Primera Gramática de la lengua Castellana: 5.06

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Primera Gramática de la lengua Castellana
LIBRO QUINTO, DE LAS INTRODUCIONES DE LA LENGUA CASTELLANA PARA LOS QUE DE ESTRAÑA LENGUA QUERRÁN DEPRENDER.
Capítulo VI, De la formación del indicativo.​
 de Antonio de Nebrija

La primera persona del singular del presente del indicativo acaba en o en cualquier de las tres conjugaciones, et forma se del presente del infinitivo, mudando ar, er, ir, en o, como de amar, enseñar, amo, enseño; de leer, correr, leo, corro; de subir, escrivir, subo, escrivo. Sacan se dos verbos, los cuales solos echaron esta persona en e: saber, ; aver, e, as; et los verbos de una sílaba, que, por ser tan cortos, algunas vezes por hermosura añadimos i sobre la o, como diziendo do, doi, vo, voi, so, soi, sto, stoi. Pero todos los verbos de la segunda et tercera conjugación que acaban en go, no siguen la proporción del infinitivo, mas antes salen en otra manera mui diversa, como de traer, traigo, traes; de tener, tengo, tienes; de poner, pongo, pones; de hazer, hago, hazes, de valer, valgo, vales; de iazer, iago, iazes; de dezir, digo, dizes; de venir, vengo, vienes; de salir, salgo, sales. Este verbo sigo sigues, seguir, sigue la proporción regular de los otros. Finjo et rijo et otros desta manera, derecha mente salen de fingir et regir, sino que por la falta de las letras que diximos en otro lugar, la i consonante et la g se corrompen algunas vezes la una en la otra, como la c en la qu et la g, gu. Esso mesmo, los verbos de la tercera conjugación que tienen vocal ante de la ir en el presente del infinitivo, forman la primera persona del presente del indicativo, mudando la r final en o, como de embair, embaio; de oír, oio; de huir, huio. Pero los que tienen e ante de la ir, perdieron la e et retuvieron la i, como de reír, río; de freír, frío; de desleír, deslío. Los verbos de la segunda conjugación que acabaron el presente del infinitivo en ecer, como diximos, forman la primera posición del verbo recibiendo z ante de la c, como de obedecer, obedezco; de crecer, crezco; de agradecer, agradezco. I esto abasta para formar del infinitivo la primera posición del verbo, cuanto a la última sílaba. La penúltima, como diximos en la primera et segunda regia, muchas vezes se buelve de e en ie, como de pensar, pienso; de perder, pierdo; de sentir, siento. Muchas vezes se buelve la e en i en los verbos de la tercera conjugación, como de pedir, pido; de vestir, visto; de gemir, gimo. Esso mesmo se buelve en este lugar la o en ue diphthongo, como de trocar, trueco; de poder, puedo; de morir, muero. Buélvese algunas vezes la o en u, como de mollir, mullo; de polir, pulo; de sofrir, sufro; et la u en ue diphthongo, como de jugar, juego. Todas las otras personas deste tiempo siguen la proporción de aquellos tres verbos que pusimos arriba por muestra de la conjugación regular. Mas avemos aquí de mirar que los verbos que mudaron la e en ie diphthongo o en i, et los que mudaron la o en ue diphthongo o en u, siguen la primera persona en la segunda et en la tercera persona del singular, et en la tercera del plural; mas en la primera et segunda persona del plural siguen la razón del infinitivo, como de pensar, pienso, piensas, piensa, pensamos, pensáis, piensan; de perder, pierdo, pierdes, pierde, perdemos, perdéis, pierden; de sentir, siento, sientes, siente, sentimos, sentís, sienten; de pedir, pido, pides, pide, pedimos, pedís, piden; de trocar, trueco, truecas, trueca, trocamos, trocáis, truecan, aunque Juan de Mena, siguiendo la proporción del infinitivo, dixo en el principio de su Labirintho:

Estados de gentes que giras et trocas,
Tus muchas falacias, tus firmezas pocas;

de poder, puedo, puedes, puede, podemos, podéis, pueden; de morir, muero, mueres, muere, morimos, morís, mueren; de mollir, mullo, mulles, mulle, mollimos, mollís, mullen. Esso mesmo avemos de notar que en la segunda persona del plural las más vezes hazemos syncopa, et por lo que avíamos de dezir amades, leedes, oídes, dezimos amáis, leéis, oís. El passado no acabado del indicativo en la primera conjugación echa la primera persona en ava, et forma se del presente del infinitivo, mudando la r final en va, como de amar, amava; de enseñar, enseñava. En la segunda, mudando la er final en ia, como de leer, leía; de correr, corría. En la tercera, mudando la r final en a, como de oír, oía; de sentir, sentía. Sacan se dos irregulares: ser, era; ir, iva. Todas las otras personas siguen la proporción de los verbos regulares.

El passado acabado del indicativo en la primera conjugación echa la primera persona en e, et forma se del presente del infinitivo, mudando la ar final en e, como de amar, amé; de enseñar, enseñé. Sacan se andar, que haze anduve; et estar, que haze estuve; et dar, que haze di, el cual solo verbo de la primera conjugación salió en i. En la segunda conjugación echa la primera persona en i, et forma se del presente del infinitivo, mudando la er final en i, como de leer, leí; de correr, corrí. Sácanse algunos que salen en e, como de caber, cupe; de saber, supe; de poder, pude; de hazer, hize; de poner, puse; de tener, tuve; de traer, traxe; de querer, quise; de ser, fue; de plazer, plugue; de aver, uve. En la tercera conjugación echa la primera persona en i, et forma se del presente del infinitivo, quitando la r final, como de oír, ; de huir, huí. Sacan se algunos que salen en e, como de venir, vine; de dezir, dixe; de ir, fue. Todas las otras personas siguen la proporción de los tres verbos regulares, sacando anduve, anduviste, estuve, estuviste, di, diste, los cuales siguen la proporción de los verbos de la segunda et tercia conjugación. Esso mesmo fue, fueste, que es passado acabado común de ir et ser, el cual solo, ni tiene a, como los de la primera conjugación, ni i, como los de la segunda et tercera. Este mesmo tiempo dize se por rodeo en dos maneras: la una, con el presente del indicativo deste verbo e, as et con el nombre participial infinito; la otra, con el passado acabado deste mesmo verbo e, as et con el mesmo nombre participial infinito; et assí dezimos io e amado, io uve amado. El passado más que acabado dízese por rodeo del passado no acabado deste verbo e, as et del nombre participial infinito; et assí dezimos io avía amado. El venidero del indicativo dize se por rodeo del presente del infinitivo et del presente del indicativo deste verbo e, as; et assí dezimos io amaré, como si dixéssemos io e de amar. Mas avemos aquí de notar que algunas vezes hazemos cortamiento de letras o transportación dellas en este tiempo, como de saber, sabré, por saberé; de caber, cabré, por caberé; de poder, podré, por poderé; de tener, terné, por teneré; de hazer, haré, por hazeré; de querer, querré, por quereré; de valer, valdré, por valeré; de salir, saldré, por saliré; de aver, avré, por averé; de venir, vendré, por veniré; de dezir, diré, por deziré; de morir, morre, por moriré. Reciben esso mesmo cortamiento en la segunda persona del plural, como dezíamos que lo recibía el presente; et assí dezimos amaréis vos, por amaredes vos.

Prólogo
LIBRO I : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X
LIBRO II : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X
LIBRO III : I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIIII - XV - XVI - XVII
LIBRO IIII : I - II - III - IIII - V - VI - VII
LIBRO V : Pr - I - II - III - IIII - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI
DEO GRACIAS