La leyenda del Cid: 107

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La leyenda del Cid de José Zorrilla


La leyenda del Cid

XII[editar]

VII[editar]

Mas no era todo oro y rosas
en la Valencia del Cid,
ni las fiestas y la huelga
eran frutos del país.
Al cabo de mes y medio
en Valencia de vivir
los condes, como en Edén
musulmán con sus hurís,
les llamó el Cid una noche
cuando se iban a dormir,
y en su aposento metiéndoles
les dijo a los dos así:
«Yernos míos: el Rey Búcar,
poderosísimo Emir
marroquí, con grande armada
viene por mar contra mí.
Tenaz y no escarmentado,
aunque una vez le hice huir,
contra Valencia revuelve
y mañana estará aquí.
Mis yernos sois, y yo os quise
de su llegada advertir,
porque seáis los primeros
en entrar con él en lid.
Para ello buenos caballos
y finas armas os di:
con que mañana, apretad;
y hasta mañana, dormid.»

.......................

Cómo sentó a los dos condes
noticia tal, a decir
no se atrevieron jamás
las nobles hijas del Cid.



La leyenda del Cid de José Zorrilla

Introducción: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII; Capítulo I: I - II - III - IV - V - VI; Capítulo II: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX; Capítulo III: I - II - III - IV - V - VI - VII VIII; Capítulo IV: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII - XIII; Capítulo V: I - II - III - IV - V - VI - VII; Capítulo VI: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII; Capítulo VII: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII; Capítulo VIII: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX; Capítulo IX: I - II - III - IV - V; Capítulo X: I - II - III - IV - V - VI - VII - VIII - IX - X - XI - XII; Capítulo XI: I - II - III - IV - V - VI - VII; Capítulo XII: I - II - III - IV - V - VI - VII; Capítulo XIII: I - II - III - IV; Capítulo XIV: I - II - III - IV; Capítulo XV: I - II - III - IV;