Compendio de la filosofía: 02

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


ADVERTENCIA DE LA TRADUCTORA.[editar]

Ninguno debe extrañar, que yo me haya dedicado y empleado algun tiempo en traducir de la lengua Italiana en nuestra Española este Compendio de Filosofía Moral; porque en mi dictamen lo merece la Obra por su Autor, que sin duda fué un literato de primer órden; y principalmente porque en ella explica con buen método y claridad quanto puede conducir á nuestra instruccion en una materia de tanta importancia. Digo á nuestra instruccion, porque tambien á todas las personas de nuestro sexo es convenientísimo el conocimiento de la Filosofía Moral.

Muchas son las razones que hay para persuadir esta verdad, y todas las hallo compendiadas por Don Lorenzo Hervas en su Idea del Universo, dada á luz en diez y siete tomos en Cesena desde el año de 1778.

Este docto Español en su primer tomo, en que trata de la concepcion, nacimiento, infancia y puericia del hombre, al lib. 3, cap. 9 sobre la educacion de la muger en la puericia §. 5, dice así, traducido del Italiano: "No es de ningun modo ageno, ántes bien es muy necesario á las mugeres el estudio de la Filosofía Moral. Por tanto se ha de cuidar, que se apliquen á él á los fines de su puericia, proveyéndolas para esto de tratados breves y fáciles de esta facultad, de la que aprenderán á conocerse á sí mismas, y al mundo falaz en que viven; y sabrán hacer distincion entre los hombres honestos y mundanos, y entre la verdadera virtud, y los verdaderos vicios. Fuera de que semejante estudio enriquecerá su espíritu de razones sólidas para aborrecer los vicios, y amar la virtud; y asimismo de las luces necesarias para conocer bien, y manejar la índole de los hijos, para sospechar con prudencia de la familia, y gobernarla con equidad y mansedumbre. Ni debe ciertamente maravillarse alguno de que creamos necesaria esta instruccion á las mugeres. Porque la Etica es aquella ciencia natural, que descubre los artificios humanos: es el espejo en que se ven al natural las pasiones que nos sorprehenden; y ella misma nos enseña los modos de vencerlas; y en ella encontramos tambien el vínculo que enlaza los derechos de la Religion con los de la sociedad humana. Á la muger, vuelvo á decir, que por su naturaleza está tan expuesta, ó mas que los hombres, á la violencia de las pasiones: á la muger, á quien en mil ocurrencias no permite el pudor natural pedir consejo: á la muger, que muchas veces se ve sitiada y combatida de sagacísimos engañadores: á la muger, á quien la naturaleza confia nuestra primera educacion, y de quien se espera en gran parte el arreglo de la familia, y de la economía doméstica: á la muger, finalmente, que con su buena, ó mala conducta es mas poderosa que el hombre para sostener, ó arruinar la casa, para dar lustre, ó deshonrar las familias, y para inquietar, ó pacificar los pueblos. ¿No será razon por tantos respetos á que los hombres se apliquen con todo esmero y solicitud á procurarla desde los años mas tiernos una instruccion por cuyo medio pueda por sí misma evitar tantos y tantos males, y traer tantos y tan grandes bienes á la sociedad humana?" En estas pocas palabras hace patente el Autor la necesidad que tenemos de estudiar la Ética. Por lo demas yo quedaré contenta, y me daré por satisfecha de mi trabajo, si con esta traduccion estimulase á muchas Señoras insignes en letras, que florecen al presente en nuestra Monarquía, á que empleen sus talentos, y nos ilustren con los conocimientos que han adquirido en la Ética, para que todas aprendamos á vivir honestamente, conforme á las reglas, que nos prescribe esta nobilísima facultad.


Compendio de la filosofía moral de Francisco María Zanotti
Dedicatoria -

Advertencia de la traductora - La Filosofía Moral según la opinión de los peripatéticos
PARTE PRIMERA - De la felicidad: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX
PARTE 2º - De la virtud moral en general: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII
PARTE 3º - De las virtudes morales en particular: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII - XIV - XV
PARTE 4º - De las virtudes intelectuales: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII
PARTE 5º - De algunas cualidades del ánimo, que no son vicios ni virtudes.: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI: (- - - ) - XII: (- - - - ) - XIII: (- - - - - ) - XIV - XV - XVI - XVII - XVIII