Índice:La Isla del Tesoro - Caballero 1901.djvu

De Wikisource, la biblioteca libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La Isla del Tesoro - Caballero 1901.djvu
Autor Robert Louis Stevenson
Traductor Manuel Caballero
Título La Isla del Tesoro
Año 1901
Imprenta Appleton y Compañía
Fuente https://catalog.hathitrust.org/Record/100549710
Progreso Corregido — Todas las páginas corregidas pero no todas validadas
Páginas
PARTE I: EL VIEJO FILIBUSTERO

CAPÍTULO I: EL VIEJO LOBO MARINO EN LA POSADA DEL “ALMIRANTE BENBOW”

CAPÍTULO II: “BLACK DOG” APARECE Y DESAPARECE

CAPÍTULO III: EL DISCO NEGRO

CAPÍTULO IV: EL COFRE DEL MUERTO

CAPÍTULO V: DEL FIN QUE TUVO EL MENDIGO CIEGO

CAPÍTULO VI: LOS PAPELES DEL CAPITÁN

PARTE II: EL COCINERO DE “LA ESPAÑOLA”

CAPÍTULO VII: SALGO PARA BRÍSTOL

CAPÍTULO VIII: LA TABERNA DE “EL VIGÍA.”

CAPÍTULO IX: PÓLVORA Y ARMAS

CAPÍTULO X: EL VIAJE

CAPÍTULO XI: LO QUE OÍ DESDE EL BARRIL

CAPÍTULO XII: CONSEJO DE GUERRA

PARTE III: MI AVENTURA DE TIERRA

CAPÍTULO XIII: CÓMO EMPEZÓ LA AVENTURA

CAPÍTULO XIV: EL PRIMER GOLPE

CAPÍTULO XV: EL HOMBRE DE LA ISLA

PARTE IV: LA ESTACADA

CAPÍTULO XVI: EL DOCTOR PROSIGUE LA NARRACIÓN Y REFIERE CÓMO FUÉ ABANDONADO EL BUQUE

CAPÍTULO XVII: EL DOCTOR, CONTINUANDO LA NARRACIÓN, DESCRIBE EL ÚLTIMO VIAJE DEL SERENÍ

CAPÍTULO XVIII: EN QUE CUENTA EL DOCTOR CÓMO CONCLUYÓ EL PRIMER DÍA DE PELEA

CAPÍTULO XIX: EL NARRADOR PRIMERO TOMA OTRA VEZ LA PALABRA—LA GUARNICIÓN DE LA ESTACADA

CAPÍTULO XX: LA EMBAJADA DE SILVER

CAPÍTULO XXI: EL ATAQUE

PARTE V: MI AVENTURA DE MAR

CAPÍTULO XXII: DE CUAL FUÉ EL PRINCIPIO DE MI AVENTURA

CAPÍTULO XXIII: EL REFLUJO CORRE

CAPÍTULO XXIV: EL VIAJE DEL “CORACLE”

CAPÍTULO XXV: ¡ABAJO LA BANDERA DEL PIRATA!

CAPÍTULO XXVI: ISRAEL HANDS

CAPÍTULO XXVII: “¡PIEZAS DE Á OCHO!”

PARTE VI: EL CAPITÁN SILVER

CAPÍTULO XXVIII: EL CAMPO ENEMIGO

CAPÍTULO XXIX: OTRA VEZ EL DISCO NEGRO

CAPÍTULO XXX: BAJO PALABRA

CAPÍTULO XXXI: EN BUSCA DEL TESORO—EL DIRECTORIO DE FLINT

CAPÍTULO XXXII: LA VOZ DEL ALMA EN PENA

CAPÍTULO XXXIII: LA CAÍDA DE UN CAUDILLO

CAPÍTULO XXXIV: SE CUENTA EL FIN DE ESTA VERDADERA HISTORIA