Infinito/1 (DFV)

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Nota: En esta transcripción se ha mantenido la ortografía original.


Infinito - Parte 1

¿QUIÉN me dará una idea clara del infinito? Porque yo jamás he tenido mas que una muy confusa. ¿Consistirá esto en que yo soy excesivamente finito?

¿Qué quiere decir andar siempre, sin adelantar jamás? ¿Contar siempre, sin hacer la cuenta? ¿Dividir siempre para no encontrar nunca la última parte?

Parece que la noción del infinito está en el fondo del tonel de las Danaides.

Sin embargo es imposible que no haya un infinito. Está demostrado que se ha pasado una duración infinita.

Principiar a ser es absurdo, porque la nada no puede principiar una cosa. Desde que existe un átomo, es necesario concluir que hay alguna cosa de toda eternidad. He aquí pues un infinito en duración rigurosamente demostrado. Pero, ¿qué es un infinito pasado, un infinito que yo detengo en mi entendimiento en el momento que quiero? Yo digo, he aquí una eternidad pasada; vamos a otra; y distingo dos eternidades, una antes y otra después de ahora.

Cuando reflexiono en ello, me parece ridículo: y percibo que he dicho una necedad al pronunciar estas palabras: "una eternidad ha pasado, y entro en una nueva eternidad."

Porque en el momento que yo hablaba así, duraba la eternidad, el tiempo corría, y no podía creerlo detenido. La duración no puede separarse. Y pues que alguna cosa ha existido siempre, alguna cosa existe y existirá siempre.

E1 infinito en duración está pues atado con una cadena no interrumpida. Este infinito se perpetua en el instante mismo que yo digo que ha pasado. Este tiempo ha principiado y acabará para mí; pero la duración es infinita.

He aquí pues un infinito encontrado, sin que no obstante podamos formarnos una noción clara de él.

Se nos presenta un infinito en espacio, ¿Y qué se entiende por espacio? ¿Es un ser? ¿ó es nada?

Si es un ser, ¿de qué especie es? Nadie me lo podrá decir. Si es nada, esta nada no tiene ninguna propiedad; ¡y se dice que es penetrable e inmenso! Yo me veo tan embarazado que no puedo ni llamarlo nada, ni llamarlo alguna cosa.

Sin embargo yo no sé ninguna cosa que tenga mas propiedad que la nada; porque saliendo de los límites del mundo, si los hay, os podréis pasear en la nada, pensar y edificar en ella, si tenéis materiales; y esta nada no podrá oponerse a nada de lo que queráis hacer; porque no teniendo ninguna propiedad, no puede oponeros ningún impedimento. Pero pues que no puede perjudicaros, tampoco puede serviros en nada.

Se pretende que Dios crió así el mundo en la nada y de la nada: esto es abstruso, y sin duda vale mas pensar en su salud, que en el espacio infinito.

Pero nosotros somos curiosos, y hay un espacio. Nuestro entendimiento no puede encontrar ni la naturaleza, ni el fin de este espacio. Nosotros lo llamamos inmenso, porque no lo podemos medir. ¿Qué resulta de todo esto? Que hemos pronunciado palabras.