Delaunay, conde de Antraigues (Juicios)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


ANTRAIGUES (Delaunay, conde de) [1]


Después del tratado de Leoben, el senado de Venecia tuvo la sandez de excitar una revolución contra las armas francesas, sin tener fuerzas suficientes, y sin poder contar con certeza con las fuerzas de las otras potencias para obtener el menor resultado; por lo tanto hice ocupar a Venecia por las tropas francesas. El Conde de Antraigues, de mucho espíritu, intrigante, y dotado de ventajas exteriores.... estaba a la sazón en esta ciudad con un título diplomático ruso; era en ella el alma y el agente de todas las maquinaciones que se tramaban contra la Francia. Cuando quiso escapar, viendo el peligro de esta República, cayó en una de nuestras guardias, y fue tomado con todos sus papeles. Se nombró una comisión especial para que se apoderase de ellos, y causaron admiración los misterios que se descubrieren; se encontraron entre otras cosas, todas las pruebas de la conspiración de Pichegrú, que había sacrificado sus soldados por facilitar las operaciones del enemigo, el mayor crimen que un hombre puede cometer sobre la tierra, hacer degollar fríamente los hombres cuya vida se ha confiado a su discreción y a su honor. L. C. — O.


  1. El Conde de Antraigues fue miembro de la Asamblea Constituyente. De Venecia pasó a Suiza, después a Inglaterra, en donde murió en 1822 asesinado por su criado de cámara Lorenzo, en presencia de su mujer la célebre cantora Sainte-Huberti. A este criado se le encontró muerto cerca de su amo. Se supone que el Conde era depositario de secretos importantes, y que grandes personajes, temiendo su indiscreción, le hicieron asesinar.