la bondad de su causa, y es de creer que él defendía mas bien el honor de su país que la moralidad de los ministros. Seria bastante una media docena de Fox y Cornwallis para hacer la fortuna moral de una nación .... con tales gentes me hubiera entendido siempre, nos hubiéramos puesto bien pronto de acuerdo. No solamente hubiéramos tenido paz con una nación substancialmente muy estimable; sino también hubiéramos hecho juntos muy buenas obras. L. C. — O.


  1. Murió en 1806 de una hidropesía, a la edad de 58 años.
  2. Tonel lleno de artificio, con el que se intentó volar al primer cónsul, al tiempo de ir a la ópera en coche. Esta máquina fue hecha por Saint-Regent y Carbon que murieron en el cadalso.