Primera Gramática de la lengua Castellana: 2.05

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Primera Gramática de la lengua Castellana
LIBRO SEGUNDO, EN QUE TRATA DE LA PROSODIA ET SÍLABA
Capítulo V, de los pies que miden los versos.​
 de Antonio de Nebrija

Por que todo aquello que dezimos, o está atado debaxo de ciertas leies, lo cual llamamos verso; o está suelto dellas, lo cual llamamos prosa; veamos agora qué es aquello que mide el verso et lo tiene dentro de ciertos fines, no dexándolo vagar por inciertas maneras. Para maior conocimiento de lo cual avemos aquí de presuponer aquello de Aristóteles: que en cada un género de cosas ai una que mide todas las otras, et es la menor en aquel género; assí como en los números es la unidad, por la cual se miden todas las cosas que se cuentan, por que no es otra cosa ciento sino cien unidades; i assí en la música, lo que mide la distancia de las bozes es tono o diesis; lo que mide las cantidades continuas es o pie, o vara, o passada. I por consiguiente, los que quisieron medir aquello que con mucha diligencia componían et razonavan, hiziéronlo por una medida, la cual por semejança llamaron pie, el cual es lo menor que puede medir el verso et la prosa. I no se espante ninguno por que dixe que la prosa tiene su medida, por que es cierto que la tiene, et aún por aventura mui más estrecha que la del verso, según que escriven Tulio et Quintiliano en los libros en que dieron preceptos de la Retórica. Mas, de los números et medida de la prosa diremos en otro lugar: agora digamos de los pies de los versos, no como los toman nuestros poetas, que llaman pies a los que avían de llamar versos, mas por aquello que los mide, los cuales son unos assientos o caídas que haze el verso en ciertos lugares; i assí como la sílaba se compone de letras, assí el pie se compone de sílabas. Mas por que la lengua griega et latina tienen diversidad de sílabas luengas o breves, multiplícanse en ellas los pies en esta manera: Si el pie es de dos sílabas, o entrambas son luenguas, o entrambas son breves, o la primera luenga et la segunda breve, o la primera breve et la segunda luenga; et assí por todos son cuatro pies de dos sílabas: spondeo, pirricheo, trocheo, iambo. Si el pie tiene tres sílabas, o todas tres son luengas, et llámase molosso; o todas tres son breves, et llámase tribraco; o las dos primeras luengas et la tercera breve, et llámase antibachio; o la primera luenga et las dos siguientes breves, et llámase dáctilo; o las dos primeras breves et la tercera luenga, et llámase anapesto; o la primera breve et las dos siguientes luengas, et llámase antipasto; o la primera et última breves et la de medio luenga, et llámase anfíbraco; o la primera et última luengas et la de medio breve, et llámase anfímacro; et assí son por todos ocho pies de tres sílabas. I por esta razón, se multiplican los pies de cuatro sílabas, que suben a diez et seis. Mas, por que nuestra lengua no distingue las sílabas luengas de las breves, et todos los géneros de los versos regulares se reduzen a dos medidas, la una de dos sílabas, la otra de tres; osemos poner nombre a la primera, espondeo, que es de dos sílabas luengas; a la segunda, dáctilo, que tiene tres sílabas, la primera luenga et las dos siguientes breves; por que en nuestra lengua la medida de dos sílabas et de tres, tienen mucha semejança con ellos. Ponen muchas vezes los poetas una sílaba demasiada después de los pies enteros, la cual llaman medio pie o cesura, que quiere dezir cortadura; mas nuestros poetas nunca usan della, sino en los comienços de los versos, donde ponen fuera de cuento aquel medio pie, como más larga mente diremos abaxo.

Prólogo
LIBRO I : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X
LIBRO II : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X
LIBRO III : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIIII - XV - XVI - XVII
LIBRO IIII : I - II - III - IIII - V - VI - VII
LIBRO V : Pr - I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI
DEO GRACIAS